10 de diciembre de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Moncloa ha forzado la caída de los presidentes de Renfe y Adif por lo ocurrido en Asturias y Cantabria, pese a las reticencias de Transportes

El Grupo CAF intenta sortear el escándalo de 'trenes y túneles' en plena expansión europea

/ Grupo CAF
El Grupo CAF intenta sortear los problemas derivados de la polémica de los trenes anchos de Cantabria y Asturias en plena expansión de la multinacional vasca en Europa. La compañía ronda un crecimiento de dos dígitos que podría sostenerse tras conseguir un contrato que supera los 600 millones de euros para fabricar más de 200 trenes en los Países Bajos.

La Moncloa cerró ayer por las bravas la polémica sobre los trenes anchos de Asturias y Cantabria. Pedro Sánchez forzó la caída de los presidentes de Renfe y ADIF, Isaías Táboas y la prestigiosa Isabel Pardo de Vera, que estaban respaldados por la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. 

Mientras tanto, la compañía encargada de realizar los convoyes, el Grupo CAF, intenta que el escándalo no afecte a su expansión europea. Cabe recordar que la multinacional vasca soslayó en su balance del ejercicio de 2021 el retraso que sufrían estos trenes

Según Transportes, 21 trenes para Cantabria y 11 para Asturias iban a estar listos para 2024. Pero un error de diseño a la hora de calcular la altura de los convoyes iba a impedir que estos pasasen por algunas líneas de Cercanías, por lo que han tenido que volver a diseñarse ocasionando un gran retraso pese a que los trenes en sí no se habían fabricado. 

Golpe de autoridad en La Moncloa a cuenta de los trenes

Pedro Sánchez da un golpe de autoridad en un momento de debilidad gubernamental a causa del divorcio existente en La Moncloa entre los dos socios del Ejecutivo, enfrentados por la polémica de la 'ley del sí es sí'. 

La multinacional vasca, mientras tanto, guarda silencio sobre el error. Pero fuentes de la compañía advierten que fueron ellos los que detectaron el fallo tras haber ganado un concurso por valor de 258 millones de euros diseñado por Renfe, que asegura que se basó en las medidas de documentación de Adif. 

Paradójicamente, el retraso de los trenes podría implicar que CAF suba el precio de los trenes al Gobierno por el ajuste de los precios de los materiales. 

Lluvia de contratos a CAF desde Europa

La elevada cartera de pedidos de la que dispone el grupo vasco, explica CAF en sus últimas cuentas  trimestrales, "continúa respaldando un crecimiento interanual cercano al doble dígito, a pesar del impacto de los problemas de la cadena de suministro en Solaris" (filial de autobuses deslocalizada en Polonia). 

Grupo CAF. 

Este crecimiento podría sostenerse ya que acaban de recibir una adjudicación por valor de más de 600 millones de euros en los Países Bajos. El operador holandés NS (Nederlandse Spoorwegen), empresa que gestiona los servicios de cercanías e interurbanos de la red ferroviaria holandesa, la ha contratado para el suministro de su nueva flota de trenes de dos pisos destinados a servicios interurbanos. 

Jerusalén mancha la imagen del Grupo CAF

Este contrato, explican desde la compañía, "abarca el suministro de 30 unidades de 4 coches y 30 unidades de 6 coches, así como el soporte técnico para su mantenimiento, actividad que realizará el propio NS. El volumen del contrato recién firmado supera los 600 millones de euros, acuerdo que contempla opciones adicionales de contratación de más unidades que incrementarían dicho importe". 

Más controvertida es su participación en la construcción del tranvía ligero de Jerusalén, lo que, según algunos sindicatos, supone un aval a la ocupación ilegal de Palestina por parte de Israel. 

COMPARTIR: