23 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

FERNANDO ELES VILLARROEL SALTÓ AL RUEDO EN EL QUINTO TORO CORRESPONDIENTE A MANUEL BENÍTEZ Y RECIBIÓ DOS CORNADAS FATALES EN EL CUELLO

Se cumplen 40 años de la muerte de un espontáneo en la plaza de Albacete que ocasionó la retirada de 'El Cordobés'

Imágenes de las cornadas del toro al espontáneo Fernando Eles en la plaza de toros de Albacete. Copyright Manuel Podio. 
Imágenes de las cornadas del toro al espontáneo Fernando Eles en la plaza de toros de Albacete. Copyright Manuel Podio. 
El 14 de septiembre de 1981 en la plaza de toros de Albacete tuvo lugar un acontecimiento escalofriante. En el quinto toro de la tarde y el segundo de 'El Cordobés', un espontáneo del tendido siete salió al ruedo con la intención de ser conocido por este torero. Finalmente, esta imprudencia le costaría la vida. Entre el público abuchearon a la cuadrilla de 'El Cordobés' por su pasividad ante el hecho. Pese al conocimiento de su muerte, la corrida se acabó con críticas desde la grada.

La tarde del 14 de septiembre de 1981 en la plaza de toros de Albacete será conocida históricamente como una de las más trágicas de la historia de la tauromaquia. Esta corrida había comenzado con varias críticas hacia la manera de torear de 'El Cordobés' y Rafael de Paula. No obstante, lo peor y más impactante de esa tarde-noche no iba a ser eso, sino lo que sucedería en el quinto toro de la ganadería Los Guateles. Esta res se llamaba “Sospechoso”, pesaba 485 kilos y tenía unos pitones considerables.

El problema vino cuando un espontáneo, apodado “El Chocolate” y de nombre Fernando Eles Villarroel, decidió saltar desde el tenido 7 de la grada a intentar torear con el torso desnudo y la camisa como capote. Este hombre tenía 27 años y estaba casado con una joven de 23. Además, tenía tres hijos. Era encofrador y se había colado a la plaza sin pagar y con la intención de saltar al ruedo en un toro para que 'El Cordobés' supiera quién era.

Este quinto toro le correspondía a 'El Cordobés'. Aún no se le había dado ningún capotazo cuando "El Chocolate" decidió citarle con su camisa.  Entonces, el toro se arrancó y ninguno de los miembros de la cuadrilla de 'El Cordobés' salieron a intentar el quite. Uno de sus peones se había acercado pero al ver que el toro iba con mucha fuerza se retiró a las tablas. El toro no persiguió a este miembro de la cuadrilla y continuó hasta coger de lleno al espontáneo y empitonarle en repetidas ocasiones. Al ver la fuerza del toro nadie acudió a socorrer al espontáneo.

Imágenes de las cornadas del toro al espontáneo Fernando Eles en la plaza de toros de Albacete. Copyright Manuel Podio. 

Estas cornadas del toro provocaron la muerte de Fernando Eles en el mismo instante. En su cuerpo desnudo de cintura para arriba se podían observar varios boquetes en la cintura y el cuello. Además, el joven se desangraba considerablemente en la arena. El parte facultativo facilitado en la enfermería donde fue trasladado afirmaba que tenía destrozado el bazo, el hígado y roto el cayado de la aorta. El gran charco de sangre dejado por el fallecido provocó el desmayo de algunos espectadores y varios abandonaron incluso sus localidades horrorizados.

Después del fallecimiento del espectador, la gente creía que la corrida se suspendería, sin embargo, se decidió terminar el evento. El público que se quedó a ver terminar la corrida culpó a la cuadrilla de 'El Cordobés' del suceso por su inacción ante la carrera del toro y la posterior cogida. Se lanzaban almohadillas y botes de cerveza, además de llamarles asesinos por no intervenir. Europa Press y Radio Nacional llegaron a asegurar que el torero de Palma del Río habría hecho las señales correspondientes a sus peones para que no interviniesen y dejasen torear a un hombre que llevaba una camisa como engaño.

Manuel Benítez 'El Cordobés'. 

'El Cordobés' en el final de la corrida fue despedido con insultos y con el lanzamiento de objetos peligrosos. Debido a esta bronca contra ellos acusándoles de la muerte, el torero decidió abandonar Albacete pocos minutos después de terminar la corrida. Su retirada definitiva de la tauromaquia poco después de este festejo se achacó al fallecimiento de este espontáneo y la atribución de la culpa por la gente hacia él.

COMPARTIR: