10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

¿Sabes qué tipos de sociedades existen en España actualmente?

Si sientes curiosidad por saber esto o si estás pensando en emprender y montar un nuevo negocio, debes saber qué tipos de sociedades existen actualmente en nuestro país. De este modo, podrás saber cuál es la opción que más te conviene a la hora de crear tu empresa. En primer lugar, comencemos por explicar qué es exactamente una sociedad mercantil.

Esta sociedad es una organización que obtiene ganancias económicas mediante operaciones comerciales. A su vez, podemos diferenciarla de una sociedad civil porque esta última tiene personalidad jurídica por ley. Asimismo, incluye un órgano de administración y tendrán obligaciones tanto mercantiles como fiscales. A partir de la creación de este tipo de sociedad, se podrán unir más socios, poniendo en común servicios y bienes y así tener derecho a la obtención de los beneficios generados por dicha sociedad.

Seguidamente, vamos a ver el resto de sociedades existentes en España. En segundo lugar, encontramos la Sociedad de Responsabilidad Limitada, también comúnmente conocida como sociedad limitada. En este tipo de sociedad (también mercantil), la responsabilidad, como su propio nombre indica, está limitada. Es decir, la responsabilidad está limitada, concretamente, al capital de la sociedad, y no al patrimonio personal de los socios que la componen. A su vez, se compone por un número limitado de socios, quienes han debido constituirla con un mínimo de alrededor de 3.000 euros.

La sociedad anónima: entre las más comunes en nuestro país

Por otro lado, encontramos la Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral. Aquí el capital social es propiedad de los trabajadores que practican su actividad laboral para dicha sociedad. Estos serán retribuidos de forma personal. De igual modo, su responsabilidad está limitada al capital aportado. También cabe destacar que existen dos tipos de participaciones distintas, las laborales y las generales. Estas últimas serán de los socios no trabajadores.

En tercer lugar, encontramos la sociedad anónima laboral. Este tipo de sociedad es una de las más comunes y más utilizadas por empresarios. Se trata de una forma jurídica que suelen utilizar, sobre todo, las grandes compañías. En este caso, el capital se encuentra dividido en distintas acciones, las cuales son el representante del capital de cada socio dentro de la misma sociedad. A su vez, la responsabilidad que recae sobre cada socio es proporcional al capital existente en la sociedad. Estas sociedades, necesitan un capital mínimo de algo más de 60 mil euros para su constitución. También debe haber tres órganos de forma obligatoria, los cuales son: los Administradores de la Sociedad, la Junta General de Accionistas y el Consejo de Vigilancia.

Conoce la normativa de las sociedades colectivas

Por último, veremos la sociedad colectiva, un tipo de sociedad constituida por mínimo, dos socios. Esta sociedad no requiere ningún tipo de capital mínimo para comenzar. Asimismo, sus socios tienen una responsabilidad limitada. Es decir, si existiera una deuda generada por la sociedad, los socios han de afrontarla con su patrimonio personal. Es preciso destacar que, para que un nuevo socio pueda ser miembro de la sociedad, todos los restantes tendrán que dar su aprobación.

Finalmente, queda mencionar la Sociedad Comanditaria, donde varios socios colectivos y comanditarios toman parte. Estos últimos sólo aportan capital, mientras que los otros aportan el trabajo. Debe haber, como mínimo, dos socios, mientras que el máximo es ilimitado.

También cabe destacar las Sociedades Cooperativas y las Sociedades Civiles, siendo estas dos las menos frecuentes en nuestro país.

COMPARTIR: