18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El dueño de Abanca renovó el club en 2021 a pesar de que seguiría intentando venderlo y el goleador pagó casi medio millón por su propio fichaje

Las inversiones de Juan Carlos Escotet y Lucas Pérez, claves en el ascenso a Segunda del Dépor

El Cierre Digital en Montaje Lucas Pérez y Juan Carlos Escotet.
Montaje Lucas Pérez y Juan Carlos Escotet.
El Deportivo de La Coruña ha logrado su anhelado ascenso a Segunda División. Un hito alcanzado después de que su dueño, Juan Carlos Escotet, renovara el club tras varios años de crisis. Importante en el ascenso es también la inversión que hizo Lucas Pérez, el artífice del gol que les llevó al ascenso. El jugador pagó casi medio millón de su propio bolsillo para jugar en el equipo gallego. A pesar de los éxitos, "Escotet sigue intentando vender el club", explican fuentes cercanas al equipo.

El Deportivo de La Coruña logra su anhelado ascenso a Segunda División, volviendo al fútbol profesional. El equipo de La Coruña sonríe tras cuatro años agónicos en la antigua Segunda B y en la actual Primera RFEF. Categoría de bronce del fútbol español en la que extrañaba ver a uno de los grandes equipos de España, y en su momento, uno de los grandes de Europa.

El ansiado ascenso de los blanquiazules llegaría en la tarde del pasado domingo tras vencer en la jornada 36 de Primera RFEF al filial del FC Barcelona, segundo en la clasificación y su máximo perseguidor, por uno a cero en el Abanca-Riazor, consiguiendo certificar de manera matemática el ascenso a falta de dos partidos por disputar.

Tras el descenso en la temporada 2019/2020, el Dépor estaba en una situación financiera muy complicada a causa de la gran deuda que acumulaba. A eso había que sumarle los frustrados intentos de ascenso, que se repetían año tras año y que supusieron una situación crítica para el equipo coruñés.

De hecho, el deportivismo no está tampoco contento con el Ayuntamiento de A Coruña, al que ha acusado este mismo lunes de “poner en peligrosu estancia en Segunda División por la falta de colaboración en la ampliación del convenio que les permite usar el estadio de Riazor. Además, “una situación así podría afectar incluso en la existencia de recursos financieros suficientes para los fichajes”, declaran desde el club.

Pese a todo, la afición coruñesa sabía de la importancia del encuentro del pasado domingo, que les podía devolver a la competición. Un logro que se consiguió gracias al único tanto del partido, el de Lucas Pérez.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por RC Deportivo de La Coruña SAD (@rcdeportivo)

No podía ser otro que el gallego el que hiciese el gol de la victoria para los blanquiazules. Llegaría en el minuto 57, con un golazo de falta que desataría la locura en la grada. Lucas Pérez podrá contar la bonita historia de cómo, tras abandonar un club que estaba situado en la máxima categoría del fútbol profesional como el Cádiz CF, decidió pagar de su bolsillo parte de su traspaso al club de su vida para cumplir la promesa de ascender con un gol suyo, un año después de su regreso.

El ascenso viene bien al banquero hispanovenezolano Juan Carlos Escotet. El banquero empezó a implicarse más con el club en el año 2017 y renovó la junta directiva el pasado 2021 con la esperanza de ver “de nuevo en Primera División” al Deportivo. Sin embargo, fuentes conocedoras de la situación afirmaban a elcierredigital.com que “su intención sería venderlo cuanto antes”. El momento podría haber llegado ahora, tras el ascenso a Segunda División.

Escotet, dueño del Deportivo

El banquero Juan Carlos Escotet es la cuarta fortuna de España (por delante de una de las grandes fortunas de España como Juan Roig, dueño de Mercadona), como así lo acredita la lista que Forbes publica cada año con los más ricos del país. Con los más de 800 millones de euros que ha crecido en el último año, se estima que posee 4.000 millones de euros.

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

El origen de la relación entre el club gallego y la entidad de crédito propiedad del banquero Juan Carlos Escotet se inició en 2017, cuando los bancos antecesores de Abanca concedieron un crédito de 45 millones de euros al Deportivo. Este banco, que Escotet adquirió en el año 2013, fue el antiguo Novagalicia Banco, que acabó convirtiéndose en Abanca y de la que es propietario al 85 por ciento.

Con esta adquisición, Escotet también se hizo con la deuda que el Real Club Deportivo de La Coruña tenía con los bancos que se fusionaron para crear Novagalicia Banco: Caixa Nova y Caixa Galicia. La deuda se convirtió en acciones, por lo que el banquero acabó siendo propietario de un club de fútbol al controlar el 80 por ciento de su capital.

Aunque el empresario aseguró que su compromiso con el Deportivo era "a largo plazo" y no descansaría "hasta verlo de nuevo en Primera División", fuentes cercanas al club aseguraban a elcierredigital.com que la idea de Escotet es venderlo este verano, una vez esté fuera del concurso de acreedores en el que entró hace nueve años para evitar la quiebra.

Estas mismas fuentes desvelaron a elcierredigital.com que Escotet intentará venderlo a precio de oro, pero que "Abanca difícilmente podrá amortizar todo lo que ha invertido" en el Deportivo, aunque al menos les ha mejorado la imagen. Además, las mismas fuentes sostienen que tuvo “muchas críticas al principio por parte del deportivismo, pero ha mejorado la situación del club tras ese convulso inicio”.

Ahora que el club ha ascendido y disputará la temporada que viene en división profesional, las fuentes cercanas al club opinan que “se puede gestionar el club de otra manera con una buena inversión en futbolistas. Escotet va a invertir sin ningún problema”. 

A pesar de esto, las fuentes consultadas siguen creyendo firmemente que la venta tendrá lugar, porque no cree que Escotet “vaya a esperar a tener al Deportivo en Primera División". "Preferirá vender ahora en Segunda porque va a entrar en bolsa y no puede tener ningún activo en deuda. Está más interesado en otros temas empresariales”, añaden.

Lucas Pérez, el ídolo de los deportivistas

El nombre propio del ascenso es el de Lucas Pérez Martínez, que desde que nació, el 10 de septiembre de 1988, quiso triunfar en el equipo de su ciudad, en el Deportivo de La Coruña. Comenzó jugando en las canteras de equipos como Arteixo o Alavés, hasta que dio el salto a las categorías inferiores del Atlético de Madrid y Rayo Vallecano.

Lucas Pérez.

De 2011 a 2013, el delantero gallego jugaría en Ucrania y Grecia, y en 2014 cumpliría su sueño de jugar en el Deportivo con la cesión del PAOK. Finalmente logró quedarse y triunfar en el equipo coruñés. En 2016 fichó por el Arsenal por 20 millones, pero no terminó de cuajar y volvió a su casa al año siguiente.

Tras su paso por West Ham United y Elche, el gallego fichó por el Cádiz en 2022, pero decidió pagar de su propio bolsillo parte de su fichaje para recalar de nuevo en el club de su vida. El jugador pagó 493.000 euros y el Deportivo de la Coruña abonó los 507.000€ restantes haciendo que pudiese vestir la camiseta blanquiazul y prometiendo que devolvería al club a Segunda División. La promesa la cumpliría el pasado domingo tras un golazo de falta, tras lo que escribió un nuevo capítulo histórico para el Deportivo con él como jugador protagonista.

De los años estratosféricos a vagar por el desierto

El Deportivo de la Coruña es uno de los clubes más importantes e históricos de España, desde su fundación hace 117 años el 8 de diciembre de 1906. Acumula 46 temporadas en Primera División y 41 en Segunda. En sus vitrinas cuenta con un título de Liga, temporada 1999/00, además de dos Copas del Rey (1995 y 2002) y tres títulos de Supercopa de España (1995, 2000 y 2002).

Juan Carlos Valerón jugador del SuperDépor.

Además de en España, destacó entre 2000 y 2005 en competiciones europeas de la mano de Javier Irureta, participando en la Champions League y llegando a alcanzar las semifinales en el año 2003/2004. Una de las mayores noches mágicas llegaría en la vuelta de cuartos de Champions tras la derrota por 4-1 ante el Milán de Kaká, Cafú y Pirlo. Todo deportivista recordará aquella histórica remontada por 4-0 en una de las noches de ensueño en Riazor. Finalmente caería en semis ante el campeón de aquel año, el Oporto de José Mourinho.

En los años recientes, el Deportivo comenzaría su depresión bajando a Segunda División en la temporada 2017/2018. Dos años más tarde volvería a bajar una categoría más recalando en Segunda B, ahora conocida como Primera RFEF, con una situación económica y deportiva crítica. Al año siguiente ni siquiera disputaría los playoffs costándole adaptarse a la categoría, pero sí dispuso de dicha oportunidad la siguiente campaña, pero el Albacete helaría Riazor privándoles del ascenso. La pasada temporada no tendría buena clasificación, aunque disputaría otro ascenso sin conseguirlo ante el Castellón.

Tras varios años sin buenas clasificaciones sabían que el ascenso debía lograrse a través de la vía rápida quedando primero. Pese a tener malos momentos durante la temporada, finalmente consiguieron regularidad, que se plasmó en una buena dinámica con la que han conseguido su anhelado ascenso a Segunda División tras cuatro años de travesía en el desierto gracias al gol de Lucas Pérez.

COMPARTIR: