16 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La aristócrata estuvo representada por su hijo Borja Thyssen y su nuera Blanca Cuesta, que no disimularon cierta frialdad con el titular de Cultura

Sin noticias de Tita Cervera: la Baronesa da plantón al Ministro de Cultura José Guirao en la inauguración de la exposición de Balthus en el Thyssen

El matrimonio Thyssen-Cuesta con el Ministro de Cultura, José Guirao y la viuda de Balthus.
El matrimonio Thyssen-Cuesta con el Ministro de Cultura, José Guirao y la viuda de Balthus. / Bernardo Paz
La siempre polémica Carmen Cervera brilló por su ausencia en el que fue el acto cultural más importante de los últimos meses, que tenía como protagonista su propio museo: la inauguración de la exposición del controvertido pintor francés Balthus. Muchos achacan la desaparición de Tita a la tensa relación con el Ministro de Cultura José Guirao y que la aristócrata estaría esperando al resultado electoral del próximo 28 de abril para aclarar el futuro de la colección.

La asistencia de Carmen Cervera a la inauguración de la exposición de Balthus en el Museo Thyssen el pasado lunes por la noche era algo que todos daban por sentado. Sin embargo, la baronesa optó por dar plantón al Ministro de Cultura José Guirao. En lugar de Tita, hicieron acto de presencia su hijo Borja Thyssen y su nuera Blanca Cuesta.

La ausencia de Tita Cervera fue lo más comentado de la apertura de la exposición. Nadie se explicaba que la presidenta del museo no acudiera ya que se trataba de uno de los actos culturales más importantes para su institución: ni más ni menos la exposición de la obra de Balthus, uno de los pintores más polémicos de los últimos años, sobre todo tras las protestas de colectivos feministas en la primavera de 2018, que exigieron al Museo Metropolitano de Nueva York que descolgara la obra del artista francés Teresa soñando por el contenido supuestamente sexista del mismo. El cuadro de la polémica estará, junto a otras 47 obras del pintor, expuesto en el Museo Thyssen hasta el próximo 26 de mayo.

Si faltar a un acto de esta relevancia cultural ya es sorprende lo es mucho más si tenemos en cuenta que a la misma asistía la viuda del pintor y máxima defensora de su legado, la japonesa Setsuko Klossowska de Rola. Por si fuera poco, la única obra de Balthus posesión de un museo español pertenece precisamente al Thyssen. Se trata de La partida de naipes (1948-1950).

Borja Thyssen con Blanca Cuesta departiendo con el Ministro de Cultura / Chema Barroso 

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con el departamento de prensa del Museo Thyssen pero no han sabido aclararnos el motivo de la no asistencia de Carmen Cervera, la Baronesa Thyssen. La presencia de Borja y Blanca Cuesta es, sin duda, la puesta en evidencia de que las tensas relaciones entre la coleccionista de arte y su hijo y nuera han mejorado después de años de desencuentros que se dirimieron ante los medios de comunicación. La presencia de ambos prueba que la Baronesa cada vez más quiere involucrar a su hijo mayor en los asuntos del museo para preparar el relevo generacional.

En el acto de presentación de la exposición llamó la atención la cordial pero fría relación entre el titular de Cultura José Guirao y el matrimonio Thyssen-Cuesta. Sin embargo, ante la prensa evitaron hacer declaraciones que pudieran interpretarse con doble sentido y se centraron en resaltar la importancia cultural de la exposición.

Nadie en el Museo supo dar explicaciones sobre si Tita estaba o no en suelo español en el momento de la inauguración, pero sí se sabe con certeza que durante la mañana charló por teléfono con Setsuko Klossowska de Rola, viuda de Balthus.

Tensas relaciones con Guirao

En la cabeza de los asistentes estaban las difíciles relaciones entre la Baronesa y el Ministro de Cultura desde que éste accediera al cargo en sustitución del efímero Maxim Huerta.

Setsuko Klossowska de Rola, viuda de Balthus, en la presentación de la exposición que el Museo Thyssen/ Chema Barroso

A José Guirao le tocó bailar con la más fea tras aterrizar en Cultura. La cesión al Estado de la colección de arte Thyssen había expirado hace año en esos momentos se encontraba en prórroga tras el principio de acuerdo entre la viuda del Barón Thyssen y el Ministros de Cultura Iñigo Méndez de Vigo. Tras la moción de censura que llevó a Padro Sánchez a La Moncloa y desalojó del Gobierno al Partido Popular, el futuro de la colección volvió a quedar en el aire. Seis meses después del cambio de ejecutivo, Guirao y los abogados de Tita, MA Abogados, el bufete de Ángel Acebes y José María Michavilla, llegaron a un punto común: se necesitaba más tiempo. Es decir, la enésima prórroga para saber si la colección de arte privada sigue en España.

La relación entre Carmen Cervera y los distintos titulares de Cultura pasa se ha tensado y destensado en función de la permeabilidad de estos a aceptar las condiciones de la aristócrata. Muchos aseveran que la Baronesa quiere más dinero o mejores condiciones, como que el préstamo se mantenga entre 15 y 20 años para que coincida con la futurible sucesión de su hijo al frente del museo.

¿Fue un ejercicio de soberbia por parte de la Baronesa el no acudir a la inauguración? Para ella Guirao y el Gobierno de Pedro Sánchez ya están el tiempo de descuento y sabe que el futuro de su colección pasa por el Gobierno que surja de las urnas tras las elecciones del próximo 28 de abril.

Desde luego, gane quien gane, no lo tendrán nada fácil para negociar con Tita. Quienes conocer bien a la ex Miss España, luego devenida en actriz del destape y finalmente en coleccionista de arte, saben que es una mujer de armas tomar y dispuesta a defender lo suyo hasta el final.

COMPARTIR: