22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación Circos Reunidos afirma que "las empresas circenses han adoptado todas las medidas de seguridad requeridas por Sanidad”

Crisis en el circo español: Los trabajadores denuncian que ya hay 10.000 artistas sin trabajo

El sector del circo español atraviesa por un momento complicado.
El sector del circo español atraviesa por un momento complicado.
La nueva normalidad ha afectado en gran medida al sector del circo español. Las limitaciones a los espectáculos y la negativa general de los ayuntamientos a contratarlos a raíz de la pandemia de Covid-19 ha puesto en jaque a la industria circense. Para defender los intereses de los trabajadores del circo en España, la asociación Circos Reunidos ha denunciado la situación, solicitando colaboración y ayudas para paliar la crisis de su actividad.

La situación del circo en España es límite. La pandemia de coronavirus ha congelado casi de forma total el sector, que se encuentra entre la espada y la pared por las limitaciones impuestas a las actuaciones. En este sentido, la asociación Circos Reunidos ha manifestado su preocupación a través de una nota de prensa en la que piden al gobierno de Sánchez que se “deje de pantomimas”.

Desde la organización, sostienen que están atravesando un momento muy complicado. De acuerdo con los datos que ofrecen, actualmente hay 10.000 artistas circenses sin trabajo. Por tanto, solicitan ayudas “inmediatas” al sector: “son un total de 2.500 familias las que viven del circo en España, lo que significa un total de casi 10.000 personas, que llevan desde marzo sin recibir un solo ingreso, pero los gastos se mantienen”, indica el comunicado.

Según las estimaciones de la entidad, únicamente tres de los cuarenta circos que hay en nuestro país han encontrado localidades donde se les permite desplegar su “carpa de la ilusión”. En este sentido, no se explican los motivos, pues defienden que “el circo se ha adaptado a las circunstancias actuales” y que, del mismo modo, “se han adoptado todas las medidas de seguridad requeridas por sanidad”.

Entre las precauciones tomadas, la asociación Circos Reunidos destaca que los circos han reducido su aforo al 50%, exigen a los espectadores llevar la mascarilla de forma obligatoria, se aseguran de que se cumpla la distancia de seguridad y, además, han habilitado lugares de desinfección y puntos para tomar la temperatura a la entrada de los espectáculos. Del mismo modo, explican que se han contratado vigilantes de seguridad para garantizar el cumplimiento de las normas.

A pesar de haber implementado este exhaustivo protocolo, esta asociación lamenta que los ayuntamientos se nieguen a autorizar los espectáculos, incluso cuando los circos han mostrado, afirman, su adaptabilidad ante la nueva normalidad ofreciéndose a realizar sus actuaciones sin carpa, al aire libre, para, de este modo, reducir el riesgo de contagios.

La asociación Circos Reunidos canaliza el descontento del sector a raíz de la pandemia.

Entretanto, Circos Reunidos denuncia que los gastos se mantienen constantes, pues los circos están haciéndose cargo de los seguros de los vehículos y el desembolso que generan los animales en forma de comida, veterinario y recintos donde desarrollarse. En el caso de estos últimos, desde esta organización destacan que “a pesar de la crisis, siguen teniendo un trato exquisito y no les falta de nada”.

En lo que concierne a otros establecimientos y actividades de ocio, desde Circos Reunidos entienden que hay un agravio comparativo con respecto a los mismos: “No entendemos como están los centros comerciales, cines, teatros, bares, parques de ocio y un largo etcétera abiertos y con mucha afluencia de gente, y a nosotros que cumplimos con todos los requisitos no se nos de autorización para trabajar por miedo a los contagios, pero los ayuntamientos siguen organizando todo tipo de eventos, incluso conciertos”.

Teniendo en cuenta todo esto, Circos Reunidos concluye su comunicado solicitando al presidente del gobierno, Pedro Sánchez “que deje la pantomima, que para clowns ya estamos nosotros, que dejen de engañar a la gente y que de verdad se pongan a ayudar a los que lo necesitan, que cumplan y den todas las ayudas que prometieron en abril”, puesto que, según la asociación, hasta el momento estas no han llegado. En esta línea, el portavoz de Circos Reunidos, Nacho Pedrera, ha declarado que “se ha prometido un paquete de ayudas económicas que no han llegado, por lo menos a los circos de carpa”.

Como consecuencia de esto, esta organización denuncia que muchas empresas circenses y sus artistas “están comiendo gracias a Caritas, Cruz Roja o Protección Civil”. Por tanto, exigen “respeto para un sector que fue de los primeros en cerrar y de los últimos en abrir” y que “se ha adaptado escrupulosamente a la nueva normalidad y del que no se ha podido ver ninguna noticia ni video donde se salten las medidas de seguridad”, finalizan.

 

COMPARTIR: