23 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha presentado este martes la nueva imagen corporativa, que ha llenado de indignación a la ciudadanía

Correos se gasta 168.000 euros en un nuevo logo que apenas tiene cambios: le han borrado cinco bolas

Logos de Correos.
Logos de Correos.
La formación política de Ciudadanos ha criticado este miércoles, 5 de junio, que Correos se haya gastado 168.000 euros a cargo del "dinero público" que paga "el contribuyente" en un nuevo logo que es casi igual al anterior, un hecho que han calificado de "indignante", una "vergüenza" y "tomadura de pelo". Desde Correos aseguran que este logotipo es una adjudicación del anterior gestor nombrado por el PP, por lo que "se encontraron con el asunto sobre la mesa" y tuvieron que cumplir el acuerdo.

La única diferencia entre el nuevo logo de Correos y el anterior es que le han cortado un poco la corona y ésta ha perdido cinco bolas. No hay más, pero ese cambio ha costado nada menos que 168.000 euros a los ciudadanos. Eso es lo que se ha gastado Correos. Cinco bolas menos por 168.000 euros.

El grupo Ciudadanos ha criticado duramente que Correos se haya gastado ese dinero a cargo del "dinero público" que paga "el contribuyente" en un nuevo logo que es similar al anterior, un hecho que han calificado de "indignante", una "vergüenza" y "tomadura de pelo".

El nuevo logo mantiene su característica cornamusa y corona, así como el color amarillo corporativo, pero con un diseño más sencillo, ágil y abierto, según la compañía. Sin embargo, es evidente que el cambio se reduce a la desaparición de las bolas y el recorte de la corona. Poca cosa para justificar 168.000 euros por la implantación de la imagen corporativa de la empresa, sobres, muebles, uniforme, etc...

Esa cantidad de dinero es, por ejemplo, lo que cuesta formar un Médico Interno Residente (MIR), o rehabilitar todo el mobiliario urbano de Castellón de la Plana roto por actos vandálicos en un año. Con casi 170.000 euros se podríalimpiar las 1.000 toneladas de toallitas húmedas que atascan las canalizaciones de la ciudad de Madrid o rehabilitar la famosa Casa del Césped de la Ciudad de Santa Cruz de la Palma, cuyo Ayuntamiento tuvo que desistir de acometer por el excesivo coste que suponía. Con 168.000 euros se puede incluso comprar una casa en una buena zona de Berlín. Aquí lo gastaron en quitarle cinco bolitas al logotipo de Correos.

El nuevo logo ha perdido sus bolas.

Los actuales gestores de Correos sin embargo, se exculpan y ya han dicho en su cuenta de Twitter que en octubre de 2016, cuando gobernaba Mariano Rajoy, se publicó "el pliego de condiciones técnicas de implementación de nueva arquitectura de marca y desarrollo de identidad visual de Correos, que fue adjudicado en septiembre de 2017". El importe de licitación fue de 250.000 euros, según ha añadido la compañía y fue aprobado por el anterior presidente, Javier Cuesta Nim, que accedió al cargo en marzo de 2012.

Desde fuentes de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos S.A. aseguran que el nuevo presidente, José Manuel Serrano, "se lo ha encontrado encima de la mesa". La empresa encargada del nuevo diseño presentó un estudio con los logos y se aceptó la propuesta. 

"Una tomadura de pelo"

Sin embargo, el senador Sergio Ramos, secretario de comunicación corporativa del PP, ha subrayado que él no pone "en duda el contrato público", sino que "los actuales responsables no hayan vigilado que no se puede cobrar ese dinero euros por quitar las bolas de una corona". A su entender, es "legal" pero "una tomadura de pelo".

En parecidos términos se ha expresado el candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, que ha criticado el gasto de "cientos de miles de euros en cambiar el logo para dejarlo igual". En este sentido, ha recalcado que es "indignante" la forma en la que dilapidan dinero público" en el PSOE. "Primero colocaron al jefe de gabinete de Sánchez como presidente de Correos, sin tener ni idea del negocio y a razón de 200.000 euros al año", ha asegurado en un mensaje en la misma red social.

Juan Manuel Serrano, un 'sanchista' bien asalariado

Juan Manuel Serrano fue jefe de gabinete del líder socialista desde 2014, susttuido por Iván Redondo, y ha atravesado con Pedro Sánchez los momentos más complicados de su carrera política hasta la llegada a Moncloa tras la moción de censura a Mariano Rajoy.

Con la llegada de Sánchez a la presidencia todo parecía indicar que Serrano volvería a su puesto como gerente de organización y recursos de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), pero el líder socialista le entregó la presidencia de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A.  Su predecesor en esta empresa pública, Javier Cuesta Nuin, llegó a cobrar la cifra de 191.053 euros brutos en 2017. De acuerdo a estos parámetros, José Manuel Serrano percibiría un salario que le supone cobrar 75.000 euros brutos más al año que el que recibía en el PSOE.

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos. 

Con su llegada al frente de Correos su pretensión ha sido la modernización del servicio postal. Sin embargo, ésta puesta al día se ha revelado más lenta de lo que prometía y, además, no ha conseguido llevar la calma a las reivindicaciones de los trabajadores de Correos, sino todo lo contrario.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el sindicato más representativo de las administraciones públicas, presentó a finales del año pasado el calendario de movilizaciones previsto para la época en la que se dispara la compra online y el volumen de paquetería.

COMPARTIR: