22 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cinco agentes se personaron en el lugar para identificar al joven, que no cometió delito alguno y que compartió su discriminación por redes sociales

Un chico que toreaba de salón en una plaza de Valladolid, denunciado ante la Policía por "trastornado"

Un joven ha sido identificado por la Policía tras haber recibido una llamada de un vecino de Valladolid que le acusaba de "trastornado". Eduardo Benito estaba practicando toreo de salón en una plaza pública en el centro de la ciudad cuando se le acercaron cinco agentes de policía a pedirle los datos. El joven, ante el asombro de lo sucedido, relató el suceso a través de dos vídeos que publicó en las redes sociales.

Un joven se encontraba toreando de salón en una plaza pública de Valladolid cuando se ha visto sorprendido por cinco agentes de Policía, que acudieron a identificarle por la llamada anónima de un vecino que le acusaba de “trastornado”

El suceso ocurrió el pasado lunes, 27 de febrero, cuando los agentes de policía se presentaron en una céntrica plaza de la ciudad de Valladolid al recibir una llamada de un vecino que alegaba que había un “trastornado” por estar practicando toreo.

El joven afectado, Eduardo Benito Martín, ha hecho público este suceso en redes sociales mediante dos vídeos en los que muestra su sorpresa e incredulidad. La Policía identificó al joven y le confesó que no veía ningún problema en la práctica que estaba realizando. “Me han visto y me han deseado suerte y que siga, flipaban por la llamada”, relataba en el vídeo.

De esta manera, explicaba el joven la situación vivida: “Estoy en Valladolid entrenando con la muleta en un parque, y me han venido dos coches de policía con cuatro agentes. Me dijeron que habían recibido una llamada porque había un trastornado, literalmente”, contaba bajo su asombro.

La Policía, al ver que no había ninguna practica peligrosa, se quedó conversando con el joven acerca de lo sucedido: “Dijeron que ellos no veían a ninguna persona trastornada, simplemente a un chaval que está entrenando, ya que vieron el estoque simulado, la ayuda, que no es un arma blanca. Lo único que me aconsejaron es que el estoque no lo traiga porque aquí, en este barrio, con que se salga un poco de la normalidad, ya llaman”, aclaraba Eduardo Benito. Los agentes confesaron al joven la cantidad de veces que reciben llamadas de este calibre: “Si ves la de veces que nos han llamado para bobadas, te asombras.”

entrenamiento_toreo

Eduardo Benito durante su práctica de toreo de salón.

El chico ha finalizado el vídeo mandando un mensaje: “A esa persona que me ha denunciado anónimamente, solamente le digo que es una inculta, porque estoy utilizando un espacio público para uso y disfrute, que no estoy molestando a nadie.”

Unos vecinos que se encontraban en la plaza se acercaron a hablar con el afectado y a mostrarle su apoyo. "Es una zona en la que los vecinos nos han contado que hay trapicheo y que hay otras problemáticas que asolan el barrio... Y luego se preocupan de una persona a la que tildan de trastornada”. Concluía de esta manera el suceso relatado en dos vídeos publicados en la red social Twitter.

COMPARTIR: