30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El grupo internacional de hackers anónimos ha anunciado que a partir del jueves iniciará una serie de "ataques sin precedentes" a las webs rusas

Las blandas sanciones a Rusia: Eurovisión, el fútbol y Anonymous

Manizha Sanguin, representante de Rusia
Manizha Sanguin, representante de Rusia / Eurovisión, 2021
La comunidad internacional no ha impuesto sanciones serie a Rusia, más allá de la cultura con Eurovisión o el deporte. La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del festival de Eurovisión, ha decidido dejar fuera de la competición de este año a Rusia tras la invasión a Ucrania por parte de este país. Por otra parte, la UEFA ha traslado el cambio de San Petersburgo a París de la final de la Champions League y se ha cancelado el Gran Premio de Fórmula Uno en Socchi (Rusia).

Las sanciones internacionales a Rusia están tardando en llegar. Hasta ahora se han tratado de medidas más bien cosméticas vinculadas a la cultura y el deporte. Por ejemplo, se les prohíbe participar en Eurovisión y se traslada a final de la Champions League de San Petersburgo a París.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha decidido que este país no competirá este año debido a la invasión a Ucrania. La decisión tomada por parte del Comité Ejecutivo, llegó sólo unas horas después de manifestar justo la postura contraria, alegando entonces que se trataba de una iniciativa "cultural de naturaleza no política".

La UER  insiste en referirse a sí misma como "una organización apolítica de entes de radiodifusión con vocación de servicio público", pero señala haber tomado este cambio de postura "a la luz de una crisis sin precedentes en Ucrania" y tras consultar a todos sus miembros, entre los que se encuentra RTVE.

Además, subraya que permanece "entregada a la protección de los valores de una competición cultural que promueve el intercambio y el entendimiento internacional, reuniendo audiencias, celebrando la diversidad musical y reuniendo a toda Europa en un solo escenario".

Última actuación de Rusia en Eurovisión. 

La respuesta de la UER llega tras una petición previa de la cadena ucraniana UA:PBC, que solicitaba su expulsión del concurso por ser "un portavoz del Kremlin y una herramienta clave de propaganda política financiada con el presupuesto estatal ruso".

No solo Ucrania ha solicitado su expulsión, otros países se han unido a la petición en las últimas horas, entre ellos, Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Estonia, Letonia, Lituania o Suecia, uno de los puntales del evento, cuyos portavoces habían señalado que "Rusia había cruzado los límites".

La expulsión de Rusia en Eurovisión se convierte en un hecho histórico

Se trata de una decisión histórica, ya que en las 64 ediciones de Eurovisión nunca antes un país había sido expulsado de esta manera del festival, pese a que el certamen ha acogido dictaduras, como lo era España cuando comenzó a participar en 1961 o Portugal en 1964. Sin embargo, varios países protestaron por su entrada en el concurso. 

Israel fue la protagonista indirecta de un caso parecido en 2005, cuando Líbano fue invitado por primera vez a participar, pero no llegó a hacerlo, pues alegaron que su legislación les prohibía expresamente retransmitir la actuación de aquel país. En 2019, la celebración del festival en Tel Aviv se vivió con protestas y peticiones de boicot por la política del gobierno israelí en territorios palestinos.

Finalmente tomaron la decisión de retirarse, ya que las reglas del concurso europeo exigen que todos los participantes emitan el espectáculo íntegramente, mismo principio que llevó a que Eurovisión 2018 rompiera relaciones con China. El certamen no dejó finalmente al gigante asiático emitir el festival, después de que Mango TV censurase de la primera semifinal las actuaciones de Albania e Irlanda por su naturaleza pro LGTBI.

También, la Fórmula 1 y la Champions

La expulsión de Rusia de Eurovisión llega después de la cancelación del Gran Premio de Fórmula Uno en Socchi (Rusia), que iba a tener lugar el próximo 25 de septiembre, o el cambio de San Petersburgo a París de la final de la Champions League por parte de la UEFA.

La copa de Champions. 

"Es una vergüenza que se haya tomado tal decisión", dijo el portavoz presidencial ruso, Dmitry Peskov en declaraciones recogidas por AFP. "San Petersburgo podría haber proporcionado las condiciones ideales para celebrar un festival de fútbol de este tipo", añadió. 

La UEFA se reunió de urgencia para tomar esta decisión, antes del sorteo de octavos de final de la Europa League, y que finalmente ha elegido la capital francesa como sede del partido que se disputará el sábado 28 de mayo.

"La ciberguerra" de Anonymous

Mientras la comunidad internacional sigue sin tomar medidas efectivas, el colectivo Anonymous declaró el sábado la guerra cibernética al régimen de Vladimir Putin. El colectivo habla en un vídeo de YouTube de "ataques sin precedentes" a las webs institucionales del país euroasiático. 

En el vídeo, tras acusar a Rusia de "atacar a los derechos humanos", se advierte a Putin de que sus "secretos ya no estarán a salvo más" y amenaza con la posibilidad de que "componentes clave de la infraestructura gubernamental" sean 'hackeados'.

Anonymous ha pronosticado que la ofensiva militar en Ucrania "creará más problemas" a Rusia "en su frente geopolítico" porque "más países le verán como una amenaza y un enemigo, más sus países vecinos que han mantenido una actitud neutral hasta ahora”. Además, ha mencionado las protestas que desde el jueves se suceden en varios puntos del país euroasiático en rechazo de la invasión de Ucrania y ha advertido de que la "respuesta tiránica" ante las manifestaciones "sólo propagará más el descontento" de los rusos, a los que las sanciones "dañarán más".

COMPARTIR: