01 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exdelincuente juvenil rodó la película 'Volando Voy' sobre su vida y hoy colabora con la 'Ciudad de los Muchachos' para la reinserción de jivenes

Así es Juan Carlos Delgado “El Pera”: "No tuve infancia, pase de ser un niño a un adulto”

El Cierre Digital en Juan Carlos Delgado, el Pera.
Juan Carlos Delgado, el Pera.
Entre los 7 y 11 años Juan Carlos Delgado Caballero o más conocido como "El Pera" atracaba bancos y robó centenares de coches. Tras su reinserción en los ochenta su vida a dado un giro y ha conseguido vivir de aquello que le apasiona: la conducción, la velocidad y los automóviles. Juan Carlos cuenta a elcierredigital.com su vida y cómo está se plasmó en la película “Volando voy” dirigida por Miguel Albaladejo en la que narra sus años salvajes.

Juan Carlos Delgado Caballero o también apodado “El Pera” nació el 30 de abril de 1969 en Madrid. Creció en una familia obrera en Getafe y empezó a delinquir con tan solo 7 años. Cuando tenía 11 años ya lideraba una banda de adolescente y tenía 150 antecedentes policiales. Se reinsertó en el centro de menores y colegio la CEMU a manos de Alberto Muñoz conocido como Tío Alberto.

Hoy en día, Juan Carlos continúa involucrado con la Ciudad Escuela Muchachos (CEMU) donde es un claro ejemplo e intenta ayudar a jovenes que se encuentran en la misma situación en la que él estuvo. Además, tiene su propia escuela de conducción en la que enseña conducción al límite para emergencias.

- ¿De dónde viene tu apodo “El Pera”?

- Viene de cuando era joven, en mi época de rebelde. Por un lado, como empecé a ser popular dentro del mundo de la policía y Juan Carlos hay muchos, la policía le interesaba que tuviera un alías.

Por otro lado, un día que me fui de Getafe a Madrid, a la zona del Bernabéu, empezó a llover y hacía mucho frío. Vi a un chaval que llevaba un Loden de niño pera. En los barrios de la zona sur lo que teníamos era una parca y en la zona de los ricos tenían unos Loden. Medía más o menos cómo yo, entonces le intimidé y le cogí el abrigo y me fui a la zona de Getafe y mis amigos empezaron a decirme “qué niño pera, que bien te queda, que pijo…” y ahí surgió el mote de “El pera”, que más tarde lo potenció la policía porque les interesaba que tuviera un apodo.

- ¿Cómo recuerdas tu niñez?

- De mi niñez tengo muchos momentos dulces y muchos momentos amargos. Dentro de los momentos amargos es que no tuve infancia, pase de ser un niño muy joven a de repente ser un “adulto” al menos de cara a la justicia, a la sociedad y a la policía en concreto. Ahí lo pase muy mal, yo me lo busqué, lógicamente. Y, también, dentro de estos momentos amargos muchas cosas que a veces hoy en día dices madre mía cómo fui capaz de hacer esto o aquello.

- ¿Qué le dirías a tu yo de 11 años?

- Le diría que es mejor ser un ciudadano normal y corriente que amoldarse en función al entorno que tengas. Poder dormir tranquilamente, no tener que ir por la calle mirando para atrás porque no sabes si el de detrás se va a acercar a darte un abrazo o te va a dar un puñetazo porque le has hecho algo malo.

Todo lo que hice no es un ejemplo y “El Pera” de aquel entonces tampoco es un ejemplo. En cambio, el Juan Carlos, “El Pera”, a día de hoy quizás sea un ejemplo en algunas cosas, aunque me considero un ciudadano de a pie.

- ¿Te han ofrecido a parte de la película contar tu historia en otros formatos?

-Me han ofrecido muchas cosas a parte de la película. Hay un libro que se llama “Volando voy” en el que se detallan muchas más cosas sobre mi vida porque al final la película tiene un tiempo y no se podía contar todo. Y he hecho algún libro más. Uno de técnica de conducción y otro de consejos para padres e hijos con problemas.

- ¿Cómo y cuándo te ofrecieron hacer la película “Volando voy” sobre tu vida?

- “Volando voy” me lo habían propuesto muchas veces. Al principio el cine kinki estaba muy de moda, funcionaba en los cines y yo no me veía aún preparado. Además, lo hablé con mi entorno y decidí varias veces que no. Fueron varias personas las que me lo ofrecieron. Años después, cuando yo ya consideré que era una persona totalmente reinsertada, que estaba por hacer el bien, por ayudar a la gente y que me arrepentía de lo que había hecho, ahí fue cuando acepté. Me llegó el productor y director Miguel Albaladejo y nos pusimos manos a la obra.

- ¿Cómo fue el rodaje de la película?

- La película se empezó en el año 2004 y se estrenó en el año 2006. Fue una experiencia muy bonita porque yo fui coguionista junto con Miguel y estuve siempre en todo el rodaje y en todo momento porque quería que fuera lo más parecido a la realidad.

borja-navas-kpw--620x349abc

Actor Borja Navas como "El Pera" en la película "Volando voy". 

- ¿Crees que la película refleja tu biografía y se adapta a la realidad?

- Muchas cosas que no merecían la pena contar no se han contado. La película todo lo que se detalla es totalmente real, lo único que en el cine para enlazar una historia con otra hay que adornar un poco, pero toda la esencia es cien por cien real y todo sucedió tal y como se cuenta en la película.

- ¿Cómo crees que ha evolucionado Juan Carlos Delgado Caballero?

- He dado un giro de 180 grados a mi vida. De ser un problema en mi familia, en mi barrio, de cara a la justicia y a la policía, supe reinsertarme. Me ayudó claramente la Ciudad Escuela Muchachos. La vida da muchas vueltas y yo me reinventé por ejemplo siendo un ejemplo en los medios de comunicación como persona que se puede salir del pozo, que la vida da oportunidades. Si se quiere se puede salir.

72_2

"El Pera", piloto probador.

- ¿Cómo es tu vida actualmente? ¿A qué te dedicas?

- Sigo vinculado con la Ciudad Escuela Muchachos donde soy un claro ejemplo y donde me pongo en primera persona. Tengo mi escuela de conducción de especialistas en cine y de conducción al límite en situaciones de emergencias o sobre todo para conductores que llevan a personalidades, sean de la casa real o del ministerio del interior. Soy piloto de competición he sido piloto oficial de Renault, he ganado un campeonato y un subcampeonato de España. Soy piloto probador para todas las marcas de coche de España, es decir, pruebo los coches antes de que salgan al mercado y durante para que evolucionen para la siguientes versiones o series limitadas.

COMPARTIR: