27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Para qué sirve el carnet B y qué pasa si no lo tienes renovado

Disponer de un vehículo propio es una ventaja significativa en lo que respecta a la eficiencia de la que disfrutamos a diario. Depender del transporte público no es lo ideal y, si quieres gozar de absoluta autonomía en términos de movilidad, te animamos a que te saques cuanto antes el carnet de conducir. Ahora bien, debes saber que existen múltiples modalidades de este título y cada una de ellas te habilitará para circular con un vehículo u otro. Uno de los más populares es el carnet B: veamos en qué consiste y qué consecuencias se derivan de no tenerlo al día. 

Qué vehículos puedes conducir con el carnet B

Si tienes pensado apuntarte a una autoescuela para adquirir los conocimientos y permisos pertinentes como para circular a voluntad, es importante que conozcas las diferentes titulaciones que existen. El carnet b es el más importante de todos y, por ende, el que más personas suelen tener. Pero, ¿para qué vehículos exactamente te habilita este documento?

El carnet B sirve para conducir cualquier clase de turismo y motos convencionales. Es decir, los vehículos básicos del mercado. No obstante, también podrás llevar automóviles con MMA inferior a los 3.500 kg y aquellos que tengan hasta un máximo de 8 pasajeros. De igual modo, podrás circular con remolques de hasta 750 kg, como las caravanas, vehículos agrícolas y ciclomotores de tres y cuatro ruedas.

Así pues, estamos ante un título realmente amplio con muchas posibilidades de movilidad. Obtenerlo no es complicado, solo hay que encontrar una autoescuela de rigor que efectivamente te prepare como toca para las pruebas teóricas y prácticas. Si acudes al centro adecuado, en unos pocos meses podrás tener operativo tu carnet tipo B.

 

Cómo renovar el carnet B de conducir

Es importante comentar que el carnet B no es vitalicio, sino que hay que renovarlo periódicamente para mantenerse dentro de los estándares legales de circulación. Concretamente, hay que actualizarlo cada 10 años hasta la edad de los 65 años y, a partir de entonces, tocará hacerlo en periodos de 5 años. De igual modo, conforme el conductor va envejeciendo, este margen de tiempo se puede reducir a los 2 años o incluso al año.

Para renovar el carnet B solo hay que pasar por un pequeño reconocimiento médico, donde se hacen pruebas psicotécnicas y de visión. Asimismo, hay que pagar 24’10€ de tasas de renovación, cantidad que se suma al precio establecido por el servicio en cada centro médico. Sin embargo, los mayores de 70 años no tienen que pagar dicha tasa.

El proceso es realmente rápido y en cuestión de unos pocos minutos puedes tener tu título actualizado. El carnet en formato físico tarda algunas semanas en llegar; sin embargo, hasta dicho momento, tendrás un documento provisional que te va a autorizar para circular, así como el carnet B en versión electrónica con la app de la DGT.

 

Multas por no renovar el carnet B

Sabemos bien que posponer las labores administrativas es muy habitual y, por eso, muchas personas conducen con el carnet caducado. No obstante, es importante dejar claro que hacerlo se presenta como un riesgo innecesario. Las infracciones pueden llegar a los 200€, por lo que carece de sentido dejar pasar el tiempo más de la cuenta.

Es posible que, en caso de que recibas una infracción, tengas margen para presentar un recurso. Pero enfrentar a la administración pública no siempre da sus frutos y, además, es mucho más tedioso que pedir cita en tu centro médico para renovarlo. ¡No dejes que te pille el toro y ten presente la fecha de caducidad de tu carnet B!

La gravedad aumenta considerablemente si conduces sin tan siquiera haber obtenido el carnet B, llegando a los 6.000€ y los 6 meses de prisión. Así que, si todavía no tienes tu título para circular con turismos y el resto de los vehículos previamente enumerados, apúntate cuanto antes a una autoescuela de rigor. Tu vida cambiará drásticamente al obtener el carnet.

COMPARTIR: