22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La restauración de un retablo del siglo XVI en esta capilla albaceteña ha descubierto una parte de la obra del pintor renacentista

Hallazgo en la Iglesia de Alcaraz: "Las ocho tablas de Juan de Borgoña formarán parte de la Historia"

La iglesia albaceteña de la Santísima Trinidad de Alcaraz guardaba ocho tablas del pintor renacentista Juan de Borgoña. Las pinturas están siendo restauradas, pues se encontraban cubiertas por óleos del barroco. El conservador de Patrimonio Pablo Nieto calcula ante 'elcierredigital.com' que las labores de recuperación de este importante legado artístico concluirán en febrero de 2022.

Considerado uno de los maestros pintores más importantes que trabajaron en España a comienzos del siglo XVIJuan de Borgoña vuelve a tomar a protagonismo 500 años después gracias al hallazgo de ocho nuevas obras de su autoría. Los vecinos de Alcaraz, un municipio albaceteño, añaden a su patrimonio cultural el descubrimiento de estas "excepcionales" creaciones del artista, encontradas durante la restauración del retablo mayor de la iglesia de la Santísima Trinidad. Bajo unas anodinas pinturas al óleo barrocas, llenas de repintes y purpurina, se encontraban ocho tablas realizadas por Borgoña entre 1470 y 1535.

Conocido por ser uno de los introductores del Quattrocento italiano en Castilla, –primera fase del Renacimiento– el artista dejó trabajos como los realizados por encargo del cardenal Cisneros en el claustro y la sala capitular de la catedral de Toledo, a partir de 1495. Se dice que con esta aportación modificó el clima estético de la ciudad toledana.

Las ocho tablas que Juan de Borgoña realizó para Alcaraz, según los expertos que las han podido analizar, son unas excepcionales pinturas sobre el ciclo de la Virgen María, con temas como La AnunciaciónEl Nacimiento y La Huida a Egipto, en las que sobresalen la calidad del dibujo, el brillo de los fondos dorados y la actitud reposada de las figuras. "Durante la restauración descubrimos pequeñas zonas doradas y restos de otra pintura. Encontramos que las tablas estaban repintadas", explica a elcierredigital.com Pablo Nieto, restaurador a cargo de este proyecto. Estos detalles muestran la vinculación de Borgoña con la pintura hispanoflamenca de influencias italianas de autores como el florentino Ghirlandaio, con el que se formó en su taller hasta 1494.

Según Nieto, en el siglo XVIII, estas pinturas fueron cubiertas con yeso y luego se pintaron encima. La obra de Borgoña fue sustituida con óleo en tonos grises verdosos de mala calidad y con motivos de la vida de Jesucristo. La obra del aclamado artista podría haber desaparecido para siempre, pues lo habitual en esa época era, por cambios de gusto, desmontar las tablas y colocar otras a la moda del momento en su lugar. Según comenta Pablo Nieto, "se cree que los dos metros de altura y los casi 100 kilos de cada una de estas pinturas hicieron más fácil pintarlas encima que desmontarlas del retablo", que alcanza los 12 metros de altura, permitiendo su hallazgo en nuestros días.

A partir del trabajo de restauración de un equipo de cinco personas dirigido por Nieto, conservador de Patrimonio, se han podido recuperar completamente cuatro de las pinturas encontradasLa AnunciaciónEl NacimientoLa Huida a Egipto y Jesús perdido entre los doctores. Dos más siguen en proceso de restauración: Llanto sobre el Cristo muerto al pie de la cruz y la Epifanía. En las dos restantes, que permanecen en el retablo de Alcaraz, se han realizado pruebas que muestran la presencia de “dorados con oro fino de altísima calidad” y de las pinturas del siglo XVI. Según Nieto, que comenzó este trabajo en octubre de 2020 y que tiene previsto concluirlo en febrero, algunas de las obras han sufrido los efectos de un incendio, pero conservan entre el 70% y el 80% del original.

Iglesia de la Santísima Trinidad de Alcaraz. 

Según el historiador del arte Luis Guillermo García-Saúco, experto en el patrimonio eclesiástico de la provincia de Albacete, ha sido uno de los pocos que ha podido analizar las tablas, por lo que destaca "su soberbia calidad, en clara consonancia con otras obras de Juan de Borgoña de Toledo, Cuenca o Ávila". El especialista compara este descubrimiento para el arte albaceteño con el hallazgo en 1929 en la iglesia de Santa Catalina del Bonillo de un Cristo pintado por El Greco, presente desde entonces en las monografías de este artista.

El historiador también explica la importancia de hasta veinte esculturas tardogóticas realizadas a la vez que las pinturas, “con las que forman una unidad extraordinaria” en el retablo de la iglesia de Alcaraz. García-Sauco las atribuye a Diego Copín de Holanda, “un escultor de primer orden que, curiosamente, trabajó con Juan de Borgoña en el retablo de la catedral de Toledo en esos años”. Según ha expresado, todas han pasado desapercibidas por “los deplorables repintes y purpurinas que les restaban valor”.

La restauración del retablo se programó para la celebración del Año Jubilar de la Virgen de Cortes, inaugurado en el agosto pasado y con previsión de concluir en septiembre de 2022. En un principio, los trabajos contaban con un presupuesto de unos 148.000 euros pagados por la Junta de Castilla-La Mancha, el Obispado de Albacete y la parroquia de Alcaraz con sus feligreses, mientras que el ayuntamiento de la ciudad apoya y colabora con campañas.

La inesperada aparición de las obras de Juan de Borgoña ha hecho subir el presupuesto y la Junta pagará los trabajos en las ocho tablas. Posteriormente estas se darán a conocer en una exposición en el Museo de Santa Cruz de Toledo y "más tarde regresarán a su espacio de origen, la iglesia de Alcaraz, cuando termine el proceso de restauración previsto para febrero de 2022", tal y como confirma Pablo Nieto a elcierredigital.com. El historiador García-Saúco cree, no obstante, que las tablas merecerían una presentación más destacada, “incluso en El Prado”, ya que considera que son obras que “pasarán a formar parte de la historia del arte español”. El museo de Madrid ya cuenta con tres obras de Borgoña, aunque solo una de ellas, La Magdalena y tres santos dominicos, tiene la unanimidad de los expertos en la autoría de este reconocido pintor.

COMPARTIR: