24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Marcas de coches que triunfan en el mercado de segunda mano

Por suerte, la situación del sector automovilístico en lo referente a la industria de los microchips ha mejorado bastante en los últimos meses. Así lo demuestra la disminución del tiempo de espera necesario para proceder a la entrega del modelo adquirido. Aun así, el escenario dista de ser el idóneo, sobre todo teniendo en cuenta lo que cuestan los coches hoy en día recién salidos de fábrica.

Si bien es cierto que los precios del mercado de segunda mano también se han visto incrementados, sigue siendo una opción mucho más económica, lo cual es de agradecer en plena época de crisis.

Eso sí, no todas las marcas tienen buena fama al hablar de vehículos de ocasión con una mayor o menor cantidad de años y kilómetros a sus espaldas. Hoy hablaremos de algunas de las que sí cuentan con una gran popularidad, siendo de las más exitosas tanto en desguaces como en portales especializados y concesionarios que venden modelos de segunda mano.

Opel

¿Cuántos Opel Corsa ves circulando por la calle? Probablemente unos cuantos. Algunos de ellos son bastante antiguos: las matrículas BXX y CXX se dejan ver habitualmente por las carreteras de toda España, lo cual es una clara muestra del alto nivel de fiabilidad que tienen estos coches.

Las piezas que fabrica la compañía alemana son fiables a más no poder. El mejor ejemplo posible es el de los motores opel de segunda mano. Incluso aquellos que tienen muchos kilómetros acumulados todavía cuentan con una considerable vida útil.

Los desguaces tienen tanta confianza en la marca y en sus motores que no dudan en ofrecer una buena garantía para que los usuarios se decidan por dicha alternativa que es muy buena al hablar no solo de ausencia de averías, sino también de potencia e incluso consumo.

Kia

Ahora que hemos hablado de la garantía que dan los desguaces llega el momento de sacar a colación aquella que proporcionan las propias marcas.

Antes de que Kia se hiciese muy popular era habitual que las marcas ofreciesen cuatro años de garantía, los cuales parecían suficientes para la mayoría de consumidores. Sin embargo, la firma coreana introdujo un cambio de paradigma.

En concreto, planteó una cifra sin precedentes. Y es que los períodos de garantía fueron aumentados hasta un total de siete años. A esto se sumó una agresiva campaña de marketing con un ídolo para los españoles como Rafa Nadal, dando a conocer precisamente la generosa garantía que la marca de Corea proporciona a los conductores.

Pero, ¿cómo es posible que una marca dé una garantía tan amplia? Básicamente esto es fruto de lo mucho que confían en sus coches, sabiendo que dan forma a unidades fiables que no fallan.

Esto se traslada al mercado de segunda mano, tal como demuestra el despiece kia que tanto éxito tiene. Cada vez más usuarios se animan a recurrir a este tipo de opciones sobre todo porque a nivel económico son muy atractivas.

Skoda

Si el hecho de que una marca dé 7 años de garantía es sinónimo de que los coches de segunda mano merecerán mucho la pena, algo similar podemos decir de otro indicativo. Nos referimos a que muchos taxistas conduzcan coches de la compañía automovilística en cuestión.

Basta con darse una vuelta por los aeropuertos para comprobar que una gran cantidad de taxis son Skoda. La relación calidad-precio es la principal clave de su éxito, así como la fiabilidad, una característica que es clave para el éxito de una marca dentro del mercado de ocasión.

Comprar un coche Skoda de segunda mano suele ser sinónimo de acierto, siempre y cuando haya recibido un buen mantenimiento. Si bien es cierto que el diseño, exceptuando el de algunos modelos como el Karoq, deja que desear en base a la opinión de la mayoría de usuarios, es suficiente para aquellos que no son exigentes y quieren un vehículo que les sirva para ir del punto A al B.

Dacia

Montar motores Renault ha llevado a Dacia a ser una marca muy bien valorada no solo en el mercado de la primera mano, sino también en el de ocasión.

Este tipo de motores se caracterizan por durar muchas decenas de miles de kilómetros en perfecto estado. El consumo es moderado, mientras que la potencia es suficiente incluso para hacer adelantamientos con un cierto riesgo, es decir, aquellos que necesitan acelerar rápidamente para evitar un peligro.

A nivel de seguridad también son buenos coches. Eso sí, la calidad de los interiores no está a la altura de otras marcas mucho más caras, lo cual es lógico. Si utilizas el coche solo para ir al trabajo y volver a tu casa, así como para alguna que otra salida ocasional, decantarte por un Dacia de Segunda mano es una muy buena opción si tu presupuesto es bastante limitado.

COMPARTIR: