29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo reclamar el retraso o cancelación de un vuelo en 2023

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y con su llegada, miles de viajeros se desplazan por todo el mundo para reunirse con sus familias y amigos. Sin embargo, los meses más fríos del año son los momentos más propensos para sufrir retrasos o cancelaciones de vuelos. Como consecuencia, los pasajeros pueden experimentar cambios o consecuencias fatales en el curso y planificación de sus viajes.

Para hacer frente a los problemas experimentados, las reclamaciones tienen un papel protagonista en los aeropuertos. A partir de este servicio de quejas, los pasajeros pueden recibir una compensación económica o el reembolso de aquellos billetes que hayan sufrido problemas o modificaciones. Esto quiere decir que los daños ocasionados por este tipo de contratiempos pueden ser devueltos al pasajero de diferentes maneras, por lo que solicitar esta responsabilidad a la compañía aérea es de vital importancia.

Si tienes un vuelo para Navidad y quieres saber cómo actuar frente a este tipo de imprevistos, a continuación explicamos qué tienes que hacer para reclamar el retraso o cancelación de un vuelo correctamente.

¿Qué tengo que hacer si mi vuelo se retrasa o cancela en Navidad?

En los aeropuertos es muy habitual que los viajes se tuerzan inesperadamente, ya que existen contratiempos que pueden llegar a mermar el curso de tu vuelo. Pero, ¿cuándo tengo derecho a una indemnización?, es una de las preguntas más recurrentes entre viajeros principiantes o pasajeros que han experimentado problemas antes de iniciar su viaje.

Por lo tanto, si eres víctima de un retraso o cancelación en el aeropuerto, debes saber que posees una serie de derechos tras haber comprado tu billete. El primero de ellos es el derecho a la información, ya que todo pasajero debe estar actualizado del estado de su vuelo. Por este motivo, si tu itinerario no se va a realizar con normalidad, puedes recibir una compensación en forma de reembolso u otra alternativa de transporte para llegar a tu destino. El objetivo de esta compensación es saldar los daños y perjuicios ocasionados tras la cancelación o retraso de un vuelo, aunque cada aerolínea posee su propia normativa respecto a este asunto.

Como puedes imaginar, este proceso puede convertirse en una tarea tediosa si no disponemos de la información y los conocimientos suficientes para realizar una reclamación a una aerolínea. Este problema suele pasar factura a aquellos pasajeros que no están acostumbrados a volar, por lo que saber cómo actuar frente al retraso y la cancelación de un vuelo es el objetivo de empresas especializadas en estas incidencias. Muestra de ello, plataformas como AirAdvisor vuelcan sus esfuerzos en proteger los derechos de los clientes ante retrasos o cancelaciones de vuelo. Este tipo de portales son expertos en compañías como Norwegian o Eurowings y sus reclamaciones, así como en otros servicios que lo avalan como una de las empresas de confianza en la Unión Europea.

Si bien los pasajeros disponen del plazo de un año para efectuar sus reclamaciones, no todos conocen cuánto tiempo existe para reclamar el retraso o cancelación de un vuelo. Por este motivo, es muy importante el asesoramiento de empresas especializadas antes de efectuar una primera reclamación a una aerolínea, motivo que nos lleva a subrayar la importancia de portales expertos en Eurowings o en Norwegian para reclamaciones y otros servicios.

¿Por qué no es recomendable reclamar a una aerolínea por cuenta propia?

Una aerolínea debe responder ante los daños ocasionados a los viajeros. Sin embargo, este procedimiento requiere tiempo y paciencia por parte del interesado, ya que puede prolongarse en el tiempo o verse afectado por distintos factores. Este es el motivo por el que intentar reclamar por cuenta propia no es del todo recomendable, debido a los riesgos y complicaciones que este proceso puede acarrear.

Por ejemplo, una aerolínea no tiene obligación legal de ofrecer compensación económica si la cancelación se justifica a través de determinadas situaciones como inclemencias extremas del tiempo o erupciones volcánicas. Esto implica que estar al tanto de los términos y condiciones de cada aerolínea es fundamental para realizar una reclamación adecuadamente. De lo contrario, podemos caer en el error de solicitar una indemnización que no nos corresponde o incumplir la normativa del aeropuerto.

Por ello, realizar una reclamación ante un retraso o cancelación de un vuelo puede generar dudas que ralentice el curso de esta queja, especialmente entre aquellos usuarios que desconocen la metodología y el procedimiento de su aerolínea. Por lo tanto, contar con una mano amiga en este proceso puede marcar un antes y un después a la hora de presentar una reclamación.

Este es el motivo por el que acudir a empresas como AirAdvisor puede ser una de las alternativas más eficientes, debido a sus más de cinco años de experiencia y la calidad de sus servicios. Asimismo, tener el respaldo de una empresa especializada en retrasos y cancelaciones de aerolíneas puede ayudarnos a ganar tranquilidad ante situaciones desagradables. Como resultado, nuestra mala experiencia puede gestionarse adecuadamente y podemos recibir nuestro reembolso o compensación sin tener que preocuparnos de realizar esta gestión por cuenta propia.

COMPARTIR: