25 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cinta de San Mendes cuenta con diez nominaciones y es la principal competencia de los filmes de Martin Scorsese y Quentin Tarantino

La película '1917', un portentoso drama bélico con todas papeletas para arrasar en los premios Oscar

Fotograma de '1917'.
Fotograma de '1917'.
Cuando parecía que la lista de los principales títulos del año estaba cerrada, ha aparecido en el último momento la película "1917" y ha adelantado a Tarantino y Scorsese. Uno de sus principales bazas es que este film bélico se caracteriza por ser extremadamente cinematográfico, con eso quiero decir que podría ser muda y seguiría funcionando.

El éxito reside enteramente en su apartado visual y cuando tu director de fotografía es a menudo referido como uno de los mejores de la Historia del Cine, Roger Diekens (Blade Runner 2049, No es país para viejos, Cadena perpetua), es una apuesta segura.

En lo más crudo de la Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos, Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman) reciben una misión aparentemente imposible. En una carrera contrarreloj, deberán atravesar el territorio enemigo para entregar un mensaje que evitará un mortífero ataque contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake.

El tono realista y unos actores poco conocidos recuerdan mucho a la cinta de Christopher Nolan de hace tres años, Dunkerque. Sin embargo, puedo recomendar 1917 muchos más que la ficción del día D, porque la película que opta a 20 Óscar es simple en el mejor de los sentidos y continuamente entretenida. Los dos protagonistas están en peligro en todo momento de una forma primaria, no hay que saber nada más que nuestros dos héroes tienen que llegar del punto A al punto B y el espacio entre ambos, es altamente hostil.

Su director es Sam Mendes, un director inglés con un pasado teatral muy palpable en todas sus películas que ahora vamos a rankear:

  1. American Beauty (1999)
  2. 1917
  3. Camino a la perdición (2002)
  4. Revolutionary Road (2008)
  5. 007: Skyfall (2012)

En todas sus películas, los personajes están en primer plano y la acción de fondo. Esto es muy fácil de ver en un tiroteo de Camino a la perdición con Tom Hanks y Paul Newman. Pero incluso en la saga del espía inglés, 007, para la que hay muchas expectativas en cuanto al entretenimiento, se toma su tiempo para explorar y redefinir el personaje de Bond como pocas veces se ha hecho.

Uno de los aspectos técnicos que uno no puede pasar por alto, es que está rodada en un solo plano. Obviamente está falseado, pero eso no le quita merito a la labor que el equipo de esta película ha conseguido, algo único que deja a la realización de Birdman, (otro título con un plano secuencia) casi como algo menos memorable, porque 1917 es cruda y plantea más dificultades como estar rodada solo en exteriores.

San Mendes dando instrucciones a los actores durante el rodaje. 

Es recomendable para cualquiera debido a la constante dosis de entretenimiento, solo por las secuencias rodadas de noche merecen la pena ir al cine. Hacía tiempo que no era tan necesario ir al cine para disfrutar al cien por cien de una película. Bebe a veces de Salvar al soldado Ryan en términos narrativos y de Senderos de gloria en términos visuales y quizás el estilo supere al contenido, pero eso solo el tiempo lo dirá.

COMPARTIR: