21 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras, las tiendas de la cadena en Reino Unido suprimen el servicio de venta de segunda mano en plena pugna entre el formato físico y el streaming

Ocaso de Game: El 'gigante' del videojuego resiste aún en España ante su crisis internacional

Fachada de una tienda Game.
Fachada de una tienda Game.
Recientemente Game ha tenido que hacer frente a la indignación de sus clientes. El motivo ha sido un cambio en el programa de fidelización por puntos, que ahora caducan al año. Los clientes de la empresa de videojuegos achacan este movimiento a una presunta crisis que podría estar viviendo la compañía, que en Reino Unido ha decidido suprimir el servicio de venta de segunda mano. Y es que en pleno auge del ‘streaming’, los videojuegos en formato físico están experimentando una crisis.

La tienda de videojuegos Game está en el centro de la polémica debido a su programa de fidelización por puntos. Según han manifestado sus clientes a través de redes sociales como X, la cadena habría eliminado los puntos acumulados con una antigüedad superior a un año, lo que habría supuesto pérdidas para sus compradores más fieles, que esperaban el momento propicio para gastarlos.

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), “si la empresa decide cambiar la política en un determinado momento debería habérselo comunicado en tiempo y forma a los titulares de esos puntos para que decidiesen qué hacer, no eliminarlo sin más alegando una caducidad que hasta ese momento no se había aplicado. Esto último podría considerarse una mala práctica comercial por parte de la tienda, y de ahí las comprensibles quejas de los clientes”.

Según las personas que compran regularmente en Game, estos puntos llevaban años sin caducar. Sin embargo, la compañía explicaba al medio Hobby Consolas que “legalmente la cláusula siempre ha estado en el contrato, por lo que no ha habido un cambio en la misma, sino una ejecución, y entonces no es requisito legal avisar previamente”.

Además de la caducidad ya mencionada, la cadena de videojuegos habría rebajado los puntos que dan por cada euro de compra de 10 a 6. Para algunos de sus clientes, esto ha supuesto una voz de alarma que, unida a las noticias que llegan desde la cadena en Reino Unido, podría augurar malos tiempos para la empresa.

Los problemas en Game Reino Unido

Según medios británicos especializados en videojuegos, las tiendas Game en Reino Unido también habrían anunciado un importante cambio que se aplicaría desde el pasado 16 de febrero: eliminar la venta de segunda mano. Por el momento, la medida no se adoptará en España.

Tienda Game en Reino Unido.

Para Game la venta de videojuegos de segunda mano ha sido una de las grandes bazas de la perseverancia de un negocio que ha sabido reinventarse con los años. En España, y tal y como informaba el medio Vandal en una entrevista a Pablo Crespo, director general de Game España, la ahora cadena comenzó con una pequeña tienda situada en un piso de la calle Montera llamada OneWay Software. El funcionamiento era similar al de Netflix: ofrecer videojuegos de alquiler.

El formato tuvo tanto éxito que fue creciendo y cambiando de nombre. Y también reinventándose. Se unieron a la compañía británica Electronic Boutique, que fue la encargada de cambiar el nombre a Game y de iniciar su expansión. En los tiempos en los que el formato físico era una necesidad para consumir ciertos contenidos, Game consiguió tener presencia en varios países. Pero llegó la quiebra. En Reino Unido e Irlanda cerraron más de la mitad de sus tiendas, pero no en España, donde se mantuvieron todas.

Esta es una pequeña muestra de que Game en España parece funcionar al margen de sus compañeras internacionales. Según el medio Cinco días, en el año 2022 incrementó un 11 por ciento su facturación. Y lo hizo ampliando su negocio. Lejos de los inicios de la compañía, Game no solo ofrece videojuegos nuevos y usados, sino que repara consolas y vende también merchandising.

‘Streaming’ vs formato físico

Sin embargo, el perfil de persona que acudía a comprar videojuegos a una tienda física ha cambiado. El auge del streaming no solo se nota en plataformas de contenido audiovisual como Netflix, Disney Plus+ o HBO, sino también en las que venden videojuegos, como Steam, Origin o Epic Games. Según algunos estudios, el 95 por ciento de los videojuegos vendidos el pasado 2023 a nivel mundial se compraron en una de estas plataformas.

De este modo, el videojuego físico, al igual que sucede con el DVD o el CD, es un producto que tiene un público principalmente coleccionista. Una tendencia que viene dada ya no solo por el cambio en el consumo —el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) ya afirmaba en el año 2020 que el 28,6% de las compras de ocio y cultura pertenecían al gasto en consumo online—, sino por la desaparición gradual de dispositivos como los reproductores de DVD, que antes solían estar integrados en los ordenadores y ya apenas se encuentran.

La cantante Taylor Swift ofreció hasta cuatro ediciones especiales para coleccionar de la regrabación de su CD '1989'.

Ahora se apuesta más por la compra de entretenimiento intangible, mientras que el formato físico, en caída desde hace años, intenta reinventarse ofreciendo contenidos para su público objetivo: los coleccionistas. Así, en el mercado musical —en el que plataformas como Spotify también han cambiado el modo de consumir música—, los artistas suelen ofrecen varias versiones del mismo disco, con diferentes sesiones de fotos, pósteres y merchandising que hacen más atractiva su venta.

En cuanto al mercado de los videojuegos, solo queda esperar a ver si tiendas especializadas como Game logran reinventarse para resistir los avances, tal y como han hecho en los últimos años.

COMPARTIR: