09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Todo lo que necesitas para trabajar cómodo desde tu propia casa

 

En la actualidad, vivimos una época en la que el teletrabajo copa cada vez más empleos, en los que las empresas ven y reconocen las enormes ventajas de trabajar desde casa. Además, hoy en día como sociedad también se está viviendo un cambio por el cual cada vez más trabajadores autónomos pueden desarrollar sus actividades e ideas de negocio en un entorno digital, facilitándoles el hecho de poder trabajar desde casa o, en realidad, desde cualquier parte del mundo. 

No obstante, la realidad es que, a pesar de que cada vez son más las personas que optan por el teletrabajo, todavía no está muy extendida la importancia que tiene la comodidad y la ergonomía dentro de esta forma de trabajar. Lo cierto es que contar con un espacio de trabajo que sea cómodo y que cuide de nuestra salud, como por ejemplo la necesidad de invertir en una silla de escritorio de calidad, debería ser algo sobre lo que todo el mundo debería tener conciencia. 

Por este motivo, en el día de hoy nos hemos propuesto indagar cuáles son los aspectos fundamentales que cualquier trabajador o empresa debería cuidar cuando practica el teletrabajo: desde la importancia de una buena silla, hasta el cuidado del entorno o la altura a la que debe colocarse el escritorio. Todos ellos son factores que influyen en la productividad y, por tanto, en la eficiencia que pueda tener el empleado. 

Un espacio adaptado y que favorezca la concentración

Lo principal para poder estar cómodos trabajando desde casa es crear un espacio que esté adaptado a las necesidades concretas de cada profesional, de forma que le facilite día  a día su trabajo. Además, este debe ser un lugar que también favorezca la concentración, por lo que el mejor consejo es que se encuentre aislado en cierta medida. Es cierto que actualmente no todas las viviendas se pueden permitir tener un espacio independiente para la oficina, sin embargo, esto sería lo más óptimo. 

Así, creando un espacio desde cero en el que la distribución se establezca únicamente en función de la comodidad y la concentración del trabajador se puede optimizar el tiempo y favorecer la productividad. Además, nunca está de más si se tiene espacio, incluir alguna zona de descanso en el propio despacho, que permita distraerse durante unos minutos sin salir del ambiente laboral para no perder la concentración. 

La importancia de utilizar una buena silla de escritorio

Otro de los puntos fundamentales para tener un buen despacho en casa o para poder teletrabajar cómodamente es utilizar una silla de escritorio ergonómica y alta calidad. Este tipo de sillas resultan fundamentales para reducir la sensación de fatiga, cuidar de la espalda y, sobre todo, para poder tener un lugar confortable en el que pasar varias horas cada día. 

En primer lugar, una buena silla para oficina debe tener un diseño ergonómico, que facilite el hecho de mantener una buena postura con la espalda y que no cargue ciertas partes de nuestro cuerpo con el paso de las horas. Hoy en día, además, tenemos la suerte de poder escoger entre cientos de estilos de sillas de escritorio para todos los gustos, que siguen manteniendo la alta calidad y la ergonomía sin renunciar a un diseño de buen gusto. 

Una mesa lo más a medida posible

Dentro de un espacio dedicado al teletrabajo, por lo general, de lo que menos se suele hablar es de la importancia también del escritorio o mesa de trabajo. Este factor es tan importante que, de hecho, dependiendo de la rama profesional podríamos estar aconsejando uno u otro tipo de mesa. En este sentido, hoy en día, se suelen recomendar las mesas versátiles, que permiten adaptar fácilmente la altura a cada trabajador. 

Una ventaja de este tipo de mesas adaptables es que permiten que cualquier persona pueda trabajar de pie o sentada, según cómo le favorezca o las horas que lleve trabajando. De esta forma, junto con una silla de escritorio ergonómica se pueden reducir considerablemente las dolencias relacionadas con la espalda, facilitando el hecho de que el trabajador se pueda levantar en cualquier momento y con total facilidad. 

Complementos  y accesorios para una oficina en casa

Para terminar con estos consejos sobre cómo tener una oficina cómoda en casa, no podíamos dejar de mencionar una serie de accesorios que aportan confort y que ayudan a reducir las posibilidades de contraer una dolencia. Uno de estos accesorios imprescindibles es el reposapiés, un elemento que se recomienda comprar junto a la silla de oficina para lograr un apoyo mucho más eficiente durante la jornada laboral. 

Otro de los accesorios que pueden resultar útiles y contribuyen a mejorar la comodidad en un despacho en casa son los elevadores para pantallas, que nos permiten regular la altura a la que vemos la pantalla adaptándola por completo a la altura de nuestros ojos. 

COMPARTIR: