25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La educación sexual es el único método para evitar el consumo de este contenido ya que los niños pasan una media de 75 minutos al día en esta red

Este es el peligro que esconden algunos hashtags en Tik Tok: Llevan a contenido pornográfico

Niños utilizando las redes sociales
Niños utilizando las redes sociales
Conscientes del uso continuado que hacen los jóvenes de las redes, algunas personas intentan ampliar mercado usando hashtags que conducen a contenido pornográfico. Sin embargo, muchos padres no llegan a ser conscientes de que sus hijos ven este tipo de contenido en redes sociales, como Tik Tok. De esta forma, una de las aplicaciones más trending del momento se convierte en un medio fácil para acceder a contenido de este tipo.

El temprano uso de las redes sociales en jóvenes genera un consumo de pornografía en adolescentes entre 13 y 17 años, según los últimos datos de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). De acuerdo con Qustodio, la plataforma de bienestar digital, los niños menores de edad pasan una media de 730 horas conectados a internet. 

La asociación Save the Children ha publicado en ‘(Des)información sexual: pornografía y adolescencia’, que casi el 10% de los menores han accedido a pornografía incluso antes de los 10 años, y el 53,8% antes de los 13 años. El fácil acceso a contenidos de este tipo es una de las razones por las que los adolescentes consumen este contenido, al que se llega incluso a través de los buscadores de información general o redes sociales.

Tik Tok es una de las aplicaciones donde más se comparte contenido de este tipo. Mediante un uso de códigos de lenguaje, cualquier persona puede compartir, acceder o difundir contenido pornográfico. Una de las causas por las que los jóvenes buscan este contenido es la falta de información y educación sexual. 

Tik Tok, donde más contenido pornográfico se comparte

Según el último Annual Data Report de Qustodio, los niños pasan una media de 75 minutos al día en la aplicación. Hasta hace poco, se trataba de una aplicación donde se podían compartir vídeos musicales de 1 minuto con efectos especiales. Sin embargo, el fácil acceso a la información y el escaso control ejercido sobre el contenido le ha convertido en una de las apps donde más se consume pornografía. 

A través de redes sociales se crean y utilizan hashtags con el fin de promocionar contenidos, dar a conocer iniciativas o crear tendencias sobre algún tema. A pesar de los efectos positivos que tienen las redes sociales con un uso correcto, en los últimos meses se ha producido una tendencia por la que se comparte gran cantidad de contenido pornográfico

A través de hashtags como #youtubenaranja y #youtubeazul se esconden dos páginas de gran contenido pornográfico. La primera etiqueta cuenta con un total de 121 millones de visualizaciones dentro de la app y hace referencia a Pornhub, una de las páginas más conocidas de pornografía que existe. El segundo hashtag, #youtubeazul suma un total de 118 visualizaciones y dirige a XXNX vídeos, otra página de contenido sexual. 

Una madre enseñando a su hija a utilizar las redes sociales de manera adecuada.

Las personas que se dedican a publicar contenido de este tipo se aprovechan de la gran aceptación de esta red entre los jóvenes, llegando a un mercado mucho más amplio y ganando publicidad. La cuestión reside en lo difícil que resulta controlar el contenido dentro de la aplicación. Las etiquetas son creadas para saltarse los algoritmos de control y ser editadas después para seguir publicando este tipo de contenido oculto sin levantar sospechas. 

Evitar que los niños accedan

De acuerdo con expertos, la educación sexual es el único medio. Si un niño conoce la pornografía y sabe la clase de información que se difunde a través de las redes sociales, no tendrá interés en acceder a este tipo de etiquetas y verlas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los niños han de tener una educación sexual que “debe comenzar en la primera infancia y continuar durante la adolescencia y la edad adulta” y hace hincapié en que la educación sexual afecta al desarrollo de la personalidad de los niños. Por este motivo, recalcan, los padres deben cuidar la educación de sus hijos y evitar las consecuencias negativas que pueden acarrear una mala o escasa educación sexual. 

COMPARTIR: