22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de que su novela El Visitante acaba de ser adaptada por HBO, todavía quedan algunas publicaciones en el olvido cinematográfico

Cuatro obras del escritor americano de suspense Stephen King que merecen una adaptación audiovisual

Stephen King es uno de los escritores con mayor número de obras adaptadas al medio audiovisual
Stephen King es uno de los escritores con mayor número de obras adaptadas al medio audiovisual
Stephen King es uno de los autores que ha llevado una gran número de sus obras tanto a la pantalla grande como a la pantalla pequeña. Sin embargo, no todas las obras que ha escrito han tenido la adaptación audiovisual que se merecen. Muchas obras de las que presentamos aquí tienen un argumento con el potencial suficiente como para componer una gran serie televisiva o película, gracias a sus personajes humanos y creíbles, sus situaciones originales e interesantes y ambientación lúgubre.

El estreno de la adaptación a serie televisiva de El Visitante, una de las últimas novelas del escritor norteamericano Stephen King, no es sino una de las tantas adaptaciones que se han realizado de las obras de este autor. Para muchos King es el nuevo rey de la literatura de horror y desde sus inicios ha recibido ofertas de muchas productoras para llevar sus obras al cine o a la televisión.

A día de hoy las adaptaciones más populares incluyen las películas de It de 2019 y 2020, dirigidas por el argentino Andy Muschietti; la serie televisiva de La Cúpula; la película de El Resplandor, dirigida por Stanley Kubrick y la secuela de esta Doctor Sueño.

La película de It fue una de las adaptaciones más esperadas de 2019

Sin embargo, y a pesar de las opiniones variadas respecto al tema, no todas las obras del galardonado escritor han tenido la adaptación que se merecen. Es por esto que presentamos una lista de cuatro obras de Stephen King que merecen una adaptación a audiovisual.

Una extensión justa

En 2017 Netflix estrenó la película 1922, adaptación de una del célebre autor y que fue aclamada por la crítica. La obra narra el asesinato perpetrado por un granjero para eliminar a su mujer y quedarse con las tierras de esta. El traumático suceso desencadena una serie de hechos que se saldan con la progresiva caía en la locura de su protagonista. Lo que mucha gente no sabe, es que esta obra pertenece a una obra compuesta por otros tres relatos llamada Todo Oscuro, Sin Estrellas.

Entre los cuatro relatos que componen la obra destaca Una Extensión Justa. Una obra que ocupa el clásico recurso del incauto que realiza un trato con el Diablo a cambio de algún deseo egoísta e intrascendente. A través de Dave Streeter, el protagonista, King describe un personaje sin escrúpulos ni una pizca de humanidad por el que sencillamente el lector no puede sentir empatía y solo puede despreciar más y más a medida que avanza la obra.

1922 fue una de las novelas cortas de Todo Oscuro, Sin Estrellas adaptada por Netflix

Esta novela corta ofrece un guion rico cargado de acción que, con el elenco adecuado, no dejaría indiferente a nadie. Los personajes son profundos, la situación es realista, está muy bien lograda y perfectamente organizada, y el final es sin duda el plato fuerte, un culmen de los acontecimientos que nadie esperaría, al estar completamente fuera de los estándares de relación causa-efecto a los que estamos acostumbrados los espectadores en argumentos de esta naturaleza.

Rabia

Rabia es una obra polémica. Después de una serie de desgraciados acontecimientos donde este libro parecía estar siempre presente, tanto su autor como la editorial decidieron sacarlo de circulación y hacer como si nada hubiese pasado. Nadie quería que esta obra siguiera envenenando las consciencias de los jóvenes, que habían iniciado tiroteos escolares inspirados por la misma.

Esta obra relata el secuestro de una clase de instituto a manos del protagonista, Charlie Decker, quien no logra comprender el porqué de sus actos, actúa por impulso y a medida que se desarrollan los eventos, la clase secuestrada empieza a ejercer como una especie de terapia grupal en la que se demuestra que no todos estamos tan cuerdos como creemos.

Debido a una serie de tiroteos escolares, todas las copias físicas de Rabia fueron retiradas del mercado

La carga psicológica del protagonista se entremezcla con la de sus compañeros hasta que se genera un clima de complicidad del que ninguno quiere dejar de ser partícipe. Los estudiantes están encantados de oír a Charlie y de desentrañar el origen de sus males, y este empieza a comprenderse a sí mismo cada vez más.

Este libro es un gran ejemplo de lo que es capaz de hacer Stephen King a la hora de construir a sus personajes y dotarlos de profundidad y de impredecibilidad. Mientras se lee, se crea un efecto en el lector, que empieza a empatizar con el personaje a pesar de la hostilidad que este representa. Un efecto parecido al que logró Todd Philips con Joker este año 2020.

Joyland

Uno de los primeros intentos de King de salir del género del horror para entrar en el género policial. Joyland es una oda a las novelas de misterio popularizadas por Sir Arthur Conan Doyle y Agatha Christie. Nuevamente la narrativa hace gala de una naturaleza completamente impredecible, centrada en la visión personal de su protagonista Devin Jones, quien consigue un trabajo en un parque de atracciones sin saber que se verá involucrado en el caso de asesinato de muchas jóvenes a manos de un enigmático personaje que ha logrado evadir la justicia gracias a estrategias muy simples pero efectivas que pasarán desapercibidas para mayoría de lectores.

El argumento de Joyland no supone una premisa precisamente original, sin embargo, vuelven a resaltar los personajes, cuya personalidad está construida de una manera que no se limitan a ser simples recursos narrativos que se presentar para cumplir una función, sino que forman parte de un universo vivo del cual logran hacer partícipe al lector. Las personalidades son únicas y creíbles y representarían un gran reto profesional para cualquier actor que se postulase para el papel.

El argumento de Joyland se desarrolla en un parque de atracciones lleno de colores y vida

Es una obra rica en contenido que, sin duda, permitiría a un director experimentado la posibilidad de enriquecer el mundo que en ella se nos plantea con los recursos auditivos y audiovisuales correctos, un argumento que sin duda tiene potencial para brillar mucho más de lo que lo hace en el papel si se hace el esfuerzo adecuado.

El Bazar de los Malos Sueños

Nos adentramos ahora en los relatos antológicos. En este caso la propuesta no valdría para una película ya que no hablamos de una obra en general. Hablamos de muchas obras recogidas en una antología que muestra lo mucho que puede resaltar la imaginación del autor incluso en relatos cortos. El Bazar de los Malos Sueños reúne algunos de los mejores relatos y novelas cortas que ha escrito Stephen King en esos momentos que dejaba volar su imaginación libremente.

Entre las propuestas que ofrece esta antología se encuentran obras como Ur, un relato que escribió King para la compañía productora de los kindl, los dispositivos de lectura en formato digital. El resultado fue una narración compleja e innovadora en la que el protagonista, un amante empedernido de la literatura, decide comprar un kindl y recibe un aparato que en apariencia es lo que pidió, pero que esconde un montón de secretos para los que la humanidad no está preparada.

El relato Ur tiene como protagonista un simple aparato kindl

Otra de las propuestas que presenta esta obra es La Duna, un pequeño relato que narra la obsesión de un octogenario con una duna de arena que le ofrece la posibilidad de saber los nombres de las personas que están destinadas a fallecer prematuramente con tan solo echar un vistazo a las escrituras que se han formado en esta. Esto genera una dependencia y ansiedad en el protagonista que lo lleva a tomar una decisión apresurada.

Otro título destacado es Más Allá, un relato que explora un posible purgatorio donde el protagonista descubre cuales son los misterios que esconde la vida, la muerte y la figura religiosa de la reencarnación. Al final de la obra se presenta al protagonista un dilema que dejaría a cualquiera pensativo durante noches enteras.

El formato que ofrece esta obra podría conformar una buena serie televisiva al más puro estilo Black Mirror o, para los más nostálgicos, al estilo Creep Show o Escalofrios, series que sin duda contribuyeron a las pesadillas de muchos niños de los 90 que esperaban ansiosos conocer los relatos más terroríficos que ofrecían estas series de antaño.

COMPARTIR: