02 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con “Carla y los hombres” da el salto a la literatura tras triunfar en el mundo de la moda con su marca KV34

Virginia Serrano, escritora: “Todo el mundo veía lo feliz que era en mi vida, pero en el fondo yo me sentía vacía y necesitaba escribir”

Portada de la novela
Portada de la novela "Carla y los hombres" de Virginia Serrano
Virginia Serrano, se lanza con la ilusión del que descubre un mundo nuevo a la carreta literaria. “Carla y los hombres”, es su carta de presentación. Una novela vital y con toque autobiográfico que saldrá a la venta el próximo seis de noviembre. Es la nueva aventura de una mujer que transmite positividad desde el primer momento. Una de esas personas que electrifican el ambiente.

Una de esas personas que electrifican el ambiente. Vinculada por tradición al mundo del derecho relacionado con temas de urbanismo y a la empresa privada lo dejó todo para lanzarse con éxito a crear su propia marca de moda, KV34. Ahora, Serrano llega con las mismas ganas al mundo editorial

¿Cómo decides dar el salto de un mundo tan pragmático como los negocios y el derecho?

Yo no me los esperaba. Yo me dedicaba a mi trabajo en el mundo del derecho en la empresa familiar y luego en mi marca de moda, pero gracias a experiencias y situaciones vividas en mi vida como el fallecimiento de mi madre, me di cuenta de que no era feliz en el mundo empresarial. Aparentemente, desde fuera lo tenía todo, pero no era feliz y me decidí a sentarme delante de una hoja para preguntarme qué es lo que me estaba sucediendo y porqué. En vez de echar balones fuera quise hacer una introspección. Además, siempre me gustó escribir. Claro que nunca que pensé a comercializarlo. Pero fue en el momento que te digo, hace uno seis años cuando me puse a hacerlo de manera más concienzuda.

Bueno, pero después de su aventura en la moda con KV34 queda claro que en ti latía un impulso creativo

Totalmente. Siempre he pensado que nacemos en una sociedad en las que hay unos patrones que heredamos, unos patrones limitantes. Desde pequeños vamos absorbiendo eso. Yo notaba en mi interior que quería algo más de lo que en teoría era la vida que me correspondía. Necesitaba crear algo. Hacer cosas artísticas. En mi familia también hay un punto muy creativo. Mi madre y mi hermana pintan. Yo no sabía dibujar para había un impulso creativo en mí. Lo primero fue crear de la nada mi marca de ropa. Tuve 23 puntos de vente en toda España y luego venta on-line. Luego vino los “Carla y los hombres”.

¿Cómo es Carla?

Carla es el reflejo de cualquier ser humano. Tiene ilusiones, creencias, sentimientos, amores, desilusiones… He hablado con mis amistades, con vecinos, con gente de la calle. Es muy real. Lo que se cuenta le pasa a todo el mundo.

La novela tiene un punto autobiográfico. ¿Eso no da pudor?

Creo cuando escribes siempre pones parte de ti. Tú estás ahí. Claro que Clara, es un personaje de ficción y me da la oportunidad de expresarme a través de ella y  sus aventuras. Muchos de los personajes que aparecen como Cloe, Brian o Martin son gente muy reconocible en mi vida. Está todo y está nada, en el sentido de que no deja de ser algo muy común. Sí que coincidimos en el sentido de que las dos tenemos una historia de mujeres que deciden salir de su zona de confort para ser ellas mismas y vivir su vida.

¿Qué sentiste al temer el libro por primera vez en tus manos?

Hace dos semanas cuando fui a mi editorial y entré y vi el roller gigante lleno de libros con la portada yo me lo puse en el corazón y me dije a mi misma: “¡Qué campeona eres! ¡Otro sueño cumplido!”. Con los años he aprendido a que los sentimientos me dominen. Ni que lo triste me hunda ni que lo alegre me eleve por los aires, pero he decirte que en ese momento me deje llevar por ellos. Me invadió la emoción. Salí sin saber qué hacer. Fue como cuando te enamoras.

"Me gustaría que del libro se hiciera una adaptación. Mientras escribía pensaba en una serie. Blanca Suárez sería una "Carla" perfecta"

Decía Agatha Christie que la ficción le daba la libertad de matar a quien quería. ¿A ti Carla te ha dado la libertad de contar ciertas cosas?

Totalmente. En “Carla y los hombres” hay mucha liberación. Carla es una mujer libre, pero en el mundo emocional está un poco bloqueada con los hombres y se da cuenta de que es debido a su padre, que ha estado muy obsesionado con protegerla. En mi caso no quería que me impusieran nada y a través de Carla lo he contado. De una forma también es matar. En este caso a la gente que no te deja volar

¿Sigues alguna pauta a la hora de escribir?

No sigo pautar establecidas. Me dejo llevar. Me sentaba a escribir cuando todo el mundo veía lo feliz que era en mi vida, pero en el fondo yo me sentía vacía y necesitaba escribir. Después de firmar KV34 un buen concreto, por ejemplo, siempre me tenía que sentarme a escribir. Algo afloraba en ese momento y me tenía que sentar delante del ordenador.

¿Cuáles son tus influencias literarias?

A mí siempre me ha gustado leer mucho. En un momento dado leí muchos libros de autoayuda, pero “El péndulo de Foucalt” de Umberto Eco me llenó mucho por el toque histórico y antiesotérico que tenía. A lo largo de mi vida son muchos los títulos que tendría que excoger: “La Eneida” de Virgilio, “El guardián entre el centeno”, “La Regenta”, “El pájaro espino”, “El fín de la historia”; “El médico”, “Los pilares de la tierra”, las obras de Oriana Fallacci y “La insoportable levedad del ser” de Milan Kundera que es maravilloso por como retratada la frivolidad del mundo donde vivimos.

¿Se puede incluir “Carla y los hombres” en eso que llaman literatura femenina”?

Yo creo que se van a identificar todo el mundo. Hombres y mujeres. Carla es libre de alma y de espíritu y eso no depende de que género seas. Además, Carla está rodeada de personajes que están sacados del día a día, de la calle. Va a ser muy difícil que nadie se identifique algunos.

¿Habrá continuidad a este proyecto?

Hay mucha gente que me dice que ya tiene ganas de leerla, así que dependerá de la recepción del público. De hecho, estando en Malawi el año pasado pensé que en el libro quedan muchas historias abiertas. Me gustaría seguir. Carla puede dar mucho de sí.

¿Te gustaría ver el en una versión cinematográfica o televisiva?

Me encantaría. Lo veo más en tele que en cine. Mientras escribía pensaba en una serie. La forma de redactarse y de estructurarse en varias partes (amor, amigos, trabajo y familia). Sería otro sueño.

¿Qué actriz sería Carla?

Uff. Hay muchas. Ayúdame tu.

No sé por qué, pero me imagino a Blanca Suárez

Blanca Suárez. Perfecta. Me encanta. Tiene ese aire dinámico de mujer moderna. Igual le damos una idea a un productor.

COMPARTIR: