16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESTE RECONOCIDO EMPRESARIO FALLECIÓ EL PASADO DOMINGO A CAUSA DE UN DOBLE CÁNCER DE ESTÓMAGO Y ESÓFAGO

Muere Bernard Tapie, el hombre polifacético que consiguió ganar la Copa de Europa con el Marsella

Bernard Tapie
Bernard Tapie
La muerte de Bernard Tapie ha supuesto una conmoción para Francia. Tapie fue un hombre inquieto destacando en todas las disciplinas por las que se interesaba. Su principal radio de acción fue el empresarial. No obstante, también participó en programas de televisión, hizo carrera musical y fue piloto de coches de carreras. Sin olvidar su presidencia en el Olympique de Marsella, equipo al que convirtió en el único francés en ganar la Copa de Europa.

Bernard Tapie nació en París en 1943, aunque la ciudad que llevaba en el corazón era Marsella. Miembro de familia de origen humilde, estudió ingeniería electrónica. Desde muy joven demostró su carácter polifacético, estrenándose como cantante y piloto de automovilismo en la categoría de Fórmula 3. Tras varios fracasos, centró su interés en la carrera comercial donde comenzó como vendedor puerta a puerta de televisores.

Poco después empezaría su ascenso meteórico en el mundo de los negocios gracias a la fundación de una empresa que ofrecía socorro sanitario de urgencia aunque fue condenado por un delito de falsedades publicitarias. Los primeros millones los ganó comprando empresas en situaciones económicas insostenibles y revendiéndolas con muchos beneficios tras un saneamiento costoso en el terreno social, consiguiendo que se le apodara el “Fénix” en Francia. El canal de televisión TF1 o Adidas son dos ejemplos de ello. 

Con el dinero ganado compró varias empresas importantes y llegó a ser interlocutor privilegiado del Crédit Lyonnais. Gracias a sus éxitos, Tapie pasó a formar parte del selecto grupo de las grandes fortunas francesas, lo que le permitió dedicarse a lo que más le gustaba, diversificarse. Cultivó actividades como la animación en televisión, fue cantante, actor, escritor, patrón de su propio equipo ciclista (La Vie Claire) y sobre todo, primer accionista de un gran equipo de fútbol.

Bernard Tapie ganó la Liga de Campeones como propietario del Olympique de Marsella

El amor que sentía hacia Marsella fue lo que empujó a convertirse en 1986 en el propietario, durante casi diez años, del Olympique de Marsella. El club estaba moribundo pero él lo reanimó y le insufló el aire necesario para conseguir grandes éxitos deportivos. Entre ellos, la Liga de Campeones de la UEFA, la primera vez en toda la historia del fútbol que lo conseguía un club francés.

Bernard Tapie también dio el salto a la política. Bajo el Gobierno de Pierre Bérégovoy, fue elegido diputado en la Asamblea Nacional francesa por el departamento de Bouches-du-Rhone. En 1993 fue reelegido, pero varios escándalos judiciales en los que se vio envuelto provocaron el levantamiento de su inmunidad. No solo fue diputado de la Asamblea francesa, sino que en 1994 se presentó a las elecciones europeas y fue elegido eurodiputado, siendo cabeza de lista de la candidatura Énergie radicale, un grupo de izquierdas.

Escándalos judiciales

Los últimos años de la vida de Tapie estuvieron marcados por su implicación en varios procesos judiciales. En 1993 fue condenado por corrupción a consecuencia de varias acciones realizadas durante su mandato de presidente del Olympique de Marsella. Varios jugadores del equipo contrario habrían sido sobornados por el Marsella para dejarse ganar provocando el descenso a segunda del equipo marsellés y su descalificación de la Supercopa de Europa.

En 1996 el Tribunal Correccional de París condenó a Tapie a dieciocho meses de prisión por fraude fiscal y treinta meses por desviación fraudulenta de fondos societarios del Club Med, una sociedad de la que era mandatario, hacia el yate de lujo Phocéa. Y en 2006 un jugador del Marsella interpuso una denuncia por corrupción organizada durante su mandato. Estas acusaciones fueron desestimadas pero los procesos judiciales redujeron enormemente su fortuna. Pasó de 500 millones a 150.

Los últimos momentos de su vida estuvieron marcados por su doble cáncer de estómago y esófago detectado en 2017.

COMPARTIR: