24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El director catalán laureado en otros países y no reconocido por la Academia acaba de lanzar un filme sobre los toreros Andrés Roca Rey y Pablo Aguado

Albert Serra, el cineasta español que da visibilidad a la Tauromaquia: El gran olvidado de los premios Goya

El cineasta Albert Serra centrará su próxima obra en la tauromaquia
El cineasta Albert Serra centrará su próxima obra en la tauromaquia / Foto: Instagram Andergraun Films
El director y productor de cine español Albert Serra ha logrado gran reconocimiento de forma internacional. Una de sus últimas películas, "Pacifiction", fue galardonada en el Festival de Cannes de 2023 con los premios a mejor dirección, mejor actor masculino, que recayó en Benoît Magimel, y mejor fotografía gracias al trabajo de Artur Tort. Sin embargo, la obra no contó con reconocimiento en los Goya de ese año. Ahora, el cineasta desvela su próximo documental, focalizado en el mundo del toro.

El director y productor de cine español Albert Serra Juanola ha presentado uno de sus últimos proyectos en Ciudad de México. Ubicado en el Museo Tamayo, su obra artística Roi Soleil (Rey Sol) ha permanecido expuesta desde marzo hasta junio de este año.

Esta fue la primera exposición individual en México del director y en ella se muestra la agonía de Luis XIV, basándose en la película La Muerte de Luis XIV (2016), donde se narran los días finales del monarca francés, enfermo en su cama y rodeado de doctores, sirvientes y aristócratas. El cineasta, que también acostumbra a dar visibilidad al mundo de la Tauromaquia a través de sus filmes, es muy valorado fuera de nuestras fronteras. No lo es tanto, sin embargo, en su propia casa, donde sus últimos trabajos no han sido reseñados por la Academia en los Premios Goya.

Nacido en Banyoles, Gerona, en octubre de 1975, el director se trasladó a Barcelona a los 18 años, donde se licenció en Filología Hispánica y Teoría de la Literatura por la universidad de la ciudad. Pronto comenzó su andanza cinematográfica, y en 2006 debutó internacionalmente con Honor de cavalleria, una adaptación libre de Don Quijote de la Mancha que fue estrenada en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes de 2006.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por Andergraun Films (@andergraunfilms)

Más tarde, en su obra del 2008, El cant dels ocells (el canto de los pájaros), el autor relató el viaje de los tres reyes bíblicos. La historia la rodó en blanco y negro, y también la estrenó en Cannes. Influido por los personajes literarios y los mecanismos estéticos del cine de los años sesenta y setenta, Albert Serra propone en su obra un retorno a los inicios cinematográficos, con temas y personajes solemnes que se alejan de la representación de la vida cotidiana. "Lo que yo hago es una experiencia ", afirmó el cineasta para EFE.

Su esencia vanguardista lo ha encaminado a desarrollar proyectos de carácter artístico para museos como Els noms de Crist, presentado en la exposición del MACBA Esteu a punt per a la televisió? de 2010 y El Senyor ha fet en mi meravelles, para la exposición Totes les cartes del CCCB. "Hoy en día en que todo es una narrativa, la política, las series de televisión, incluso la cocina tiene que contar su historia. Yo no tengo que contar nada. Yo hago una cosa presencial. De estar aquí, de compartir algo y punto. Se acaba y basta", expresó Serra.

Algunos de los premios más destacados a los que accedió son el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por la cinta Història de la meva mort (historia de mi muerte) en 2013, por la que también ganó el Puma a la mejor dirección de la selección internacional del Festival Internacional de Cine de UNAM. También se alzó con el premio especial del jurado de Un Certain Regard en Cannes por Liberté.

Sin nominaciones en los Goya

El estreno de Pacifiction (un acrónimo de las palabras pacífico y ficción), una de las últimas obras del cineasta, vino acompañada de multitud de elogios extranjeros. Sin embargo, no fue tan reconocida en España. La película se estrenó en el Festival de Cine de Cannes de 2022, donde compitió por la Palma de Oro.

Este drama desarrolla el devenir del Alto Comisario de la República Francesa en la isla de Tahití, donde la población local siente miedo ante la posible realización de pruebas nucleares. El filme fue galardonado en los premios como mejor dirección, mejor actor masculino para Benoît Magimel y mejor fotografía para Artur Tort.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por Andergraun Films (@andergraunfilms)

Por su parte, en los Gaudí de la Academia catalana de cine recibió los trofeos a mejor película en lengua no catalana, fotografía y diseño de producción, aunque tenía otras ocho candidaturas. También ha sido catalogada por la publicación Cahiers du Cinèma como una de las 10 mejores películas del año, y ha logrado 9 candidaturas a los César, los premios del cine francés.

A pesar de todo, la obra no tuvo presencia en ninguna categoría de los Goya, celebrados el pasado 11 de febrero. “También es cierto que puede que poca gente haya visto Pacifiction, un tipo de cine que no atrae al académico medio, más cercano a un cine de autor más industrial. Entiendo que la situación nace de esto, no de inquinas personales o de declaraciones de Serra”, expresó Judith Colell, presidenta de la Academia catalana de cine para El País.

Su último guiño a la tauromaquia

El cineasta, que es conocido por sus controvertidas obras, desveló también su próximo proyecto: una película sobre la tauromaquia. “Es un documental sobre dos toreros estrellas hoy en día. Uno es Andrés Roca Rey, el otro Pablo Aguado. Los estoy siguiendo. Pero solo me interesa el momento de la corrida, y un poco antes y un poco después. Quiero filmar el espectáculo como nunca se había hecho antes”, indicó para los medios.

En los últimos años, se ha generado un intenso debate en España en torno a la celebración de las corridas de toros, siendo prohibidas durante un periodo de tiempo en algunas regiones, como en Cataluña o en las Islas Canarias. De igual forma, Ciudad de México tuvo que decir adiós a las corridas el pasado año.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por Andergraun Films (@andergraunfilms)

Ante todo este movimiento antitaurino, Serra se mostró a favor de mantener la tradición de la Tauromaquia: “Yo no puedo ir contra la democracia, lo que diga la gente será lo que se hará. Otra cosa es que esto sea signo de unos tiempos. Para mí el mundo es mejor con las corridas de toros que sin ellas”, expresó.

Así mismo, manifestó que la libertad en la práctica de dichas tradiciones reside en la intención de la población que acude a disfrutar de ellas: “Con eso está todo dicho, pero si la mayoría de la gente no las quiere, no las vas a imponer por la fuerza. También pienso que el mundo sería mejor con libertinaje, pero no lo voy a imponer por la fuerza”.

COMPARTIR: