19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En nuestro país hay más de 15 millones de jugadores y entre ellos un 42 por ciento son mujeres

Videojuegos en España: Un sector que ha generado casi 1.500 millones de euros en 2019 y que no tiene techo

El negocio de los videojuegos tiene gran rentabilidad en nuestro país.
El negocio de los videojuegos tiene gran rentabilidad en nuestro país.
El día mundial del videojuego es una fecha que conmemora el éxito de este sector, capaz de generar ingentes beneficios en todo el mundo. Esta industria también es descomunalmente rentable en nuestro país, donde los consumidores de videojuegos se cuentan por millones. En los últimos años, el sector ha ido mutando, cobijando a nuevas tendencias como los eSports.

El pasado 29 de agosto se celebraba en todo el planeta el día mundial del videojuego. La celebración conmemora el trayecto de esta forma de entretenimiento desde sus orígenes, allá por 1948. En este año, Thomas Goldsmith y Estle Ray Man desarrollaron el videojuego que bautizaron como “Dispositivo de entretenimiento de rayos catódicos”.

Sin embargo, no sería hasta los años 70 cuando la industria implosionó, iniciando un camino de desarrollo que se ha prolongado hasta nuestros días. Call of Duty, Final Fantasy, Super Mario Bros… cada vez cuesta más encontrar a alguien a quien no le suenen estos títulos, que han pasado a formar parte de la cultura pop.

Este sector, que lleva décadas creciendo en la sombra, ha pasado de ser marginal a convertirse en una de las industrias más potentes del mundo. Los beneficios facturados cada año se cuentan por miles de millones. En España, pese a que existen voces que lamentan la falta de inversión en un negocio con tanto potencial, los videojuegos se han convertido en sinónimo de rentabilidad.

Los datos de la última década, disponibles en fuentes confiables como el portal Statista o la Asociación Española de Videojuegos, muestran a las claras que el crecimiento de la industria del videojuego ha sido espectacular. En 2019, el sector generó beneficios por valor de 1.479 millones de euros en nuestro país, donde ya hay más de 15 millones de jugadores, representando las mujeres un 42% del total.

La vía más rentable sigue siendo la venta física, que supone 754 millones de euros en ingresos, aunque ciertamente la modalidad online le pisa los talones con un récord de 725 millones de euros. 8,4 millones de videojuegos vendidos y casi siete horas semanales dedicadas a jugar por los españoles (una cifra que, por alta que pueda parecer, es inferior a la de otros grandes países europeos como Francia, o Alemania) atestiguan la buena salud del sector.

El videojuego "Súper Mario Bros" ha trascendido la pantalla para integrarse de lleno en la cultura popular. 

Otra fuente confiable en materia audiovisual son los datos arrojados por El Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos, elaborado por ICEX España Exportación e Inversiones y la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos. Las conclusiones de este estudio realizado el pasado año son muy reveladoras.

Durante el curso 2019 se constató en la industria española del videojuego el dominio de las grandes empresas, que aglutinan hasta un 44% de la facturación total. Por su parte, las PYMES únicamente aportan un 8% a los beneficios anuales. La tendencia se mantiene en esta línea en materia de empleo, pues los gigantes del sector en nuestro país generaron hasta un 46% de los puestos de trabajo de este sector.

¿Qué regiones son las más destacadas en materia de videojuegos? De acuerdo con la misma fuente, Cataluña es el corazón de la industria de los juegos electrónicos en nuestras fronteras. La mitad de las empresas dedicadas a esta actividad en España se concentran allí, lo que supone que en tierra catalana se factura un 53% del beneficio total. Le siguen Madrid (33%), Andalucía (8%) y la Comunidad Valenciana (4%).  

En lo que concierne a las plataformas, el ordenador continúa liderando el sector, seguido de los dispositivos móviles y las consolas, entre las cuáles la PS4 y la Nintendo Switch aparecen como las más sobresalientes. Cabe mencionar que, según este estudio, ni la Realidad Virtual ni la Realidad Aumentada se han introducido de lleno en el mercado, aunque se les augura un éxito masivo en el futuro.

Juventud y preparación, la tónica general en España

El Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos revela la presencia de alrededor de 7.000 profesionales dedicados al mundillo en nuestro país. Los trabajadores de la industria, eso sí, son muy jóvenes. El 49% de ellos son menores de 30 años y solo un 3% supera los 45. La calidad de los empleos destaca con respecto a otros sectores, pues un 65% de los contratos relacionados con los videojuegos son indefinidos.

La preparación de los trabajadores es, sin duda, un aspecto a destacar. Un 71% de los empleados en la industria poseen estudios superiores y, del 29% restante, un 23% ha cursado estudios medios. Como el lector podrá imaginar, el perfil más requerido por las empresas es el de programador, seguido por el de artista. Teniendo en cuenta todos estos datos, llama la atención que hasta un 57% de las empresas se enfrente a dificultades a la hora de encontrar profesionales.

Muchas voces achacan este problema a la falta de formación técnica de la que adolecen algunos de los centros académicos españoles. En cualquier caso, parece claro que los videojuegos son aún un sector por explotar. Su desarrollo va aparejado a la necesidad de cubrir nuevas funciones que en muchos casos necesitan de personal cualificado para llevarlas a término.

Los eSports, la última frontera

Dentro de la industria, una modalidad lleva tiempo causando auténtico furor en Asia, la de los eSports. Se trata de competiciones de videojuegos que millones de personas siguen en directo y en la que se enfrentan los mejores jugadores, que son aclamados como deportistas de masas. Al hilo de su crecimiento en España, la Asociación Española del Videojuego elaboró El Libro Blanco de los eSports, una investigación en la que se medía el impacto de los eSports en nuestro país durante 2019.

5,5 millones de españoles siguen estas competiciones. Curiosamente, solo un 22% de ellos consume videojuegos en primera persona. Los beneficios son menores de lo que cabría esperar, 14.5 millones de euros el pasado curso, pero se espera un crecimiento en consonancia con el de países cercanos en los próximos años. En este espacio, los hombres son los consumidores más fieles (90% de los seguidores en España) y la juventud es la tónica dominante (la edad media de los jugadores se sitúa en los 25 años), aunque las mujeres que siguen y participan del sector son algo más mayores (edad media situada entre los 26 y los 30 años).

 

 

 

COMPARTIR: