18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Gobierno de Pedro Sánchez cedió el inmueble al reino alahuita en 2019, cuyas obras fueron paralizadas y que han retomado el pasado 9 de agosto

El histórico teatro español Gran Cervantes de Tánger donado a Marruecos inicia su restauración

El Cierre Digital en Gran Teatro Cervantes en Tánger.
Gran Teatro Cervantes en Tánger.
El Gran Teatro Cervantes de Tánger fue construido en 1913 gracias al empeño de Esperanza Orellana, de su esposo Manuel Peña, ambos propietarios así como de su amigo y amante del teatro, Antonio Gallego. A partir de 1970 se cerró y acabó abandonado. No fue hasta 2019 cuando el Gobierno español de Pedro Sánchez decidió ceder el teatro al Gobierno marroquí para que se encargaran de su restauración. Las obras comenzaron en 2021 y tras estar paradas dos años se retomaron este 9 de agosto de 2023.

Los trabajos de restauración del Gran Teatro Cervantes de Tánger comenzaron el 9 de agosto de 2023, fecha que coincide con los 110 años desde que el teatro fue inaugurado. Con Pedro Sánchez de presidente, el Gobierno español donó el teatro a Marruecos en el año 2020. En esta donación se establecieron ciertas condiciones y se exigió que se mantuviera la cultura española. En 2021 se iniciaron las obras de acondicionamiento, pero estuvieron un tiempo paradas hasta que este 9 de agosto se reanudaron las obras.  

El Gobierno marroquí es quien se encarga de los protocolos y de sustentar económicamente la restauración de este teatro construido en 1913, inaugurado el 12 de diciembre ese mismo año. Por lo tanto, la restauración del mítico teatro español en Marruecos  se produce casi 110 después. Sin embargo, tendrán que mantener el nombre del teatro y promover las culturas de ambos países. El Estado Español también podrá participar en el teatro y proponer actividades culturales.

El protocolo del pacto entre España y Marruecos tiene una condición indispensable y es que se mantenga el origen español del teatro y se tenga en cuenta en la programación tanto la cultura marroquí como la española. 

El Gran Teatro Cervantes en obras.

En una conversación con elcierredigital.com la pintora Consuelo Hernández, una de las personas que más ha luchado por la restauración de este teatro, señala que “es algo que hemos esperado durante muchos años como agua de mayo, es una grandísima noticia. Hemos llegado a dirigir escritos al Gobierno español porque es parte de la historia de nuestro país, pero nunca hemos tenido respuesta. Esta restauración significa el mantenimiento de la cultura española en nombre de la historia española, porque fue un teatro que creció entre españoles. Es una alegría inmensa ver ahora estas imágenes, ya que supone que los gobiernos se preocupan por mantener la historia y restaurarla”.

“Desde hace mucho he soñado con andamios en la fachada de nuestro querido teatro. Se trata de una preciosa joya tangerina y española. Estamos muy ilusionados con que avancen los trabajos de restauración del Gran Teatro Cervantes de Tánger. Me siento más que feliz y os lo transmito desde esta ventana abierta al mundo”, concluye Consuelo. Esta fachada original con el nombre en español de Cervantes "hay que mantenerla tal cual", según señala el protocolo firmado. Hay que recordar, que en 1928 los propietarios de este teatro lo donaron al Estado español.

La cesión del teatro por parte de Pedro Sánchez

El 1 de marzo el Gran Teatro Cervantes pasó a ser jurisdicción de la ciudad de Tánger, Marruecos. Así fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 11 de febrero, haciendo referencia al protocolo entre ambos reinos publicado el 20 de marzo de 2019. Este teatro perteneció a España durante casi cien años.

Hace cuatro años Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, acordó con las autoridades marroquíes el traspaso del teatro. Sin embargo, no culminó hasta febrero de 2023 la cesión del Gobierno de España a Mohamed V.

El protocolo entre los dos reinos publicado en 2019 alude a las "las relaciones históricas y de amistad" de ambos países, establece que se trata de una donación irrevocable y determina las obligaciones a las que se compromete Marruecos.

Entre ellas, que el Gobierno de Marruecos pasó a ser el “responsable de restaurar el edificio en su totalidad, respetando la arquitectura original” así como será el encargado de "sufragar la totalidad de los gastos de restauración, renovación, gestión y mantenimiento". La restauración se deberá llevar a cabo en un máximo de tres años.

En el mismo documento, se establecía que para realizar el seguimiento de la restauración, gestión y programación, se constituirá una Comisión Mixta con miembros de las dos partes.

El Gran Teatro Cervantes, más de un siglo de historia


El Gran Teatro Cervantes fue construido en 1913 gracias al empeño de Esperanza Orellana, su esposo Manuel Peña, propietarios del emblema arquitectónico y de Antonio Gallego, amigo del matrimonio así como gran amantes del teatro, quienes sufragaron los gastos de las obras. Su aforo era de 1.400 butacas.

Años más tarde, en 1928, el Teatro Cervantes de Tánger fue donado por sus propietarios al Estado español. Fue uno de los edificios más importantes de la ciudad dedicado a fines culturales. Tuvo gran relevancia durante los años 50 y por sus escenarios pasaron las mejores compañías de teatro así como grandes estrellas como Concha Piquer, Lola Flores, Pepe Blanco o Manolo Caracol. Fue un vínculo de unión entre la cultura árabe y la española.

gran-teatro-tanger

Gran teatro Cervantes de Tánger.

Sin embargo, a partir de 1970 se cerró y acabó abandonado y deteriorado por el paso del tiempo. Esta situación del edificio suscitó quejas por parte de varias asociaciones y el interés de varios periodistas por su estado. El teatro tiene un valor arquitectónico y cultural incalculable que precisa de una gran inversión para su rehabilitación.

La donación del teatro


Fuentes de la asociación AMIThE explicaban a elcierredigital.com que hace unos años hicieron llegar una propuesta al ministerio de Asuntos Exteriores. “La asociación AMIthE (Amigos de los Teatros históricos de España), junto con la organización Baile de Civilizaciones, propusimos al ministerio de Asuntos Exteriores que se rehabilitara el teatro desde España y pudiera servir de centro cultural del Instituto Cervantes para todo el norte de África. Sin embargo, la propuesta finalmente no llegó a ningún sitio”, aseguran.

Los años fueron pasando y el teatro se fue deteriorando aún más. Años más tarde, Marruecos presentó a España la petición de cesión de la titularidad del teatro, de modo que serían ellos quienes lo rehabilitaran. 

teatro-marruecos

Gran Teatro Cervantes.

Este acuerdo se firmó en 2019, antes de la pandemia, y se han tardado 4 años en ratificar el acuerdo de cesión por parte del Estado Español. “Aunque se ha vendido como una cesión política del Gobierno de España, es preferible que sea el Reino de Marruecos quien lo rehabilite a que se pierda el teatro. No es una cesión política, es una cesión de un inmueble histórico artístico en la ciudad de Tánger vinculado a España para que sea rehabilitado”, recalcaban estas fuentes de AMIThE a elcierredigital.com.  

La asociación AMITHE pide que "no se pierda el nombre de Cervantes y que se restaure acorde con los criterios artísticos, históricos y arquitectónicos que siempre ha tenido como gala ese teatro. Lamentamos los cuatro años que se han perdido y también pedimos que no se cierren los vínculos con España y que la programación pueda servir de vehículo entre la cultura española y la marroquí y entre el idioma francés, árabe y español”, concluían.

COMPARTIR: