30 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cantautora madrileña, de 68 años, está casada con el director de cine José Luis García Sánchez e ingresó en el PCE poco antes de legalizarse

Rosa León, la voz que convirtió 'Al Alba' de Luis Eduardo Aute, en un himno contra los fusilamientos del franquismo

Rosa León.
Rosa León.
La reciente muerte de Luis Eduardo Aute trae a la actualidad la figura de su gran amiga Rosa León que puso voz a 'Al Alba' el gran clásico del compositor que se editó en un momento crucial, coincidiendo con los últimos fusilamientos de la dictadura de Francisco Franco ocurridos el 27 de septiembre de 1975, lo que le acarreó grandes problemas en la época. Su música forma parte de la banda sonora de la Transición y también hizo programas infantiles para televisión.

La muerte de Luis Eduardo Aute ha traído al recuerdo de muchos a Rosa León una de las cantautoras fundamentales en los años de la Transición. Una superviviente de una generación de artistas que pusieron banda sonora al paso de la dictadura a la Democracia. Su interpretación de Al Alba de su amigo Aute hizo historia sobre todo al ser editada coincidiendo con los últimos fusilamientos del régimen franquista ocurridos el 27 de septiembre de 1975.

Rosa León Conde nació el 4 de septiembre de 1951 en Madrid, en concreto en Argüelles, en el seno de una familia de clase media formada por seis hijas. Una de ellas, Eva también se dedicaría a el mundo del espectáculo, aunque ésta en una versión más lúdica siendo vedette de revista y llegando a convertirse en una de las musas del Paralelo de Barcelona en los años del destape. También con el mundo del espectáculo tendría que ver su marido el cineasta José Luis García-Sánchez, padres ambos del también director de cine Víctor García León.

Al igual que ocurría con Aute su imagen más vendible fue la de una mujer seria y grave incapaz de frivolizar. Esto ocultó, como en su amigo, su capacidad para ironizar y reírse de la realidad de una forma inteligente. Con 17 años ingresó en la Universidad Complutense para estudiar Ciencias Económicas. La universidad era a finales de los años sesenta un lugar donde los ecos del Mayo del 68 parisino aún resonaban y sus mitos se acrecentaban dada la situación política de España aún bajo la dictadura militar de Francisco Franco.

Desde joven tuvo varios trabajos como profesora particular o niñera para poder lograr la independencia económica. Unos años más tarde abandonó su carrera de Económicas para empezar a estudiar Ciencias Químicas, que cursó durante cuatro años. Siempre cercana a la izquierda se hizo miembro del Partido Comunista en 1977 poco antes de su legalización lo que le hizo ser detenida por asociacionismo ilegal.

A mediados de la década comenzó su relación con el mundo de la música de mano de Jorge Krahe formando un dúo satírico que debutó en el café-teatro Isamel. Para la película Canciones para después de una guerra de Basilio Martín Patino hicieron una versión irónica de Yo te diré, banda sonora de Los últimos de Filipinas y editaron el disco Las cuatro y diez. Ya en este primer trabajó colaboró Luis Eduardo Aute. En 1975 grabó Al alba y De alguna manera.

Paralela a esta faceta nació su relación con el mundo de la canción infantil. Así participó junto a su amigo Juan Diego en el programa de Televisión Española, Cuentatopos. En 1976 editó las canciones infantiles ¿Qué va a quedar de estos días? y Canción de cuna para un gobernante. Ese mismo año participó en el disco humorístico Forgesaund que unía el talento del humorista Forges con la música de Luis Eduardo Aute, con el tema Mariano.

En 1977 vio la luz Oído por ahí, que contaba con temas de Aute y rescataba textos de lo poetas Pablo Neruda y Blas de Otero. Llegó después un silencio de varios años tras los cuales editó Rosa se está buscando en el espejo (1983) producido por su amigo Víctor Manuel donde consiguió un nuevo tema, que al igual que pasó con Al Alba, sin ser suyo se identificara para siempre con ella, Volver a los 17 de Violeta Parra.  Un año antes había iniciado su carrera como presentadora de programas infantiles con La cometa blanca. Antes había participado en Un globo, dos globos, tres globos de Lolo Rico. A finales de la década presentaría también el musical A media voz (1987) y el infantil Sopa de gansos (1989). Entre medias editó varios álbumes de canciones para niños así como un disco en directo con otras mujeres como Mary Carmen y sus muñecos, Massiel, Cristina Almeida, Marina Rossell, Nurias Espert, María Dolores Pradera y Rosa María Mateos llamado Amigas mías (1986).

Con Paloma desesperada (1989) incorporó nuevos nombres a su nómina de autores como José María Cano, Suburbano o el mismísimo Rafael Alberti. En los noventa empezó su carrera como productora discográfica encargándose de trabajos de gente como El Consorcio, Alfredo Kraus o María Dolores Pradera. Además, se encargó de música de películas dirigidas por su marido el cineasta José Luis García-Sánchez como La noche más larga (1990) o Suspiros de España (y Portugal) (1995).

En 2003 aceptó incorporarse a la lista electoral del PSOE, encabezada por Trinidad Jiménez, para concurrir a las elecciones municipales de Madrid. Desde mayo del 2004 y hasta septiembre de 2007, fue Concejala del Ayuntamiento de Madrid por dicho grupo político. Luego estuvo al frente del Instituto Cervantes en Casablanca (Marruecos) y en Dublín (Irlanda). Una militancia política activa que la mantiene apartada desde hace años de la música.

COMPARTIR: