03 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El trabajado estudio de la consultora Stratesys advierte de la irrupción del voice commerce y la realidad virtual y aumentada

El tremendo crecimiento del comercio electrónico para 2021: Ganarán protagonismo las búsquedas por voz

El comercio electrónico hace reparto domiciliario.
El comercio electrónico hace reparto domiciliario.
Las previsiones para 2021 para el ecommerce o comercio electrónico son halagüeñas. La pandemia hizo que muchas empresas focalizaran sus miradas en el comercio electrónico, el cual ahora perciben como indispensable para seguir creciendo. En este 2021, se marcarán unas tendencias que deberán incorporar las empresas para lograr sus objetivos.

La eclosión de la Covid-19 el año pasado propició que muchas marcas se interesasen por el comercio electrónico. Este año, con la pandemia aún presente y con el temporal que ha sufrido el país, son muchas las personas que se encuentran aisladas en sus domicilios. Como consecuencia, el comercio electrónico o ecommerce ha experimentado una rápida maduración y se ha convertido en uno de los principales beneficiados de la situación.

La mayor parte de las marcas han conseguido reponerse a las grandes pérdidas que sufrieron durante los primeros meses del confinamiento, pero en este 2021 tienen que seguir buscando para mantener su crecimiento. Por esto, el ecommerce se ha convertido en el objetivo de los negocios para aumentar sus ingresos.

Antes del confinamiento, muchos consumidores se mostraban suspicaces a realizar compras de manera online. Sin embargo, la comodidad y eficacia que ofrece el ecommerce ha roto la barrera de la desconfianza inicial del comprador propiciando el aumento exponencial de usuarios.

Con vistas al futuro, surgen cuestiones como cuáles serán las tendencias en los meses venideros o cómo será la evolución del comercio electrónico. Según el último informe elaborado por la consultora Stratesys, estas son las principales tendencias que seguirá ecommerce durante este año:

Realidad virtual y aumentada

Algunas empresas tecnológicas, como Apple, han incorporado la realidad virtual en sus dispositivos. Todo apunta a que el ecommerce no se va a quedar al margen de esta tendencia y en 2021 acabará incorporándola. La realidad aumentada tiene una gran ventaja y es que consigue traspasar uno de los principales obstáculos de las compras online: la incapacidad de apreciar de la forma más real posible el producto. Esta tecnología logra que el cliente visualice mejor los productos y posibilita la creación de experiencias personalizadas para cada consumidor.

Amazon es el gigante del comercio electrónico a nivel mundial.

La inteligencia artificial es una tecnología emergente que está reformulando el funcionamiento del comercio electrónico. Cada vez son más las plataformas de marketing que optan por este recurso. De este modo, logran conceder un mejor servicio a sus clientes y, a su vez, las plataformas pueden calcular precios y descuentos atendiendo a la demanda y el mercado.

Se prevé que la Inteligencia Artificial sea un factor muy importante para que las marcas comprendan cómo reaccionan los clientes ante sus productos o servicios y se vuelvan más competitivos en el mercado.

Los Chatbots

El empleo de los Chatbots en el ecommerce es cada vez mayor debido a que se están convirtiendo en la principal fuente de información. Esta herramienta permite automatizar los servicios de consulta o búsqueda de productos, a la vez que facilita a los clientes una solución rápida y eficiente a cualquier hora del día.

El empleo de bitcoins, así como la investigación del blockchain, acabará convirtiéndose en una de las tendencias de este año. Este método de pago ofrece ventajas como la seguridad, el procesamiento rápido y el aumento de la velocidad de las transacciones en línea. Se cree que los comercios que acepten el pago con criptomonedas se convertirán en líderes.

Voice-commerce

Ante el crecimiento en años pasados de las búsquedas por voz, se espera que en 2021 se produzca el apogeo del reconocimiento de voz con el fin de ofrecer soluciones acordes al cliente y una experiencia más cercana. Con las búsquedas de voz, el cliente solo tendrá que hacer una petición oral para encontrar lo que necesita. Así se propiciará un diálogo más sencillo entre el comprador y el negocio.

En el caso de que las marcas quieran ser realmente competitivas en el ecommerce, tendrán que intentar brindar una experiencia uniforme y férrea a través de los canales.

Otro objetivo de las empresas será el de ser capaces de conocer a los clientes, recopilar toda la información necesaria para ofrecer a cada uno de ellos un servicio lo más personalizado posible atendiendo a sus preferencias.

El mobile-commerce

Los dispositivos móviles se están consolidando como instrumento indispensable, de tal forma, que las compras a través de ellos siguen aumentando. En el año 2016, las compras desde móviles se encontraban alrededor del 15%, en cambio, para finales de 2021 se prevé abarquen el 70% del tráfico en este mercado. No se puede pasar por alto este dato, de modo que, si las marcas desean captar y fidelizar a los clientes, deberán centrar sus esfuerzos en mejorar la experiencia desde dispositivos móviles. Los ecommerce manager han de interiorizar el lema mobile first para que las empresas logren sus objetivos en este mercado.

Las redes sociales están captando rápidamente un gran número de clientes. Gracias a la incorporación en Instagram de la opción “Checkout”, las redes sociales han comenzado a desempeñar una función muy importante en el comercio electrónico. Por esto, muchas empresas han optado por la creación de planes de marketing de social media para mejorar la conversión. Su tratamiento de las redes sociales es ya el de un escaparate virtual y buscan mostrar en ellas lo que quieren que sus posibles clientes vean.

Los negocios que decidan incorporar estas tendencias deberán hacerlo siempre poniéndose en el lugar del cliente y pensando en cómo será su experiencia. De esta forma, conseguirán resultados y beneficios lo antes posible.

COMPARTIR: