16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Toñi Moreno presentó el libro asegurando que la biografía de la radiofonista "no es lo que nos han vendido" las televisiones sobre ella

Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez 'llenan' el Ateneo de Madrid con la presentación de 'Encarna en carne viva'

El Cierre Digital en
/ Pérez y Galiacho. Foto: Bernardo Paz.
La sala Ciudad de Úbeda del Ateneo de Madrid se quedó pequeña este jueves a cuenta de la presentación de 'Encarna en carne viva' por parte de los autores, el periodista de investigación y director de El Cierre Digital Juan Luis Galiacho y el productor radiofónico Pedro Pérez. Toñi Moreno y Julia Bustamante se encargaron de presentar la obra editada por La Esfera de los Libros que va camino de la tercera edición.

Ni el frío ni el fútbol hicieron sombra a Juan Luis Galiacho y Pedro Pérez, que este jueves llenaron la sala Ciudad de Úbeda del Ateneo de Madrid con la presentación de 'Encarna en carne viva' (La Esfera de los Libros), que nada más aterrizar en las librerías camina hacia su tercera edición.

La emblemática sede de la bicentenaria institución, "una de las libres asociaciones de ciudadanos, espontáneamente nacidas a la sombra de la libertad..." (tal y como aseguró su primer presidente, el duque de Rivas), acogió esta biografía "fiel".

Lo es por su rigurosa fidelidad a la verdad, tan alejada de la averiada mercancía exprimida por las televisiones durante las dos últimas décadas, como por la fidelidad humana de dos extrabajadores con su demonizada jefa, véase los 200.000 euros que rechazó Pérez por sentarse a airear los trapos de sucios de la mítica periodista almeriense en un programa de Antena 3 ('DEC').

Mariano Herrador, presidente de la asociación Justicia y Cultura del Ateneo, introdujo esta obra que versa sobre la radiofonista fallecida hace 27 años y afirmó que está escrita "con conocimiento de causa", ya que Pérez fue sombra durante veinte años de Encarna, que tuvo a Galiacho durante un lustro como su periodista estrella en el terreno de la investigación.

Pérez, Herrador, Moreno, Bustamante y Galiacho. Foto: Bernardo Paz. 

Las tareas de presentar el libro corrieron a cargo de Julia Bustamante, sustituta durante ocho años de Encarna en las madrugadas de Radio Miramar y las tardes de la Cadena COPE, y Toñi Moreno, que según Galiacho ha cogido el testigo del periodismo social que abanderó Sánchez hasta que falleció en 1996.

Bustamante recordó la timidez de su exjefa cuando aterrizó en 1978 en Radio Miramar, que a los pocos meses era denominada como "la radio de Encarnita" por el éxito nocturno de una voz femenina en un coro de hombres (camioneros, taxistas, guardias jurado...).

Toñi Moreno, por su parte, aplaudió que la biografía sea "una historia de honestidad y lealtad" de Pérez y Galiacho hacia la comunicadora más seguida e influyente, y mejor pagada, de la comunicación española en los ochenta y primera mitad de los noventa.

La presentadora de Plan de tarde y Gente maravillosa fue oyente de Encarna, con la que disfruta de orgullosas comparaciones en el plano laboral. "En lo único que no me quería parecer era en el carácter", ironizó. Moreno también aseguró que la obra, que no omite críticas hacia la eterna reina de las tardes radiofónicas ni capítulos desconocidos de su vida personal, "no es lo que nos han vendido" en las televisiones durante las dos últimas décadas.

Los autores

Juan Luis Galiacho todavía no ha salido del asombro ante una de las escenas profesionales que más le han marcado en su "limpia trayectoria", tal y como aseguró Herrador.

El director de elcierredigital.com narró la valentía de Encarna Sánchez cuando hace tres décadas el entonces director general de COPE, José Andrés Hernández, bajó del despacho a los estudios para frenar un scoop que iban a lanzar sobre el patrimonio personal de Rafael Vera, que acabaría en prisión por, entre otros delitos, malversación de caudales públicos.

Juan Luis Galiacho, director de elcierredigital.com.

Encarna no se amilanó, decisión que Galiacho tradujo como una parábola laica sobre la forma de entender una libertad periodística cada vez más exótica por las dificultades del sector a cuadrar números sin contar con los favores de las élites políticas y empresariales.

Galiacho lamentó las fakes que sufrió su exjefa y recordó algunos pasajes vitales sobre una niña almeriense que perdió a su padre a los cuatro años por defender la legalidad republicana y que, tras sufrir un horrible orfanato, lo intentó en la copla, se enamoró de la radio y saltó a Madrid para triunfar, objetivo que logró a finales de los sesenta con un espacio noctámbulo en Radio España.

La presión de la mujer de Franco por unas dudas sobre una recaudación la sacó de España, triunfando en Televisa y otros canales menores de Estados Unidos y varios países americanos.

En 1978 volvería a España para triunfar otra vez en las noches, en este caso en Radio Miramar de Barcelona, y más adelante en COPE, primero con 'Encarna de noche' y más adelante con el líder vespertino 'Directamente Encarna'.

De ambos proyectos puede dar fe Pedro Pérez, que sufrió en primera línea de fuego los lamentos de Encarna cuando naufragó en Antena 3 Televisión, sufrió un sketch invasivo de los Martes y Trece por su noviazgo con Isabel Pantoja, o vio atónita como desaparecían más de 40 millones de pesetas de su casa.

Pérez, Moreno y Galiacho. 

Pérez reconoció que desde hace años tenía "el gusanillo" de contar "la verdad de Encarna", y explicó que no lo hizo cuando Aquí hay tomate, Crónicas Marcianas y compañía destrozaban el recuerdo de su jefa, porque entonces lo hubiesen linchado.

El mítico productor de COPE recuerda a Encarna Sánchez muy feliz entre 1990 y 1993, aplaudió que Julia Otero dijese de su 'segunda madre' que abrió muchas puertas a las mujeres en el campo de la comunicación, y desmintió todas las teorías de la conspiración que han circulado sobre la herencia que la periodista acabó dejando a Clara Suñer, que se hizo de oro porque la periodista ni se acordaba que esta aparecía como heredera sustituta si fallecía su madre, tal y como ocurrió.

COMPARTIR: