29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Te contamos las leyendas urbanas más populares para sembrar el miedo este día en España

Las historias de terror no pueden faltar en la noche de difuntos: De Verónica a 'la niña de la curva'

Con el final de las restricciones en nuestro país lo normal entre los jóvenes y las personas que les gusta disfrazarse es ir a alguna fiesta temática de Halloween. Sin embargo, para aquellos que prefieren hacer otros planes pero que les gusta todo lo relacionado con el terror y las historias para no dormir, recordamos algunas de esas leyendas de miedo situadas y contadas por toda España.

La chica de la curva es probablemente la historia de terror más popular de España. La versión más conocida cuenta que un hombre que volvía de trabajar por la carretera de las Costas del Garraf en una noche lluviosa, se encontró a una chica vestida con un camisón blanco en uno de los márgenes de la calzada. El hombre detuvo el vehículo y le dijo que subiera para que no se quedase esperando bajo la lluvia.

La chica subió al coche y se sentó en los asientos de atrás. Durante el recorrido, el conductor intentó entablar conversación sin éxito hasta que, de pronto, la joven dijo: "Cuidado con la curva. Ahí morí yo". El joven, creyendo que era una broma, se giró hacia la chica y descubrió con estupor que ya no había nadie en el asiento. Cuando giró la cabeza hacia la carretera aterrorizado, ahí estaba. La curva. Esta historia tiene varias versiones y además se ha ubicado en otras muchas carreteras de España y se cuenta en decenas de países. En Suecia se la conoce como Vita frun; en Italia, la llaman la Dama Bianca; en República Checa, la Bílá paní.

La apuesta del cementerio

En la siguiente leyenda,  la protagonista, cuyo nombre se desconoce, era una joven tímida. Por el trabajo de su padre, ella y su familia cambiaban constantemente de ciudad y de amigos.

En uno de esos traslados, un grupo de compañeros retó a la joven a una prueba de valentía: debía ir al cementerio de noche y clavar una nota en la última tumba del camposanto en la que decía "Yo estuve aquí". La chica, con ansias de ser una más y poder integrarse rápidamente en el grupo, aceptó el reto y esa misma noche se dispuso a cumplir su tenebrosa misión.

Aunque el cuerpo le pedía correr y abandonar el juego, la joven saltó la valla y caminó entre el frío mármol mientras sentía las siluetas de las cruces y las sombras de los ramos de flores posados encima de las tumbas.

Cuando por fin llegó a la última tumba, sus ojos estaban empañados de lágrimas y sus manos temblaban por el miedo contenido. Con una chincheta clavó la nota en la que demostraba su valentía y al levantarse para salir corriendo, algo tiró de su falda, atrapándola.

A la mañana siguiente, al no tener noticias de la joven, el grupo de chicos se dirigió al camposanto. Allí encontraron su cuerpo inerte, con la falda de su vestido clavada con una chincheta a la última tumba del cementerio. Había muerto de miedo.

Verónica frente al espejo

La leyenda de Verónica es una de las más conocidas entre quienes les gusta las historias de terror. De nuevo, su origen y autoría son desconocidos. La historia cuenta que una niña llamada Verónica participó en una sesión de Ouija sin tomarse en serio la invocación y fue asesinada en extrañas circunstancias delante de todos los participantes.

Según una de las versiones, ya que la historia varía según el lugar en el que se escuche, unas tijeras salieron volando por la habitación y provocaron la muerte de la joven por apuñalamiento. Según la profecía, si pronuncias el nombre de Verónica tres o nueve veces (según la versión) con un libro -que suele ser la Biblia- y unas tijeras abiertas, se aparece el fantasma de la joven detrás de tu reflejo y te mata.

Otra de las versiones más extendidas entre los amantes del más allá es que el espejo se empaña y aparece la fecha de tu muerte, que en muchas ocasiones, es ese mismo día. También, se dice que al pronunciar Verónica frente al espejo cierto número de veces, las puertas y ventanas de la habitación se cierran y la figura de una joven te acaba asesinando.

Las brujas de Zugarramurdi

En el País Vasco hay numerosas leyendas y mitos en torno a las brujas y a sus rituales y tradiciones. Las cuevas de Zugarramurdi son el escenario de muchas de estas leyendas, donde se habla de aquelarres y de actos mágicos a los que no todo el mundo podía acceder.

Cinco historias de terror para no dormir

Joven asustada sin poder dormir.

Se hace referencia a Akerbeltz, un espíritu protector de los animales que se ha representado como un macho cabrío. Muchas de sus seguidoras eran mujeres, que fueron conocidas como sorginak y a las que se les atribuyeron poderes de magia y brujería. Actualmente se pueden visitar las famosas cuevas de Zugarramurdi.

Hospital del Tórax

Actualmente el Parc Audiovisual de Cataluña, en Terrassa, es famoso por albergar eventos televisivos y realities de gran audiencia como es el caso de Operación Triunfo. Sin embargo, el lugar siempre ha sido conocido porque allí se construyó en 1952 el Hospital del Tórax; un centro destinado a tratar enfermedades respiratorias. Pese a que se escogió ese enclave para que los pacientes estuviesen rodeados de naturaleza y aire puro, su aislamiento se convirtió en un problema.

Poco a poco el hospital se fue llenando de pacientes con problemas de salud mental y con enfermos terminales que en muchos casos eran abandonados por sus propias familias. Llegó un punto en el que el Hospital del Tórax se convirtió en uno de los lugares de España con un índice más alto de suicidios.

Hay varias leyendas oscuras en torno al edificio que afirman que había una serie de actividades paranormales. Se escuchaban ruidos, movimiento de mobiliario e incluso gritos en algunas plantas y nadie se explicaba de dónde provenían. En 2004 la policía detuvo a un joven que se coló dentro del edificio y que extrajo un feto conservado en formol. De ahí la leyenda de que en la planta 5 había un extraño laboratorio en el que había restos humanos.

En los últimos años el edificio ha servido de escenario para la filmación de varias películas de terror. Una de las más famosas fue Frágiles en 2006.

El Sillón del Diablo

En el Museo Provincial de Valladolid se encuentra el Sillón del Diablo, que pese a tener una apariencia bastante normal, es el objeto de una leyenda oscura que ha quitado el sueño a más de uno. La leyenda dice que las personas que se sientan en él morirán. De ahí que en algunos momentos de su historia este sillón haya sido escondido para que nadie cometiera el error de querer descansar en él.

La leyenda viene del siglo XVI, momento en que la Inquisición detuvo al médico Andrés de Proaza por un asesinato y porque decían que había hecho un pacto con el diablo. La desaparición de un niño de nueve años cerca de su vivienda es lo que produjo su detención por parte de las autoridades. Estas encontraron al niño muerto en el sótano de la casa de Proaza. Al parecer, le había practicado la autopsia en vida.

El médico confesó que había asesinado al niño, pero dijo que no tenía ningún pacto con el diablo. Sin embargo, explicó que cuando se sentaba en el sillón para redactar la autopsia, entraba en trance y percibía fenómenos paranormales. Solo así podía adquirir el conocimiento que buscaba. Dijo que la había recibido como parte de un regalo de un nigromante en 1527.

COMPARTIR: