19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

FlixOlé emitirá 'Rojo y negro', dirigida por Carlos Arévalo y basada en una crítica hacia los vencedores de la Guerra Civil que no gustó a la censura

El presidente atlético Enrique Cerezo restaura una película falangista prohibida por Franco

Enrique Cerezo.
Enrique Cerezo.
FlixOlé, la plataforma cinematográfica de Enrique Cerezo, ha restaurado y estrenará la película 'Rojo y Negro'. La cinta falangista, que cuenta los días previos y las primeras contiendas de la Guerra Civil mediante una pareja de novios, fue censurada por el franquismo por su apuesta por la reconciliación de ambos bandos.

FlixOlé ha restaurado y estrenará la película 'Rojo y Negro', dirigida por Carlos Álvarez en 1942 y cinta falangista censurada por el dictador Francisco Franco. La película desapareció y no fue descubierta hasta los años noventa. "Desde entonces, es considerada un clásico mayor de nuestro cine, un mito dentro del séptimo arte que se ha dejado ver en muy contadas ocasiones", ha explicado FlixOlé, que estrena en exclusiva una copia restaurada en HD de esta 'cinta maldita'.

La película 'Rojo y negro' tiene como protagonistas a Ismael Merlo y a Conchita Montenegro, siendo una de las pocas producciones españolas en las que participó la actriz, que llegó a compartir cámara junto con Buster Keaton y Ramón Novarro en Hollywood.

Esta obra viene a enriquecer el patrimonio cinematográfico español, con la restauración en HD de todo el metraje, un trabajo que viene desarrollando FlixOlé desde sus inicios. La película cuenta los días previos y las primeras contiendas de la Guerra Civil mediante una pareja de novios: ella es falangista y él militante comunista.

La cinta no escatima críticas al bando republicano, como tampoco a las checas, instalaciones que durante la Guerra Civil fueron utilizadas por los republicanos para detener, interrogar, torturar y asesinar a sospechosos de simpatizar con el bando franquista. Sin embargo, al final mostraba el arrepentimiento del militante comunista, en algo parecido a una apuesta por la reconciliación de ambos bandos. Ése era un mensaje que el franquismo no podía permitir, tal y como ha explicado la plataforma.

Cartel de la película. 

Otra de las razones que hace única a 'Rojo y negro' es la forma de contar la trama. Carlos Arévalo se atrevió a llevar a la gran pantalla un ambicioso barroquismo visual con escenas convertidas ya en icónicas, como aquella que recorre las habitaciones de la tristemente famosa checa de Fomento. "Fragmentos como éste convierten a 'Rojo y negro' en la película más arriesgada, experimental y atrevida de todo el cine de los años cuarenta", ha añadido FlixOlé.

Dichas razones hicieron que, apenas cumplidas unas semanas de su exitoso estreno, la cinta fuese prohibida y sus copias secuestradas. No quedó ni rastro de ella, convirtiéndose en uno de los títulos más buscados por los aficionados.

Su director, Carlos Arévalo, uno de los cineastas más prometedores del cine español de la posguerra, fue condenado al ostracismo. Vio cómo sus proyectos recibían cada vez más trabas por parte de la censura y la administración, obligándole a abandonar el cine durante 12 años.

La película pasó a convertirse en un secreto hasta los años noventa, cuando fue recuperada por Filmoteca Española. Consiguió entonces el elogio crítico y académico, y el largometraje se convirtió en un clásico indiscutible, "a pesar de su cuestionable carga ideológica". Sin embargo, fuera de proyecciones en filmotecas y centros culturales, la película ha sido vista pocas veces, y a día de hoy sigue siendo poco conocida.

COMPARTIR: