06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La artista japonesa ha decidido retirarse, dejando a su único descendiente a cargo de la administración de una fortuna de 800 millones de dólares

Yoko Ono cede el mando de las empresas millonarias de la familia Lennon a su hijo Sean

Sean Lennon junto a su madre, Yoko Ono.
Sean Lennon junto a su madre, Yoko Ono.
La artista japonesa de 87 años, Yoko Ono, viuda del legendario cantautor de los Beatles, John Lennon, ha decidido poner al hijo que tuvo con el de Liverpool, Sean Lennon, al frente del conglomerado empresarial que ella y su marido edificaron en su día. De acuerdo con la información que ha trascendido, la decisión se debe a un presunto empeoramiento de su estado de salud, que le impide encargarse de la gestión de sus negocios.

Yoko Ono, que fue esposa del mítico integrante de los Beatles, John Lennon, ha decidido dar un paso atrás en la gestión de sus negocios. En este sentido, para sucederla ha elegido al hijo que tuvo junto al cantautor, Sean. Y es que, según las informaciones publicadas a este respecto, la japonesa de 87 años se encuentra en un deteriorado estado de salud que le impide seguir al frente del legado del músico de Liverpool.

Por tanto, según informa The Mirror, Sean, de 45 años, se convertirá en el nuevo líder de ocho empresas vinculadas a The Beatles y a su madre, además de la potente Apple Corps, que en 2019 generó beneficios por valor de 36 millones de dólares. Asimismo, el hijo de la pareja más conocida del siglo pasado pasará a dirigir las empresas Maclen y Subafilms y se especula con la posibilidad de su integración en el consejo de Lensolo, que gestiona los derechos musicales de la época de Lennon como solista.

Ono, que continúa viviendo en el mismo edificio neoyorkino donde Marc David Champan asesinó a Lennon a comienzos de los años 80, lleva varios años limitando sus apariciones públicas. En las escasas ocasiones en que se ha dejado ver, lo ha hecho con una silla de ruedas. De hecho, en uno de los actos públicos en los que tomó parte, hace ya tres años, la japonesa afirmó estar aprendiendo mucho de una enfermedad que padecía, sin revelar de qué se trataba exactamente. Pese a estos problemas, hasta el momento, continuaba administrando los 800 millones de dólares de su fortuna.

Sean Lennon.

La nueva cabeza visible del imperio de John Lennon, ahijado de Elton John, también es músico y, además, en su juventud hizo varias incursiones en el mundo de la interpretación. Otra de sus facetas más conocidas es la del activismo, tomando parte en la protesta Occupy Wall Street, en la que tocó junto a Josh Fox y Rufus Wainwright.

El pasado octubre, jugó un papel fundamental en el documental de la BBC y Apple Music que conmemoraba el que habría sido el 80 cumpleaños de su padre, entrevistando a personalidades del círculo más cercano del que fuera uno de los grandes líderes de The Beatles, entre ellos a Paul Mccartney.

Sean, no es el único hijo de John Lennon. El Beatle tuvo otro varón como consecuencia de su relación con Cynthia, su primera esposa, de nombre Julian, que fue excluido de su testamento y, por tanto, no recibió nada de los 200 millones de dólares que dejó su padre a su muerte, que recibieron su hermanastro y Yoko Ono.

Tras años en los tribunales, Julian consiguió llegar a un acuerdo económico con la artista japonesa y en los últimos años afirmaba que su relación con ella estaba mejorando. En esta línea, Julian se prestó a ser entrevistado por su hermanastro en el documental anteriormente citado, lo que prueba la cordialidad en su relación con ahora se ha convertido en el nuevo rostro visible de la familia Lennon a nivel empresarial.

 

 

COMPARTIR: