28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La artista madrileña está al frente del programa de entrevistas 'Grandes' y a punto de iniciar el rodaje del filme 'No me llames más' de Martín Guar

Jenny Llada, actriz: "Si fuese Bárbara Rey me asesoraría bien y contaría mi verdadera historia"

Jenny Llada.
Jenny Llada.
Jenny Llada es una de esas profesionales del espectáculo que no desfallece nunca. En la actualidad, la actriz está al frente del programa televisivo de entrevistas 'Grandes' y a punto de comenzar el rodaje de su nuevo filme 'No me llames más' de Martín Guar. Sobre su presente, los tópicos del destape y su experiencia con otros grandes de la farándula patria, como Lina Morgan, Bárbara Rey o Andrés Pajares, ha charlado con 'Elcierredigital.com'.

Jenny Llada no para. Presenta un programa de entrevistas, Grandes, y está a punto de empezar el rodaje de su nueva película, No me llames más, de Martín Guar. La actriz lleva más de cuatro décadas haciendo cine, teatro, revista y televisión. En su carrera los tópicos del destape y el físico de mujer estupenda le han jugado alguna mala pasada pero ella ha intentado rehuir la cárcel del encasillamiento. 

- ¿Cómo surgió la idea de convertirse en entrevistadora con su programa Grandes?

- Llevamos unos cuantos años y hemos seguido porque me va muy bien. Lo produce el Grupo Media, en 27 canales. He presentado siempre muchas galas, casi siempre benéficas. Presentar me gusta y cuando hablo con compañeros de profesión o con un escritor, me gusta mucho enterarme de las cosas. Por eso creo que soy buena haciendo entrevistas, porque trasmito mi curiosidad al espectador. Cada año lo hacemos en un restaurante. Este año desde Soto Sopra. Ahora hemos hecho un parón porque se acercan las navidades, pero volveremos en enero. 

- ¿Es verdad que empezó en el mundo del espectáculo gracias a su prima, Verónica Luján?

- Sí, es cierto. Su madre y mi padre eran hermanos. No pensaba dedicarme a esto aunque de pequeña ya quería bailar. En una ocasión, Verónica, que es quién me pone Jenny de nombre, me pide que le acompañe a una prueba de cine para la película El paranoico, y me cogieron para un papel. Era en inglés y yo no sabía ni lo que decía. Agustín Trialasos y José María Castellví me ayudaron mucho desde la prensa, en Diez Minutos, y eso me lanzó mucho. Es lo mejor que me ha podido pasar porque adoro esta profesión. Desde entonces no he parado. 

- ¿Lo de debutar como Jenny O' Neil fue una imposición de los productores?

- Pues sí. Me decían que Llada no era un apellido para una actriz. A mí no me gustaba pero como eran las primeras películas no me importaba, aunque enseguida me lo cambié. 

Jenny Llada. 

- ¿Cree que ha pesado en su carrera el que se la identifique con el destape?

- No lo sé. A algún cretino de director puede que sí. Ha habido muchas compañeras que tampoco las llaman y no hicieron destape. Yo creo que en España encasillamos mucho a la gente. Por ejemplo, se me identifica con lo de vedette y sólo he hecho tres revistas en mi vida. Lo que más he hecho es teatro de verso. Yo estoy descontenta en que no me den un sitio, en una serie, en un debate... Tengo muchos registros. Por ejemplo, he entrevistado a Manuel Campo Vidal hablando de política en mi programa. 

- Sin embargo, otro género en el que destacó fue en el de terror. 

- Pero eso nunca se pone. También algún western, el primer capítulo de Curro Jiménez ... Con Paul Naschy hice tres películas. Es un género poco valorado aquí. 

- En los últimos años la hemos visto en las televisiones defendiendo a su amiga Bárbara Rey, a raíz de que se hable de su historia con el Emérito. ¿Por qué cree que Bárbara nunca ha querido hablar del asunto?

- Sí ha hablado, pero hasta un punto. Me imagino que si no lo ha hecho más es porque tendrá sus trabas. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice porque aunque hables de tu vida, hablas de otro, inevitablemente. No tenemos una libertad de contar nuestra vida, aunque no debería ser así. 

- ¿Le gustaría que lo hiciera?

Yo, en su lugar, me asesoraría bien y contaría mi historia. Llega un momento en la vida en la que dices ¿ahora me voy a callar? Además, se acabarían muchas medias verdades. 

- ¿Cómo surgió vuestra amistad? 

Hace muchísimos años. Éramos unas crías. Yo tenía dieciocho años y ella unos pocos más. Las dos nos conocíamos de los concursos de belleza a través de José Luis Uribarri y nos hicimos muy amigas. En una ocasión, unos mexicanos nos ofrecieron ir contratadas a México para un tablado y nos tiramos toda la noche pensando qué hacer, sentadas en el portal de mi casa. Éramos muy jóvenes. Luego, cuando se separó, fuimos vecinas en Boadilla. Nos queremos mucho. 

- En su carrera ha trabajado al lado de los más grandes. Por ejemplo, ¿cómo fue trabajar con Lina Morgan? Dicen que era muy exigente.

- Yo le decía que hacía género chico. Tuve la gran suerte de que le daba mucho juego en el escenario y eso a ella le venía bien para lo suyo. Me decía "tienes una gran vis cómica". Pero no, era ella quien me la sacaba. Tenía cierto cariño especial por mí. Fue una gran compañera. Yo era muy amiga de su hermano José Luis. Lina era muy celosa de los amigos, eso es verdad. Me fui de la compañía porque me quedé embarazada. Con la enfermedad de su hermano, no supo gestionarlo. No quería que la gente lo supiese y no quería que fuésemos a verlo sus amigos. No supo hacerlo bien. 

Jenny Llada. 

- Otro personaje controvertido es Andrés Pajares. ¿Cómo es su relación con él?

- Trabajé con los dos, con él y con Fernando Esteso. Andrés es un poco hipocondriaco. Con Fernando, sin embargo, como soy de familia maña, me entendía muy bien y tuve mucha conexión porque luego hicimos teatro. Hace poco he participado en un documental sobre ellos que ha producido Jordi Évole. Son dos personas muy diferentes. Creo que Andrés se ha sabido organizar mejor a nivel económico.  

- Aparte de su programa, ¿qué proyectos tiene? 

- Voy a rodar antes de navidades la película No me llames más, de Martín Guar. Es un papel muy bonito en una cinta coral. Hago de una madrastra, mala y un poco mafiosa. Por mi físico nunca me daban este tipo de papeles. Va a salir una Jenny Llada muy diferente a la que estáis acostumbrados. Creo que tengo una edad perfecta para los papeles que veo en algunas series. Cuando cumplí los 50 hubo una etapa en el que no me daban ciertos papales, porque no daba el físico que se presupone a una mujer de esa edad. Los tópicos pesan mucho, pero creo que estoy en el momento perfecto para hacer papeles muy importantes. De esos que se hacen cuando tienes cicatrices en el alma. 

COMPARTIR: