15 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El diestro, que atraviesa un delicado estado de salud, tomó la alternativa en 1959 y se ha casado dos veces, con Concha Márquez Piquer y Carmen Tello

Curro Romero, el mítico 'Faraón de Camas', recibe a sus 86 años el título de Hijo Predilecto de Andalucía

Curro Romero.
Curro Romero.
Curro Romero, el mítico 'Faraón de Camas', recibe hoy de mano de Juanma Moreno el título de Hijo Predilecto de Andalucía, coincidiendo con el día de esta Comunidad Autónoma. Romero es uno de los hombres claves de la tauromaquia en el último medio siglo. También ha llenado las páginas de la prensa del corazón gracias a sus relaciones y matrimonios con la folklórica Concha Márquez-Piquer y con Carmen Tello, íntima amiga de la recordada Duquesa de Alba.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado nombrar Hijo Predilecto de la comunidad al torero Curro Romero. ‘El Faraón de Camas’ recibirá hoy la distinción de manos del presidente andaluz Juanma Moreno.

Francisco Romero López, nacido en la localidad sevillana de Camas el 1 de diciembre de 1935, es para muchos el último gran torero clásico. Muchos dicen que en el ‘Arte de Cúchares’ hay dos tipos de aficionados los ‘curristas’ y el resto. Su primera época de gran auge fue en los sesenta y su estilo contrastaba claramente con la del ultramediático Manuel Benítez ‘El Cordobés’, mucho más populista y que era criticado por los ortodoxos del toreo.

El 22 de agosto de 1954 vistió el traje de luces por primera vez en la pequeña plaza de toros de La Pañoleta (Sevilla). Unos días más tarde, el 8 de septiembre, hizo su debut con picadores la plaza de toros de Utrera (Sevilla). La alternativa la tomó casi un lustro después, el 18 de marzo de 1959, fecha en la plaza de toros de Valencia apadrinado por Gregorio Sánchez y con la presencia como testigo de Jaime Ostos. Ese mismo año también debutó en la Feria de Abril de Sevilla y en la de San Isidro de Madrid. En el coso de Las Ventas compareció junto a los populares hermanos Vázquez, Pepe Luis y Manolo, el 19 de mayo.

Un año más tarde, en 1960, llegó a torear 23 corridas y en 1961, 31. En la tarde del 19 de mayo de 1966, tras encerrarse en solitario con seis toros, salió a hombros por la Puerta del Príncipe de la Real Maestranza de Sevilla. Un año más tarde vivió la mayor polémica de su carrera cuando el 25 de mayo de 1967, se negó a matar un morlaco alegando que estaba maleado. Una polémica que se repitió quince años después cuando el 26 de mayo de 1982 se negó a ejecutar la suerte de varas de la forma en que se dispone en el reglamento. Ante la insistencia del presidente de la plaza abandonó el albero ganándose la consiguiente sanción. Tantas pasiones a favor y en contra despertaba Curro Romero que, en 1987, fue agredido por un aficionado que saltó al ruedo de Las Ventas harto de la supuesta dejadez del diestro.

Carmen Tello y Curro Romero. 

En los ochenta vivió dos grandes temporadas, la de 1984 y 1985. En esta última toreó 21 corridas y vivió un recordado mano a mano en Las Ventas el 1 de junio con ‘Antoñete’. A principios de la década de 1990 entró en una fase de declive, con la sola excepción de la temporada de 1996, una de las más destacadas de su carrera, con clamorosos éxitos en los cosos de primera categoría; sin embargo, se resistió a cortarse la coleta y continuó toreando, aunque de manera cada vez más espaciada, hasta que en el año 2000 anunció su retirada definitiva de los ruedos.

Se ha casado en dos ocasiones. En 1962, como marca la tradición lo hizo con una folklórica Concha Márquez-Piquer, por entonces una joven de 17 años a quien su madre, la mítica Concha Piquer quería preparar para seguir sus pasos en el mundo de la música y el cine. Consideraba doña Concha que su hija era demasiado joven. Sin embargo, se casaron y tuvieron juntos dos hijas: Conchín y Coral. Pronto las diferencias de carácter se harían patentes y cuando Conchita quiso iniciar su carrera musical en 1969, las cosas comenzaron los problemas en el matrimonio que llegó a su fin en 1977, justo cuando retomó con fuerza su carrera en los escenarios.

A Curro se le llegó a relacionar después con otras folklóricas como Lolita o Isabel Pantoja que le dedicó una canción (Ay, Curro Romero). Pero con quién rehízo su vida fue con Carmen Tello, la mejor amiga de la difunta Cayetana de Alba. Su boda, en 2003, no estuvo exenta de polémica. Primero porque la ex del torero se negaba a concederle la nulidad eclesiástica. Segundo, porque unos días antes del enlace el diestro pegó una ‘espantada’ desapareciendo. Todos pensaron que se celebraría el enlace pero, finalmente ‘el faraón de Camas’ perdió el miedo al toro del matrimonio y su unió a Carmen Tello, formando una de las parejas más sólidas del mundo taurino.

COMPARTIR: