18 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta propuesta de la ACME pretende contribuir a la pervivencia de la artesanía y a promocionar la indumentaria regional de la capital española

Trajes de chulapas a golpe de código QR: La iniciativa para crear tu propio atuendo tradicional en San Isidro 2024

El Cierre Digital en Una pareja de chulapos bailando.
Una pareja de chulapos bailando. / Fotografía: Javier Carrascosa.
La Asociación de Creadores de Moda de España (ACME) presenta una iniciativa innovadora para las fiestas de San Isidro 2024 en Madrid. Esta propuesta permite que tanto madrileños como visitantes diseñen y confeccionen sus trajes de chulapos mediante patrones descargables a través de un código QR. Esta propuesta busca preservar la artesanía tradicional y promover los trajes regionales, fusionando tradición y modernidad.

La tecnología avanza a grandes pasos y, entre otras cosas, puede utilizarse para facilitar el acceso a la cultura. En esta ocasión, a la madrileña. La Asociación Creadores de Moda de España (ACME) ha apostado, con motivo de las fiestas de San Isidro 2024, por que tanto los madrileños como visitantes puedan diseñar y confeccionar sus propios vestidos y trajes de chulapos.

Y es que, a través de un código QR se pueden descargar los patrones, uno de chulapa y otro de chulapo. Con esta iniciativa se pretende contribuir a la pervivencia de la artesanía tradicional y a promocionar los trajes regionales de la capital española.

Imagen del acto del Ayuntamiento de Madrid. / Fotografía: Javier Carrascosa.

Esta iniciativa se presenta en el marco de las fiestas de San Isidro 2024 y pretende contribuir a la pervivencia de la artesanía tradicional y a promocionar la moda española a través de uno de los trajes de Madrid más emblemáticos, el de chulapa y chulapo, iniciativa en la que confluyen tradición y vanguardia.

A través de los patrones de esta tradicional indumentaria se invita al público a diseñar y coser su propio modelo, para así disfrutar de las fiestas de San Isidro con un vestido o traje confeccionado por sus propias manos.

La tradición de vestirse de chulapa

Los 'gentilicios' de chulapo y chulapa han quedado como nombres genéricos y representativos de la identidad de todos los madrileños, pero en los orígenes los chulapos eran los vecinos del barrio de Malasaña o de Maravillas. Surgen y cobran sentido estos términos a finales del XIX y principios del XX.

Para hacerse distinguir de otros barrios de la capital, los vecinos de estos barrios adoptaban una forma de vestir y de hablar distinta; una pose chulesca, algo estirada y que se complementaba con un vocabulario particular. Los chulapos se distinguían por la "guapeza" en su traje y un toque de grosería, y las chulapas eran las planchadoras de las cavas, fruteras, modistas y lavanderas.

Una de las chulapas en el acto del Ayuntamiento de Madrid. / Fotografía: Javier Carrascosa.

Su vestimenta era diferente a la del resto de los vecinos madrileños. Ellos vestían una gorra, un pañuelo de cuello, el chaleco, una chaqueta corta y un pantalón. En cuanto a ellas, iban con el cabello recogido en moño, pañuelo anudado al cuello, una blusa ceñida en cintura y una falda ancha hasta los pies.

En estas fiestas también existían códigos en función del color de los clásicos claveles. "El clavel blanco representa a la pureza y a la inocencia, el clavel rojo es sinónimo de amor y admiración mientras que el clavel rosa significa amor incondicional, de madres a hijos. Una chulapa con dos claveles rojos quiere decir que está casada. Sin embargo, si la vemos con dos claveles blancos está soltera", nos cuentan. "Así, un clavel rojo y otro blanco quiere decir que tiene novio y, además, está prometida. Los dos claveles rojos y uno blanco, que está viuda", concluyen.

COMPARTIR: