05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El otro factor de éxito de esta cinta está en los actores, entre los que destaca Zoey Deutch que sorprende con su extraordinario trabajo

‘Zombieland: Mata y remata’, la parodia con la que los exitosos guionistas de ‘Deadpool’ vuelven a acertar

El elenco de actores es parte del éxito de 'Zombieland: Mata y remata'.
El elenco de actores es parte del éxito de 'Zombieland: Mata y remata'.
A pesar de que en su momento (2009) me gustó mucho la primera “Bienvenidos a Zombieland”, creo que mi sensación inicial ante una secuela fue: ¿para qué?. El éxito de la primera se produjo por varios elementos, el guion tenía un aspecto subversivo y de parodia muy original.

Era para las películas de zombies, lo que “Deadpool” ha sido para los superhéroes o lo que “Otra estúpida comedia americana” para las películas de instituto americano. Todo acompañado de un diseño de producción independiente que la hacía aún más auténtica.

Romper los clichés establecidos o parodiar arquetipos siempre resulta interesante, y más aún si la cinta tiene una calificación R o +18. La primera muestra del espíritu rompedor es la lista de reglas que tiene el protagonista, normas para no acabar comido por los zombies, realmente eran clichés con los que los responsables parodiaban clichés del género, algo complicado para los guionistas porque si los protagonistas seguían las normas era muy complicado que se vieran en situaciones de riesgo. Ejemplos:

Regla #8: Siempre que te metas en un coche, comprobar la parte de atrás.

Regla #3: No seas un héroe.

Otro elemento importante era el elenco, figuras principalmente del cine indie a los que les ha ido bastante bien: Emma Stone, Jesse Eisenberg, Woody Harrelson o Abigail Breslin. Especialmente Harrelson y Heisenberg encajaban perfectos.

Así llega, de parte de Sony, la secuela “Zombieland 2: Mata y remata”, y aunque cueste creerlo, es bastante divertida. El mérito principal, igual que en la anterior, se lo llevan los guionistas, han creado una secuela que sabe lo que es y no les importa mostrarlo y hacer bromas sobre ello.

No es de extrañar que se trate de los exitosos guionistas de la ya icónica "Deadpool". Precisamente, es por el éxito del superhéroe gamberro que han tardado 10 años en crear la secuela de zombies.

La película resulta más divertida de lo esperado. 

El segundo elemento más importante es, de nuevo, los actores. Especialmente con Zoey Deutch, un gran descubrimiento para la mayoría pero que lleva años realizando películas indie, metiéndose poco a poco con títulos mayores. Sin duda, lo mejor de la película con un personaje que podría ser horrible en malas manos. Sobre el papel está entre chirriante y divertidísima. Deutch ha dado en el clavo, es lo mejor de la cinta y la vamos a ver mucho más a partir de ahora porque realmente le hace sombra a Emma Stone.

Las mejores películas de Zoey que os recomiendo son "Tenía que ser él" con Bryan Cranston y James Franco, "Todos queremos algo" del director de "Boyhood", "The disaster artist" y más recientemente en la serie de Netflix "The Politician".

La estructura, por lo general funciona, no es muy imaginativa pero lo suficiente para crear nuevas dinámicas entre Emma Stone y Eisenberg.

Entre Harrelson como Tallahassee y la comentada Deutch hubo varios momentos en los que sala se partía de risa que era más de lo que esperaba. En especial, una escena que incluía comentarios sobre el transporte urbano, casi salvan el hecho de que los responsables no se hayan arriesgado en un momento concreto del final. Ofrecen una secuela que no desmerece. Y atención a la  escena post-créditos, es brutal.

COMPARTIR: