21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Huertos solares: obtén tu propia energía eléctrica de la mano de Solvalen

La energía solar ha emergido como una solución crucial para satisfacer las crecientes demandas energéticas a nivel mundial, al tiempo que se reduce la dependencia de los combustibles fósiles. Los huertos solares, en particular, se han convertido en una opción popular para generar electricidad de manera sostenible y rentable. Pero, ¿qué se necesita para construir un huerto solar exitoso? ¿Cuál es el objetivo de estas instalaciones? Vamos a descubrirlo.

¿Qué son los huertos solares?

Los huertos solares son infraestructuras que recogen la energía del sol y la convierten en electricidad utilizable.  A diferencia de las instalaciones solares residenciales, los huertos solares están diseñados para generar energía en cantidades significativas, alimentando a comunidades enteras o suministrando energía a la red eléctrica. 

Los huertos solares funcionan mediante un proceso relativamente sencillo pero altamente efectivo. Los paneles solares, compuestos por células fotovoltaicas, captan la luz solar y la convierten en electricidad a través del efecto fotovoltaico. Esta electricidad generada se transporta a través de cables hacia un inversor, donde se convierte en corriente alterna compatible con la red eléctrica.

La importancia de los huertos solares radica en su capacidad para generar energía limpia y renovable, reduciendo así la dependencia de combustibles fósiles y contribuyendo a la mitigación del cambio climático y la diversificación de la matriz energética y fomentando la autosuficiencia energética a nivel local. Por este motivo, la instalación de huertos solares se está expandiendo cada vez más gracias a empresas como Solvalen, que ponen al alcance de cualquier ciudadano concienciado con el medioambiente la posibilidad de montar su propio huerto solar.

¿Qué hace falta para construir un huerto solar? 

Antes de instalar un huerto solar, es importante tener en cuenta varios factores. Uno de los más importantes es la evaluación del terreno, asegurándose de que tenga una orientación adecuada para maximizar la captación de luz solar.  Por otra parte, la construcción de un huerto solar está sujeta a una variedad de regulaciones que pueden incluir restricciones de zonificación, permisos de construcción, evaluaciones ambientales y acuerdos de interconexión con la red eléctrica. Es crucial obtener todos los permisos necesarios y cumplir con los requisitos legales antes de iniciar el proyecto.

Una vez tenidas en cuenta las consideraciones técnicas y legales previas, toca comprar todo lo necesario para la instalación de un huerto solar que te permita capturar, convertir y distribuir la energía solar de manera eficiente. En Solvalen encontrarás todos los elementos necesarios para realizar la instalación:

Paneles solares

Los paneles solares fotovoltaicos son el corazón de cualquier huerto solar y se encargan de convertir la luz del sol en electricidad de corriente continua (CC) a través de las células fotovoltaicas, que son el elemento principal que se encuentra en todos los paneles solares. Estos paneles pueden ser monocristalinos, policristalinos o de película delgada, cada uno con sus propias ventajas en términos de eficiencia y coste.

Inversores de corriente

Este elemento del huerto solar es el que se encarga de convertir la corriente continua (CC) que generan las células fotovoltaicas de los paneles solares en corriente alterna (CA), que es la que se utiliza para conectarse a la red eléctrica y la que permite que los dispositivos eléctricos funcionen. Los inversores pueden ser de tipo centralizado, string o microinversores, dependiendo del tamaño y la configuración del sistema solar.

Estructuras de montaje

Las estructuras de montaje sostienen y posicionan los paneles solares en el terreno o en las superficies elevadas, como techos o estructuras de seguimiento solar. Están diseñadas para resistir condiciones climáticas adversas y garantizar la estabilidad y la orientación óptima de los paneles para maximizar la captura de luz solar.

Cables y sistemas de conexión

Los cables eléctricos y los sistemas de conexión son fundamentales para interconectar los paneles solares, los inversores y otros componentes del sistema solar. Deben ser de alta calidad y capaces de soportar la corriente eléctrica generada por el huerto solar sin pérdidas significativas de energía.

Ventajas de los huertos solares a largo plazo

El principal objetivo de los huertos solares es contribuir a la sostenibilidad y fomentar la independencia energética aprovechando una fuente inagotable de energía como es la radiación solar, lo cual implica una menor dependencia de otras fuentes de energía más caras y contaminantes como el carbón o el gas natural, que a menudo deben importarse de otras regiones o países. 

Además, a nivel individual también supone una inversión a largo plazo para quienes eligen esta opción, ya que una vez que se ha amortizado el coste inicial de instalación, la electricidad generada a partir de la energía solar puede considerarse prácticamente gratuita, e incluso generar beneficios si la distribuyes a la red eléctrica o proporcionas energía a una comunidad. Calcula tu ahorro y verás como merece la pena.

Finalmente, otra ventaja de los huertos solares es que descentraliza la producción de energía y estabiliza los costes, ya que los huertos solares permiten distribuir la generación de energía de manera más equitativa, reduciendo la necesidad de grandes centrales eléctricas y facilitando la integración de sistemas energéticos más flexibles. En cuanto a la estabilización de los precios, la energía solar es una fuente gratuita y abundante que, a diferencia de lo que ocurre con los combustibles fósiles, no fluctúa debido a factores geopolíticos y económicos.

COMPARTIR: