23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Consigue dinero gracias a las acciones de dividendos

Las restricciones de movilidad, los toques de queda y demás medidas impuestas para la gestión de la pandemia del COVID-19 han traído grandes cambios a nuestro estilo de vida. Tanto es así, que muchos de nosotros nos planteamos explorar intereses sobre los que antes no habíamos reflexionado. Si uno de esos intereses resulta ser la inversión en acciones, este artículo te resultará de gran ayuda. A continuación vamos a hablarte de las acciones de dividendos, que te permitirán obtener parte de los beneficios de la empresa en la que hayas invertido.

Lo que necesitas saber sobre las acciones de dividendos

Muchas empresas deciden utilizar los beneficios obtenidos para reinvertirlos en planes de expansión y crecimiento, con el fin de asegurar el futuro de su proyecto. Sin embargo, otras deciden repartir estos beneficios entre sus accionistas en forma de dividendos. Estos dividendos suponen una cantidad prefijada, determinada por la cantidad de acciones de la empresa que posean los diferentes inversores. A través de los dividendos podemos asegurar un abono periódico en metálico, aunque también podemos organizarlo para que el pago se haga en acciones, incrementando la cartera de acciones sin necesidad de gastar dinero.

Una estrategia conservadora a seguir a la hora de realizar estas inversiones de renta variable consiste en confiar nuestro capital a negocios rentables en buena situación financiera y de mercado, capaces de garantizar unos beneficios anuales crecientes o, por lo menos, estables. Si encuentras una empresa que cumpla estos requisitos, y que no tenga planes de expansión muy ambiciosos, entonces podrás asegurar la obtención de unas buenas cifras de dividendos. Esta estrategia guarda cierta similitud con la inversión de bonos o en activos estables del mercado secundario que no sufren de fuertes cambios en su rentabilidad. 

A pesar de esto, los dividendos nos ofrecen una versatilidad y rentabilidad superiores a otras estrategias de inversión basadas en activos de renta fija. Esto se debe a que la rentabilidad se ve influenciada por el funcionamiento del negocio en el que invertimos, lo que hace que pueda cambiar severamente con el tiempo. A pesar de este posible riesgo, la inversión en acciones de dividendos se trata de una de las estrategias más conservadoras de renta variable. En caso de que busques reducir los riesgos, será importante que diversifiques los activos de la cartera de acciones, para no depender únicamente de las fluctuaciones en el funcionamiento de una única empresa.

Ahora que conoces el concepto de las acciones de dividendo, es importante que sepas cuales son los diferentes tipos de dividendo existente (además del dividendo ordinario):

  • Dividendo complementario: se puede dar el caso de que, cuando las empresas en las que se ha invertido entregan sus dividendos "a cuenta de los futuros beneficios", la estimación que tengan de ellos varía de los realmente obtenidos. En estos casos, la empresa se compromete a añadir un dividendo complementario que permita rematar el reparto.
  • Dividendo a cuenta: este tipo de dividendo se caracteriza por entregarse de forma previa al ordinario. Suelen entregarse en casos en los que la empresa decide fraccionar el dividendo ordinario, entregándolo en diferentes periodicidades durante el ejercicio económico, siendo los dividendos a cuenta aquellas fracciones entregadas antes del reparto.
  • Dividendo extraordinario: la obtención de este capital srugen de operaciones ajenas a la facturación de la empresa en la que se ha invertido, ya sea la venta de un terreno u de otro activo que permita a la empresa conseguir una plusvalía que pueda repartir entre sus accionistas.

¿Qué empresas ofrecen los mejores dividendos?

Si estás interesado en meterte de lleno en esto de las acciones de empresas que pagan dividendos, es probable que te estés haciendo la siguiente pregunta: "¿en qué compañías podría invertir mi capital?". Como mencionamos anteriormente, a la hora de asegurar la obtención de dividendos has de buscar empresas estables, con buena posición financiera y sin planes de expansión que les obliguen a redirigir el dinero que han obtenido gracias a su proyecto.

Un ejemplo de empresa de la que podrías comprar acciones sería Coca-Cola. A pesar de que las tendencias saludables son cada vez más predominantes en el mercado, el titán de los refrescos ya está explorando posibilidades para adaptarse a este nuevo panorama y mantenerse en esa tan fuerte posición dentro del mercado, que le ha permitido repartir dividendos a sus accionistas durante los últimos 59 años.

También cabe mencionar el caso de Procter & Gamble. Dueña de marcas tan conocidas como Gillete, Oral-B, Pantene y muchas otras más, esta empresa de productos de cuidado e higiene personales ofrecen al mercado productos indispensables, cuya clientela seguirá comprando independientemente del estado en el que se encuentre la economía. Tal es su ventaja competitiva que es capaz de dictar precios de mercado, consolidando el aumento de sus dividendos durante 64 años seguidos.

Realty Income es otra opción a considerar a la hora de buscar beneficios en la inversión de acciones por dividendos. Este fondo de inversión inmobiliaria invierte en ubicaciones minoristas, cuyos inquilinos operan farmacias, supermercados y otros negocios de futuro garantizado. Además, ha conseguido mantener el pago de dividendos a sus accionistas durante los últimos 50 años.

COMPARTIR: