15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"La última enseñanza del maestro" de Castelao, fue pintando en Argentina en 1945 y refleja un fusilamiento por parte del bando franquista

Polémica entre Galicia y Argentina por el "Guernica gallego", un cuadro que el nacionalismo no quiere devolver

El prsidente gallego Alberto Núñez Feijoo durante la presentación del cuadro en la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela
El prsidente gallego Alberto Núñez Feijoo durante la presentación del cuadro en la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela
Una obra de arte ha generado una gran polémica entre la Xunta de Galicia y el Gobierno de Argentina. La pintura en cuestión es “A derradeira lección do mestre (La última lección del maestro)” de Alfonso Rodríguez Castelao, conocido como “el Guernica gallego”.

La polémica sobre la obra pictórica se ha incendiado desde el momento que llegó a suelo a español, hace un par de semanas, debido a la temática del cuadro y a la posible exigencia del gobierno autonómico gallego de que una obra significativa que refleja un momento clave de la historia de la región se quede en suelo gallego.

El origen del conflicto está en unas declaraciones de la eurodiputada del Bloque Nacionalista Gallego Ana Miranda que criticó la intención soterrada de que algunos líderes gallegos estuvieses deseosos de que la obra se quedase en la comunidad autónoma. Desde la Xunta aseguran a Elcierredigital.com que, como es obvio en los préstamos de obras de artes entre distintas instituciones, que la obra estará de vuelta en Buenos Aires al fin del mismo en el mes de marzo.

Por su parte la citada eurodiputada aseguró a este periódico que “en ningún momento hemos querido fomentar esa idea. Sí es cierto que a muchos gallegos les gustaría eso y puede tener su sentido. Nuestra crítica va por otro lado. Es indignante el trato que se ha dado a la obra desligándola completamente del periodo histórico que refleja, la represión fascista. Además, que se exponga en la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela, que es un juguete de Fraga es indignante”.

"La última lección del maestro" de Rodríguez Castelao.

Sin embargo, la postura del partido galleguista siempre ha sido que el cuadro se quedase en suelo gallego. De hecho, la diputada del parlamento gallego por el Bloque Nacionalista Gallego Pilar García Negro exigió en 2015 que el cuadro viajase a España e incluyo llegó a reunir 11.00 firmas. No tuvieron en cuenta ni García Negro ni el Bloque Nacionalista Gallego la legislación respectó a la propiedad de las piezas artísticas. La obra, aunque ambientada en España y pintada por un artista español, se hizo en suelo argentino y pertenece a una institución privada y, aun así, para venderlo tendrían que tener la autorización del Patrimonio Nacional argentino.  

La polémica ideológica

Respecto al contenido ideológico e histórico de la obra pictórica, el Gobierno de la Xunta lo pasó por alto durante su presentación al público. El presidente gallego, el popular Alberto Nuñez Feijoo dijo que el cuadro representa “la defensa de la educación frente al fanatismo” porque “una educación en libertad es el medio para la promoción de los valores democráticos”.

Ni una sola referencia a que el profesor en cuestión, Alexandre Bóveda un importante político nacionalista gallego durante los años de la II República, aparece en el cuadro asesinado víctima del bando franquista durante los primeros meses de la Guerra Civil. Fruto de esto, la nieta de Bóveda, invitada al acto, se negó a ser fotografiada junto al político gallego tras su discurso calificado de negacionista por el Bloque.

Alfonso-R_-Castelao

Alfonso Rodríguez Castelao

A derradeira leición do mestre está considerado el Guernica gallego, un óleo de 2 metros de alto y más de 130 centímetros de ancho basado en la estampa número 6 del libro Galicia Mártir de Castelao. En él se muestra a un maestro asesinado ante dos niños que se lamentan conmocionados, reproduciendo así una de las prácticas más habituales de la represión fascista en los pueblos y aldeas gallegas tras el golpe de Estado de 1936.

De grandes dimensiones, la obra fue pintada por Castelao en 1945 como homenaje a Alexandre Bóveda, economista y político galleguista asesinado al poco del estallido de la guerra civil, al ser elaborado específicamente para la conmemoración del noveno aniversario de su muerte en el Centro Orensano de Buenos Aires, institución a la que fue donado parte del patrimonio del escritor, artista y líder nacionalista gallego.

COMPARTIR: