28 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Cómo encontrar la mejor financiación para tu coche?

Ahora más que nunca es necesario adecuar más tus compras a tus necesidades y hacerlo con las mejores condiciones. Esto es incluso aún más en una compra tan importante como un vehículo, en el que hay un mercado cada vez mayor de coches de segunda mano, y en el que escoger la mejor opción de financiación coches es un punto fundamental para conseguir el vehículo que necesitas con el coste más ajustado, lo explicamos.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir el mejor préstamo

A la hora de solicitar un préstamo el aspecto clave y principal está en la capacidad de pago ya que es el que determinará el éxito a la hora de conseguir la financiación y las combinaciones posibles de plazo y cuota.

Siempre hay que tener asegurado que las cuotas, que son el resultado de la cantidad solicitada, sus intereses y el periodo para devolver, pueden ser pagadas con regularidad. En este proceso se compaginan dos puntos:

  • Que hagamos el esfuerzo financiero para pagar estas cuotas.
  • Tener la capacidad financiera, definida por nuestros ingresos y el resto de los gastos para hacerlo.

Teniendo en cuenta estos puntos, el primer paso es determinar que cantidad de dinero necesitamos para comprar el coche, ya que será el primer filtro para saber a dónde dirigirnos. Es decir, si no tenemos dinero suficiente para comprar el vehículo y necesitamos financiación, esta determinará el importe máximo que podemos destinar al coche

Ya determinada la cuantía tenemos que hacer la primera aproximación comparando las mejores ofertas o también puede usar otras herramientas como un comparador para así tener un primer vistazo de sus costes y principales condiciones.

Condiciones que tener en cuenta

Las posibilidades de un préstamo para coche son muchas, tanto nuevo como de segunda mano, por lo que es importante tener en cuenta que significan diferentes puntos clave:

Tipo de interés fijo frente a variable: En los préstamos para coches lo más normal es que sean de tipo fijo, con lo que conoceremos el importe de todas las cuotas a pagar, aunque hay préstamos variables que se mueven según lo haga una un tipo de referencia (generalmente el Euribor) al que se le añade un diferencial. En estos casos la cuota puede cambiar.

Coste de la operación: Este se mide por la TAE, la Tasa Anual Equivalente, y se calcula teniendo en cuenta no solo el interés sino todas las comisiones y costes obligatorios.

Comisiones: Aunque la TAE incluye todos los costes es importante analizar las comisiones individualmente. Por ejemplo, la de apertura supone un desembolso previo o si se incluye dentro del importe del préstamo, que el préstamo sea de mayor importe.

Otras comisiones que no se incluyen en la TAE son las amortización parcial o total (cancelación). Amortizar un préstamo puede ser una opción rentable en algún momento para ahorrar intereses por lo que interesa buscar aquellos préstamos que la tengan o más económica posible o incluso que no la cobren.

Por todo ello, tener la opción de comparar entre estos productos es siempre conveniente, así ahorrarás tiempo y podrás encontrar de forma sencilla los préstamos para tu coche con las mejores condiciones.

COMPARTIR: