13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El representante de la actriz apunta hacia Pontes como el causante del distanciamiento: “Se fue quitando al resto para acaparar toda la atención”

Ángel Gutiérrez: “Lina Morgan se negaba a que Concha Velasco actuara en La Latina porque recaudaba más dinero que ella”

Exclusiva Lina Morgan y Concha Velasco.
Lina Morgan y Concha Velasco.
La actriz Concha Velasco ha hecho público el triste recuerdo que le quedó al no poder despedirse de su amiga Lina Morgan ya que le alejaron de su entorno. Los amigos y compañeros de Lina, Ana Valdi y Ángel Gutiérrez señalan al ex chófer, Daniel Pontes, como el responsable de este aislamiento social que vivió la actriz. Además cuentan la estrategia que siguió para conseguirlo. Por último su ex representante destapa la rivalidad que Lina sentía hacia Concha.

Los últimos años de vida de la popular actriz Lina Morgan siguen siendo todo un enigma y acaparan en la actualidad, después de que se cumplieran cinco años de su fallecimiento, muchos comentarios.

La última en recordar la etapa final de la cómica ha sido su compañera y amiga, Concha Velasco. En una entrevista concedida a una revista la “chica de la Cruz Roja” ha manifestado que lamentó mucho no poderse despedir de Lina, con la que le unía una gran amistad. Y que esta situación se produjo debido a que la intérprete de “Gracias por Venir” pasó sus últimos años apartada de quiénes fueron sus amigos.

Ya este medio ha contado algunos de los capítulos de la vida de la artistas mediante las personas que la conocieron muy de cerca. Todas ellas apuntan a su heredero universal, Daniel Pontes como responsable del distanciamiento del entrono de Lina con la actriz.

 El Plan de Pontes

“Pontes llegó a su vida y poco a poco fue escalando hasta lograr lo que ahora ha logrado. Sabía muy bien lo que estaba haciendo pues conocía que Lina era una pobre niña rica.”, afirmaba su también amiga y compañera Ana Valdi. La cual, acudía al domicilio de Lina a ayudar a su hermana Julia que atravesaba un mal momento anímico

Entró en la vida de Lina como chófer de la artista. Lina quería que alguien acompañase a su madre a merendar con sus amigas a la cafetería del Teatro. La asistenta de la casa le dijo a Lina que ella conocía a alguien que podía encargarse de esto. Ese era Daniel Pontes que por entonces era taxista.”, cuenta su ex representante Ángel Gutiérrez.

Daniel Pontes ayudando a Lina a entrar en el coche.

Ángel describe minuciosamente la estrategia que el chófer siguió para conseguir toda la confianza de la actriz y estar informado de todo lo que acontecía en su intimidad: “Una vez allí dentro se hizo con el control de todo. El primer paso que dio fue sacar del domicilio a los empleados del hogar. En la casa trabajaba mi prima Mari Carmen. La pobre enfermó de cáncer y el propio Pontes, después de que le habían dado el empleo de chófer por ella, le insistió a Lina que debía de irse de la casa porque no podía permitir que muriera ahí. E ingresaron a Mari Carmen en una residencia, donde falleció finalmente.”

También Pontes introdujo dentro del servicio a su mujer. Un día le llegó a decir a Lina que Mari Carmen estaba muy enferma y que no podía hacer todas las tareas y que le vendría bien un refuerzo. Y le ofreció los servicios de su mujer. Con este movimiento él estaba más cerca de Lina y controlaba de cerca lo que pasaba en su intimidad.”, afirma su ex gestor Ángel Gutiérrez.

Finalmente tras una fuerte discusión con Lina, por un tema de la propiedad, su hermana Julia decide abandonar el hogar que compartía con la artista y se ingresa en una residencia de lujo de Aravaca. Allí pasa sus últimos días hasta que fallece un día de nochebuena.

Pontes no solo consigue desprenderse de los trabajadores del hogar también alejó a Lina de los trabajadores de su teatro. Al primero que se quitó del medio fue a mí. Le convenció a Lina de que era mal gestor y tenía que despedirme porque habían números que no cuadraban en las cuentas. Aunque se demostró por dos auditorías que me hicieron que era falso, Lina, influenciada por Pontes, decidió prescindir de mis servicios.”, asevera su ex gestor.

Lina junto a su ex gestor Ángel Gutiérrez.

 “Después del teatro fueron liquidando gente hasta que no quedó ninguno. Todos los que olían a Ángel Gutiérrez desaparecieron de ahí. ”, afirma Ángel Gutiérrez.

Según relatan estas personas que conocieron a la actriz, el último paso que le quedaba a su ex chófer para que su figura tuviera toda la presencia y todo dependiera de su aprobación fue aislarla de cualquier tipo de contacto social, es decir, de las personas que la querían y con las que había compartido grandes momentos de amistad, como es el caso de Concha Velasco.

Allí no se hacía nada que Pontes no diera su visto bueno. Todos los que llaman a su casa para preocuparse por la salud de Lina se les decía que no fueran a verla porque ella había tomado la decisión de que nadie la viera así.”, asegura su amiga Ana Valdi.

“Si me hubieran dejado, hubiera ido sin dudarlo a darle un beso. Al igual que Concha Velasco. También me consta que Norma Duval o Raphael les hubiera gustado ir a verla.”, afirma Ana Valdi.

Concha Velasco en el funeral de Lina.

Un testimonio, que prefiere permanecer en el anonimato, confesó a elcierredigital.com que él tuvo la petición expresa de Pontes de que no fuera a verla. Aún así tuvo informadores dentro del hospital Beata MarÍa Ana, en el que la artista pasó nueve meses ingresada por neumonía en la UCI, que le transmitían el parte médico de Lina. También le contaron la preocupación que tenía su heredero universal porque no se difundiera ninguna imagen de la cómica hospitalizada. “Tal era el miedo que Pontes tenía a que se le tomara una foto a Lina que le cubría con una gasa la cara”, declara este testigo.

Para muchos de estos amigos la imposibilidad de despedirse de la actriz les ha ocasionado un dolor que el tiempo no lo ha podido borrar. Así lo ha explicado Concha Velasco para un medio de comunicación.

Concha y Lina, una historia de amigas y rivales

Además cuenta una anécdota que muestra el nivel de amistad y confianza que ambas tenían. “Lina era maravillosa. ella no permitía que nadie usara su camerino, solo su perro, y a mí me lo abría siempre. mis hijos se han criado en ese camerino.”, recuerda la actriz.

El ex gestor de la Latina constata que la relación entre Morgan y Velasco era muy estrecha pero Lina sí tuvo una rivalidad sana con Velasco. “Lina no quiso firmar un contrato con Concha para que esta representara su función en la Latina. Ella se negó porque pensaba que iba a recaudar más dinero que ella y en su teatro no actuaba nadie que recaudara más dinero que ella.”, afirma su ex representante.

“Cuando Concha estaba en el Calderón y despuntaba a Lina no le gustaba y se enfadaba. Pero a pesar de esto Lina solo abrió su camerino a Concha y ella no lo abría a nadie,” recuerda Ángel Gutiérrez.

COMPARTIR: