27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mientras que el órgano oficial europeo sigue evitando meterse en "política", los jugadores teutones apoyaron al colectivo en su partido contra Hungría

Polémica en la UEFA: La Selección Alemana se manifiesta a favor del colectivo LGTBI en la Eurocopa 2021

Manuel Neuer portando el brazalete de arcoíris.
Manuel Neuer portando el brazalete de arcoíris.
En el partido que enfrentó a Alemania y a Hungría había algo más en juego que el pase a octavos de la Eurocopa 2020. Se enfrentaban la selección a la que se estudió sancionar por apoyar al colectivo LGTBI y Hungría, país que en los últimos días ha aprobado una ley que prohíbe cualquier tipo de contenido que haga referencia a la homosexualidad en los colegios. Durante el partido quedó reflejado que se enfrentaba la homofobia contra el apoyo al colectivo LGTBI.

El Orgullo LGTBI se celebra el próximo lunes 28 de junio en España, una reivindicación que en muchos países tiene lugar en las semanas anteriores y posteriores. De este modo, y así como el año pasado conocimos en estas fechas la opinión de Toni Kroos acerca de por qué pocos futbolistas salen del armario, en 2021 el mundo del fútbol también está siendo protagonista. La Eurocopa 2021 no ha olvidado la celebración del día de esta comunidad y hay quien les han querido mostrar su apoyo y homenajear.

En el partido del pasado sábado 19 de junio que enfrentaba a Alemania y Portugal, Manuel Neuer, capitán y guardameta de la Selección alemana, salió al terreno de juego con un brazalete arcoíris en apoyo al colectivo LGTBI. El motivo de este gesto no era solo por la cercanía del día del Orgullo, sino porque día a día encontramos noticias sobre el retroceso en los derechos de esta comunidad, como en el caso tan polémico de Hungría, donde Viktor Orbán ha prohibido hablar de la homosexualidad en los colegios de su país.

Imagen

Hinchas húngaros durante su partido contra Alemania con pancarta homófoba.

La cuestión es que, tras el símbolo de concordia de Neuer, en un terreno tan peliagudo para el colectivo LGTBI como lo es el fútbol, la UEFA estudió sancionar al futbolista por realizar manifestaciones políticas en el campo, algo prohibido por su reglamento. Finalmente, no se sancionó al jugador porque se da por supuesta la buena fe del alemán, pero esta no ha sido la única muestra reaccionaria reciente de la UEFA con la cuestión LGTBI.

Tras esta polémica, el ayuntamiento de Munich propuso a la UEFA iluminar el estadio Allianz Arena con los colores del arcoíris para el partido que iba a disputar Alemania y Hungría el pasado miércoles. Sin embargo, esta institución rechazó la petición, alegando que está obligada a la neutralidad política y que la petición se refería específicamente a la nueva legislación húngara, considerada discriminatoria con los homosexuales.

Los alemanes hablaron

Tras el revuelo creado por la negación de la UEFA, el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, calificó esta decisión de "vergonzosa", y optó por una serie de acciones ante el hecho de no poder iluminar al estadio.

La primera señal clara se vio desde las primeras horas de la mañana con banderas arcoíris que adornaban el ayuntamiento en la Marienplatz de la capital bávara. Al mismo tiempo, varias ONGs repartieron pequeños banderines con los colores del arcoíris, que estuvieron presentes durante todo el encuentro.

Además, estadios simbólicos de varias partes de Alemania se iluminaron con los colores del arcoíris, entre ellos el Olympiastadion, el RheinEnergieStadion y el Frankfurt Deutsche Bank Park.

El Olympiastadion se ilumina con los colores LGTBI durante el partido de la Eurocopa 2020 Alemania-Hungría

Olympiastadion iluminado con los colores LGTBI.

Muy a pesar de la UEFA las manifestaciones en favor del colectivo LGTBI también estuvieron presentes en el Allianz Arena, estadio donde se celebraba el encuentro. Antes de empezar el partido el ambiente era especial y, justo cuando el partido estaba a punto de comenzar, un activista con la camiseta de la selección alemana y con la bandera del arcoíris saltó al césped mientras sonaba el himno de Hungría.

Asimismo, los futbolistas durante el partido también aprovecharon el foco mediático para manifestarse. Manuel Neuer, portero y capitán de la selección alemana, volvió a usar el brazalete con los colores del arcoíris que había usado en los dos primeros partidos de la Eurocopa.

Durante el encuentro y tras estar casi todo el partido eliminados, el broche para los germanos lo puso Leon Goretzka que marcó, a falta de seis minutos, el tanto del empate que clasificaba a Alemania para octavos de final y acababa con las esperanzas de la selección húngara, que finalmente quedó eliminada.

Imagen

Goretzka junto a sus compañeros celebrando el gol que daba la clasificación a Alemania.

El mediocentro del Bayern, a pesar de la importancia del gol, tuvo claro como celebrarlo, realizó un corazón con sus manos y con mucho coraje se enfrentó a los ultras húngaros, que durante todo el partido habían realizado cantos homófobos y racistas. Además, tras acabar el partido, el futbolista germano dijo "Vamos a pelear contra el racismo y la homofobia".

Un debate sin fin

El debate de porqué los deportistas no pueden salir del armario parece nunca acabar. Decisiones como esta de la UEFA plantean una situación más injusta aún si tenemos en cuenta que el foco de la cuestión LGTBI en el deporte recae no solo en la afición, sino en los deportistas. Se los suele culpar de ser cobardes, de que no haya más referentes fuera del armario, sin embargo, cuando hacen por manifestarse, desde las instituciones no se los protege ni se incentiva su representación, y lo que hace es frenarles.

A pesar de que en el fútbol español las manifestaciones a favor se echan de menos, no obstante sigue habiendo deportistas valientes que no le temen a las represalias, como Víctor Gutiérrez, el waterpolista español, que hace unos meses denunció un ataque homófobo durante un partido, consiguiendo el apoyo de la Federación. También Carl Nassib, que tan solo unos días atrás se convirtió en el primer jugador de la NFL americana en activo en hablar públicamente de su homosexualidad.

COMPARTIR: