02 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿El conteo de cartas funciona?

Pocos juegos de casino hay tan sencillos como apasionantes como el Black Jack. El juego que nació en el siglo XVII en Francia bajo el nombre de Vingt et Un (21 en francés) se ha popularizado enormemente especialmente en los casinos de Estados Unidos donde se ha convertido gracias especialmente a muchas películas en la imagen más clara de los casinos, cuya diversión y pasión es ahora más accesible que nunca gracias al blackjack en vivo.

Alrededor del Black Jack, uno de los puntos que más da siempre que hablar es el de contar cartas, especialmente si está permitido. Aunque de nuevo muchas veces es la imagen e Hollywood la que nos hace pensar que es algo prohibido, ilegal, la verdad es que no lo es. Otra cosa es que a los casinos “les guste” que se usen estas estrategias y, por tanto, como lo que si tienen en todo caso es derecho a admitir o rechazar a quien deseen, pueden no admitir a la persona que hayan detectado que cuente cartas.

Estrategias de contar cartas

Esto es así porque a través de diferentes estrategias de contar cartas aumentan las posibilidades de éxito. El objetivo de contar cartas es reconocer cuáles quedan en el mazo y con ello detectar situaciones favorables que generen beneficios o por el contrario desventajas que hagan que sea más probable conseguir pérdidas y no continuar con la jugada.  Cuando la mayoría de las cartas pendientes son ases, 10 o figuras en lugar de número pequeños, la probabilidad de obtener naipes altos y una puntuación elevada es incrementada considerablemente.

Seguir estas estrategias, de forma sistemática, permiten por tanto mejorar las probabilidades de ganancias siempre que combinemos la búsqueda de las estrategias más favorables con las apuestas a realizar. ¿Pero es sencillo de hacer? ¿Cómo se realiza?

La respuesta es que sí hay variadas formas de contar cartas y de su mayor sencillez o complejidad deriva precisamente conseguir mejores o peores probabilidades en las que determinar cuándo es el mejor momento para apostar y conseguir beneficios o retirarse.

El método más sencillo es el denominado Alto-Bajo o Hi-Lo. Este consiste en poner un valor de 1 para las cartas del 2 al 6, de 0 para las cartas 7, 8 y 9 y por último de -1 a los ases, 10 y figuras (J, Q y K). El conteo se inicia según comienzan a repartirse las cartas, cada vez que se saca la carta se va memorizando el punteo señalado, moviéndose por tanto el conteo entre un número positivo y otro negativo.

Cuanto más alto sea el número en el conteo más probabilidad es que salga una carta de puntuación alta, y lo contrario cuanto más sea en negativo la probabilidad de una carta baja mayor. Con ello, se debe basar la estrategia de plantarse o pedir más cartas, pero debemos tener en cuenta que estas probabilidades son “más exactas” cuanto más se avance repartiendo cartas, hay mayor probabilidad de acierto, por lo que hay que tener

Otra estrategia es la denominada Ace-Five o As-Cinco. Es un método más sencillo, y por tanto tiene como principal hándicap que las probabilidades de acierto son menores. En este método solo se tienen en cuenta la carta de más valor, los ases y los cinco. Los ases suman 1 y los 5 se restan, el resto de los naipes no se cuentan.

La forma de actuar es la misma que en Hi-Lo, los resultados más altos muestran una jugada mejor para el jugador, pero con unas probabilidades de acierto menores.

En el lado contrario está el método Uston SS mucho más complejo de llevar a cabo, pero con mejores resultados. En lugar de dividir las cartas en tres grupos como el Hi Lo, se divide en seis (por ello su mayor fiabilidad).

Así las cartas 2, 4 y 6 se les da un valor de 2, al 5 3, al 7, 1, al 8 0, al 9 -1 y por último a las cartas del 10, figura y al as de -2. El resultado final es el mismo, pero más fiable que el Hi-Lo, cuanto el negativo sea mayor, más probabilidad será de un valor menor, y viceversa.

COMPARTIR: