22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las partes no han tenido que llegar a juicio al reconocer los dos acusados los delitos, en un reconocimiento inaudito dentro del mundo del toro

Los antitaurinos que irrumpieron en una aula universitaria aceptan una condena de seis meses por desorden público

Inaguración de las Jornadas Taurinas del CEU-San Pablo donde irrumpieron los antitaurinos.
Inaguración de las Jornadas Taurinas del CEU-San Pablo donde irrumpieron los antitaurinos. / Blog 'Adiós, Madrid'
Los dos antitaturinos que entraron de forma violenta en el Aula Taurina, finalmente, se han reconocido culpables de un delito de desorden público que conlleva una condena de 6 meses de cárcel. Para el profesor Andrés de Miguel esta condena viene a ser un reconocimiento del fin de "la impunidad de este tipo de actos".

Tal y como adelantamos en Elcierrdigital.com se celebró en el Juzgado de los penal nº 11 de Madrid el juicio contra dos antitaurinos que irrumpieron intentado boicotear un acto del Aula de Tauromaquia de la Universidad CEU-San Pablo de Madrid en diciembre de 2014.

Los dos acusados reconocieron ser culpables de un delito de desorden público y asumieron una condena de 6 meses de cárcel. Los abogados de ambas partes llegaron a un acuerdo reconociéndose así por parte de los antitautirinos los delitos expuestos.

Los hechos sucedieron el 4 de diciembre de 2014, durante la conferencia de la catedrática de Historia Yolanda Fernández Fernández-Cuesta, presidenta de la Peña El Toro de Madrid, titulada ‘Simbología taurina hasta los albores del mundo antiguo’, que formaba parte del curso 2014 del Aula de Tauromaquia del CEU.

A los quince minutos de empezar el acto entraron dos jóvenes al grito de “tauromaquia abolición”. Se generó en ese momento un enfrentamiento entre los asistentes a la conferencia y los alborotadores que pretendían ‘reventar’ el acto. Fue entonces, al abandonar el acto tras ser increpados, cuando supuestamente provocaron las lesiones del profesor Andrés de Miguel.

Andrés de Miguel muestra las secuelas de la supuesta agresión / Blog 'Adiós, Madrid'.

“Nos ha costados mucho llegar hasta aquí”, asegura de Miguel a Elcierredigital.com. “La primera denuncia que pusimos no fue admitida y tuvimos que recurrir hasta en dos ocasiones para que nos hicieran caso”, añade. “Lo importante es que con este reconocimiento del delito se acaba con la impunidad que durante años ha reinado ante las actitudes violentes de los grupos animalistas”, puntualiza.

Con respecto a la lesión de su brazo, finalmente no han sido ni juzgados ni condenados por ellos los dos antitaurinos. “No se podía imputar ese delito porque me empujaron estando de espaldas y no hay forma de demostrar quién lo hizo, pero eso no es lo importante. No buscábamos ni una compensación económica ni una condena de prisión desproporcionada. Creo que 6 meses está bien y deja claro que se ha acabado la impunidad con este tipo de actos”, explica Andrés de Miguel.

De Miquel escribía hace unos días en su blog Adiós, Madrid un texto donde se mostraba esperanzado sobre lo que esta sentencia supondría para él: “La única esperanza es que esta agresión de tan malos resultados para mí, sirviera para que se tomara conciencia de que hay que trabajar de manera organizada y con medios, desde el aspecto legal y de comunicación, para impedir la escalada de las acciones pretendidamente antitaurinas y que esconden una histeria de personas que consideran más importante la vida animal que la humana, dispuestas a descargar su rabia o frustración social mediante la agresión a la tauromaquia y a sus seguidores, sean estos aficionados, intelectuales, profesionales o público en general”. Parece que su deseo de que está sentencia siente un precedente en la reacción de la justicia ante estos actos se ha cumplido.

COMPARTIR: