16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prohibición a los festejos por parte de la alcaldesa socialista asturiana saca a la luz los nombres de los artistas que apoyan el arte de cúchares

El mundo de los toros se rebela contra la censura de Gijón: Los intelectuales y la Tauromaquia

Ana González, alcaldesa de Gijón,
Ana González, alcaldesa de Gijón,
La decisión de la alcaldesa socialista de Gijón, Ana González, de prohibir los festejos taurinos y, por lo tanto, su Feria de Begoña, no ha gustado a los aficionados de esta actividad cultural, que tachan la determinación del consistorio de "arbitraria, tomada sin ningún fundamento administrativo, ni ninguna razón institucional, apoyada solamente en lo que parecen torpes pretextos".

Los aficionados a la Tauromaquia se rebelan contra la alcaldesa socialista de Gijón, Ana González. La decisión del Consistorio asturiano de prohibir los festejos y, por lo tanto, su Feria de Begoña, no ha gustado a los seguidores del arte de cúchares, que no entienden su negativa a conceder la prórroga a la empresa Circuitos Taurinos, como tampoco comprenden su rechazo a sacar la plaza a concurso público para la celebración de espectáculos taurinos en la ciudad.

La criticada determinación surgió a raíz de la polémica suscitada en torno a los nombres de tres de los toros lidiados en las pasada feria de Begoña, de la ganadería de Daniel Ruiz, de nombres Feminista y Nigeriano. Para Ana González con la elección de dichos apelativos "se han cruzado varias líneas. Una ciudad que cree en la integración, igualdad de hombres y mujeres no puede permitir este tipo de cosas. Hay personas que querrían que continuara, y se les ha hecho caso, ahora hay que escuchar a esa otra parte de Gijón. Y encima utilizando los toros para desplegar una ideología contraria a los derechos humanos. Se acabó el contrato de los toros".

El ganadero Daniel Ruiz, explicó en EFE que esta polémica "no hubiera tenido origen de haber conocido un poco la idiosincrasia de cómo funciona una ganadería de bravo". “En nuestra ganadería tenemos 350 vientres y, en consecuencia, 350 nombres, que son los que heredan sus hijos”, por lo que los nombres de Feminista y Nigeriano "no corresponden a ningún tipo de provocación".

No obstante, el ganadero también ha sido objetivo de las críticas de muchos de los aficionados taurinos, porque esta controversia "no hace más que perjudicar a un sector, el del toreo, que no necesita este tipo de escándalos que manchen su imagen", señalan a elcierredigital.com. Incluso desde sectores animalistas rechazan la polémica, "no tiene sentido la polémica levantada por el nombre de los toros, cuando la prohibición de los festejos debería responder a razones de bienestar animal, y no a este tipo de asuntos meramente accesorios". 

Por otra parte, esta no sería la primera vez que Daniel Ruiz protagoniza un escándalo. Según torosdelidia.com, el ganadero fue condenado por amenazas e improperios a una periodista taurina a la que calificó como " tonta, subnormal y gorrina" tras esta destapar un caso de brucelosis en la feria de Albacete. 

"Son este tipo de asuntos los que desvirtúan esta tradición, que debería centrarse únicamente en la integridad del espectáculo", indican a elcierredigital.com.

Anuncian medidas legales 

La Unión de Criadores de Toros de Lidia ha anunciado que tomará medidas legales si el Ayuntamiento de Gijón no rectifica su prohibición. Así lo ha adelantado Antonio Bañuelos, su presidente, en Onda Cero Albacete, que cree que es una de las polémicas taurinas más estúpidas de los últimos tiempos.

Bañuelos ha criticado el profundo desconocimiento de la alcaldesa sobre la idiosincrasia taurina, muy propia también en Asturias, y ha recordado cómo se lleva a cabo la elección de los nombres de las reses, que son heredados generación tras generación. 

El PSOE contra sus propios aficionados 

Con esta decisión, el Ayuntamiento de Gijón refuerza la tendencia socialista en los últimos años de desmarcarse de la 'fiesta nacional', incluso a pesar de que un gran sector de sus votantes apoya el toreo. En este sentido, cabe recordar, entre otros, el ejemplo de José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que calificó de “casposos” a los aficionados a la tauromaquia a pesar de pertenecer a una familia vinculada con los toros.

Ábalos en una plaza de toros.

El principal problema para este partido es que, al incorporar a su discurso ideológico la lucha contra las corridas de toros, olvidan que muchos de sus votantes son seguidores de este noble arte. Joaquín Sabina, Andrés Calamaro o Joan Manuel Serrat son algunos ejemplos de personajes públicos que se han declarado votantes de izquierdas y que también son grandes seguidores de la tauromaquia.

Pero estos no son los únicos artistas que se han visto influenciados por el toreo, ya que, pintores de distintas épocas y tendencias como Picasso, Goya, Dalí o Murillo han representado en sus obras diferentes motivos taurinos. En cuanto al mundo del cine, no son pocas las figuras internacionales que han demostrado su amor por la tauromaquia ya que, creadores como Charles Chaplin, Orson Welles, Abel Gance o Pedro Almodóvar se declararon seguidores de este tipo de eventos e, incluso, este último realizó un homenaje al mundo taurino en su película Hable con ella.

Por último, la literatura también se encuentra muy vinculada al mundo del toro pues uno de sus grandes defensores es el Premio Nobel hispano-peruano Mario Vargas Llosa. Además, grandes poetas como Federico García Lorca, símbolo de la Generación del 27 y de la represión sufrida por los artistas comprometidos con la izquierda al estallar la Guerra Civil, han logrado utilizar la tauromaquia como una gran fuente de inspiración.

Vargas llosa eufórico en una corrida de toros.

Parece que, actualmente, el Partido Socialista ha olvidado toda esta tradición y que trata de ocultar esta parte de la historia, unos actos que disgustan a algunos de sus votantes, que disfrutan de este mundo, al sentirse desplazados por las actuaciones de sus representantes.

Comunicado del Centro de Asuntos Taurinos de Madrid 

Tras la noticia de la decisión tomada por la Alcaldía de Gijón, el Centro de Auntos Taurinos de Madrid ha hecho público un comunicado mediante el que manifiestan la "preocupación de quienes defendemos la dignidad de una actividad cultural fundamental de la que depende todo un sector económico y miles de empleos".

"Se trata de una pésima decisión para la Fiesta de los Toros, sobre todo porque parte de un profundo desconocimiento respecto a la cultura de la tauromaquia y la actividad rural insertada en la llamada España Vacía a través del campo del toro bravo. La iniciativa, además, presenta todas las trazas de una medida arbitraria, tomada sin ningún fundamento administrativo, ni ninguna razón institucional, apoyada solamente en lo que parecen torpes pretextos".

De hecho, alegan, "presentar razones relacionadas con la igualdad de género es un completo error, porque en el mundo de la crianza del toro de lidia existe un sistema de denominación de las reses que no puede generar controversia alguna, como demuestran las actas de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que revelan que los nombres objeto de la falsa polémica datan de hace 38 años. Toros de nombre 'español', 'capitalista', 'obrero' y muchos otros han sido lidiados, en un sistema nominativo que es ajeno a falsos debates de género o nacionalidad"

"Desde el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid manifestamos nuestro rechazo y reiteramos nuestra preocupación por el resultado de un inexistente agravio que ha culminado en una terrible prohibición, contra un sector y una actividad cultural amparada por la ley y la Constitución de España, que contribuye a la creación de empleo y a la solución de los graves problemas de la España vaciada" finalizan.

 

COMPARTIR: