27 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Tengo la esperanza de que el periodismo cambie y sobreviva el de calidad que contrasta las informaciones", señala este comunicador albaceteño

'El culpable no es el mayordomo', ópera prima de José Manuel Martínez López con intriga y suspense hasta el final

José Manuel Martínez López durante la presentación de su libro
José Manuel Martínez López durante la presentación de su libro
José Manuel Martínez López, (Albacete, 1982) es un amante de la intriga, del suspense. A este periodista le encanta no saber cómo va a terminar una historia, quién va a ser el malo o quién ha sido el delator, los finales inesperados e imprevisibles... Eso es lo que quería aplicar a su novela, ‘El culpable no es el mayordomo”, editorial Círculo Rojo, la primera de su carrera literaria.

Una carrera iniciada para dar rienda suelta a sus ganas de escribir, cuando comprobó que el mundo del periodismo no es tan idílico y maravilloso como siempre había imaginado y visto a través de ciertos personajes.

“Primero me surgió la idea del título, y a partir de ahí, fui elaborando toda la historia, en tres etapas,  capítulo a capítulo y casi sin saber, cómo iba a terminar. El suspense era también, en parte, para mí”. Hablamos con José Manuel,  antes de comenzar su jornada laboral en su actual puesto de trabajo, que no está relacionado con el periodismo, pero que compagina con su colaboración para la Agencia EFE y RNE desde Albacete.

El autor de 'El culpable no es el mayordomo" durante la firma de libros. 

“Yo era aficionado desde pequeño al deporte y al periodismo deportivo, lo que más me gusta es narrar, y elaborar las noticias, recopilar y contrastar datos, trabajar esa información para ofrecerla... Pero lo que está sucediendo actualmente, desde la llegada de Internet es lo contrario, los medios vomitan las noticias y no se contrasta nada, hay mucho intrusismo, entra cualquiera,  y se compite por dar la exclusiva. Yo tengo la esperanza de que el periodismo cambie y de que sobreviva el de calidad, el que trabaja y contrasta las informaciones”, señala José Manuel con tono positivo.

La novela se lee rápido y es entretenida, te lleva de la mano por las aventuras del protagonista, era ese el objetivo principal de este escritor primerizo, quien también se ha estrenado como padre hace ocho meses. “Por mi reciente paternidad he reducido un poco las horas que dedico diariamente a la escritura, pero tengo ya en previsión otro libro, y mientras tanto, me dedico a los microrrelatos, que son todo un desafío”.  

La trama que engancha

El protagonista del libro, Adrián Peleteiro, es un periodista que viaja a Italia con el fin de lograr financiación para su proyecto digital. Adrián debe encontrarse con un empresario pero todo se complica cuando se topa con un muerto en el hotel donde se hospeda.  Según cuenta  el autor, para alimentar la historia, “ha bebido en muchas fuentes, como en su experiencia personal  y profesional. Hace años fui  enviado a cubrir un evento deportivo a Italia y me impactó mucho la aventura, tanto en lo personal como en lo profesional.  Recurrí  a ese viaje para introducirlo en el libro... También el protagonista encarna a un profesional del periodismo que refleja en parte mi interpretación de la profesión, cómo yo la entiendo” . 

A José Manuel Martínez López siempre le gustaron las novelas de intriga y suspense. 

Pero hay más de personal en la novela. “Los nombres de los personajes también son, algunos de ellos, un homenaje a algunos deportistas o conocidos de Italia, como el de la tenista Francesca Schiavone, que presta el nombre a una vendedora que aparece en la obra”. En cuanto a la repercusión y aceptación de la novela, José Manuel está contento, “los lectores me comentan que realmente no sabían quién era el asesino hasta el final, cada uno pensaba que sería un personaje diferente. Es justo lo que yo buscaba, mantener la tensión y la intriga hasta el final. A mí me gustan los libros que te tienen en suspense  y con este creo que lo he logrado”.

El mérito ya lo tenía antes, este joven autor  y lector de  escritores como los catalanes Juan Marsé o Eduardo Mendoza y del  colombiano Gabriel García Márquez, ya que el libro es una autoedición. “Yo hice todo, me financié la edición y publicación de los ejemplares, me preparé para ello y me encargué de todo, y he vendido muy bien. He recuperado la inversión que hice”.

En cuanto a sus planes futuros, “la idea que tengo para el próximo libro debo mejorarla. Soy de esos que si no estoy convencido con algo, lo dejo, hay etapas que se terminan y hay que abrir otras. Y si una idea no me convence para un libro, la dejo aunque esté comenzada y busco otra nueva.”   En cuanto al periodismo, afirma José Manuel que   “soy un tanto escéptico pero me gusta ser positivo y mantengo la esperanza de que vendrán mejores tiempos y lograré la buena oportunidad que espero”. 

COMPARTIR: