22 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En 1972 disertó en televisión sobre la acumulación de basuras en forma de envoltorios o bolsas de plástico advirtiendo que podía ser un problema

Félix Rodríguez de la Fuente se hace viral con un vídeo de hace casi medio siglo donde predecía nuestros problemas con la basura

Félix Rodríguez de la Fuente.
Félix Rodríguez de la Fuente.
Hace casi cuatro décadas fallecía Félix Rodríguez de la Fuente, una de las personas más carismáticas de nuestra televisión. El burgalés ha vuelto ha ser más actual que nunca ha raíz de un vídeo que se ha hecho viral. Se trata de una intervención de 1972 donde advertía sobre los peligros de acumular basuras en nuestra sociedad. Un peligro que en los 70 se intuía pero que ahora es una dramática realidad.

El pasado 14 de marzo se cumplían 39 años de la desgraciada muerte de Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los más grandes divulgadores de la televisión en España. Su forma de acercarse al mundo de la naturaleza sorprendió a todo el mundo y conquistó a una generación. Ahora, con su aniversario un vídeo suyo se ha hecho viral.

Su disertación sobre el problema de la basura en el año 1.972 se ha convertido en una triste realidad que sufre nuestro planeta de forma acuciante. Por ello a sus muchas cualidades como naturalista, educador, divulgador, científico, cetrero, director de cine, la de visionario.

Una vida dedicada a la divulgación

Félix Samuel Rodríguez de la Fuente, llego a este mundo el día 14 de marzo de 1928, originario del municipio Poza de la Sal ubicado en la provincia de Burgos. Al  marcharse de esta vida lo hizo muy lejos de casa, en Shaktoolik, Alaska el día 14 de marzo de 1980.

Rodríguez de la Fuente  destacó por ser un gran naturalista y protector del ambiente y la naturaleza a través de la realización de documentales dirigidos para radio y televisión. Entre los más importantes trabajos de este tipo se destaca la exitosa serie El hombre y la Tierra transmitida desde el año 1974 hasta 1980, siendo considerada un elemento influyente. Estaba licenciado en la carrera de medicina por la Universidad de Valladolid, pero su formación en el área de biología y ciencias naturales fue autodidacta.

Fue una pieza fundamental para lograr una verdadera concienciación sobre la ecología en España, enfrentándose en muchos casos a la ignorancia y desinterés de las personas pues comenzó su labor en un tiempo donde España aún no tenía ningún movimiento social que se dedicara a la defensa de la naturaleza.

En el año 1954 participó en la creación y fundación de la Sociedad Española de Ornitología, una ONG dedicada al est5udio y preservación del hábitat de las aves en general. En el año 1957 sale de la escuela de medicina con un título en estomatología, y por sus buenas calificaciones consigue el honor de recibir el Premio Extraordinario Landete Aragó, nombre del pionero de la estomatología en España.

Gracias a su dedicación y amor por la cetrería, además de su cada vez mayores contactos a nivel internacional con científicos de todas partes de Europa, se le permite ser orador en el Congreso Internacional para la Protección de las Aves de Presa, llevado a cabo en Caen, Francia. En este congreso explica y presenta su estudio sobre la situación del halcón peregrino en España. En este mismo año publica su primer libro titulado El arte de la cetrería. Como dato curioso, en el año 1961 Félix Rodríguez de la Fuente participa en el rodaje de la película El Cid, filmada en España como asesor de cetrería.

Para el año 1962 el Gobierno Español le encarga la tarea de apresar dos halcones peregrinos para dárselos como regalo al rey Saúd de Arabia Saudita, viajando hasta este país para entregárselos personalmente. En el año 1964 hizo historia en España, pues por primera vez se lleva a cabo las Jornadas Internacionales de Cetrería, organizadas por el mismo. Este evento se desarrolló en Loranca de Tajuña, provincia de Guadalajara. Gracias a esta competición el diario ABC, pone su foto en la portada del ejemplar del día 21 de octubre, bajo el título de “Cetrero Mayor del Reino”. En esta foto se muestra como Félix Rodríguez de la Fuente trabaja con Durandal, un halcón hembra que el mismo ha entrenado. Pocos días después es contactado por la Televisión Española, para dar una entrevista en uno de sus programas. Desde este momento comenzaría a su salto a la fama y a ser admirado por el público español.

La entrevista era de apenas 3 minutos de duración, donde Félix Rodríguez de la Fuente explicaría los rudimentos que consistía la cetrería. Sin embargo, impresiono al público al entrar al estudio con un halcón en el puño enguantado. En esta pequeña entrevista dio una demostración tan espectacular de sus conocimientos haciendo con un grado de pasión y oratoria tan impresionantes, que luego de esto el popular y querido periodista Joaquín Soler Serrano, pidió que se le diera un lugar en la Real Academia de la Lengua con el título de “el español de mejor prosodia”.

A los días de que la entrevista fue hecha, fue impresionante la respuesta del público, que envío miles de cartas donde se pedía una nueva intervención de Félix Rodríguez de la Fuente, donde explicara más ampliamente lo que sabía. Gracias a esto comenzó a participar y colaborar en el programa Fin de semana, donde tenía un espacio de cinco minutos cada dos semanas. Este espacio se dedicaba a hablar sobre temas relacionados con la caza, la pesca, el excursionismo y cualquier otro tema vinculado a los animales y naturaleza. 

La oportunidad de su vida de dar más vida a su mensaje de aproximación hacia la naturaleza, llega en el año 1968 cuando los directivos de TVE le otorgan su propio programa llamado Fauna. Su carrera daría un giro interesante, cuando este mismo año el gobierno le pide utilizar sus conocimientos para ejecutar un plan nunca antes visto en España, la de utilizar aves rapaces entrenadas en el control de las aves potencialmente peligrosas en los aeropuertos.

Una muerte que impactó

El día 4 de marzo de 1980, Félix Rodríguez de la Fuente presento ante los reyes de España un documento que llamo Estrategia mundial para la conservación de los recursos vivos y el logro de un desarrollo sostenido, esto en el Centro Cultural de la Villa de Madrid. Este documento consistía en una propuesta de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales.

A los pocos días, el 10 de marzo, junto a su equipo de filmación para su documental El hombre y la Tierra, Félix Rodríguez de la Fuente viajo a Alaska, al círculo polar ártico, para filmar la Iditarod Trail Sled Dog Race, la carrera hecha con perros que tiran trineos más importantes del mundo.

Para hacer el viaje contrataron los servicios del piloto Tony Oney y de su socio, Warren Dobson. Generalmente el equipo de producción se desplazaba usando la avioneta de Oney, una pequeña Cessna, pero en esta oportunidad la avioneta tiene una fuga de aceite y ante el temor de Félix por violar, decide cambiar de aparato.

Oney al ver el incidente aterriza y es el primero en llegar al lugar del siniestro. El lugar exacto fue Shaktoolik, población de inuitsa unos 25 km de la costa del mar de Bering, un lugar muy admirado por Félix desde que leyó Jack London. Las autoridades pertinentes se presentaron en el lugar del accidente para recoger los cadáveres y llevarlos a la morgue de Nome, donde luego serían repatriados hasta España.

Los datos que se conocen del accidente son la hora, las 12:30 del 14 de marzo de 1980, hora local de Alaska, teniendo en aquel momento una diferencia de 11 horas con respecto a la hora española. Su entierro se realizó en el humilde cementerio de la localidad que lo vio nacer en Poza de la Sal, al cual asistieron una gran cantidad de personas el día 19 de marzo.  Al año siguiente, en junio del 81, su viuda pidió la exhumación de su cuerpo para llevar sus restos al cementerio de Burgos, lugar donde se encuentra desde entonces en un panteón construido por el arquitecto Miguel Fisac, al lado de una escultura del artista Pablo Serrano.

COMPARTIR: