Uno de los habituales “Coloquios del Wellington”, concretamente el jueves 27, se celebró con la presencia de ...">Uno de los habituales “Coloquios del Wellington”, concretamente el jueves 27, se celebró con la presencia de ...">Uno de los habituales “Coloquios del Wellington”, concretamente el jueves 27, se celebró con la presencia de ...">Uno de los habituales “Coloquios del Wellington”, concretamente el jueves 27, se celebró con la presencia de ...">
Logo El Cierre Digital
Sala de conferencias elegante con sillas alineadas y una gran lámpara de araña en el techo.
COLUMNAS

El papel de Europa en la defensa del mundo

'Coloquio Fundación Wellington' sobre el papel de la Unión Europea en la defensa del mundo, columna por Alfonso Abril

Uno de los habituales “Coloquios del Wellington”, concretamente el jueves 27, se celebró con la presencia de Ana Palacio, exministra de Asuntos Exteriores; Inocencio Arias, Embajador de España; y Julián García Vargas, exministro de Defensa, se debatió sobre el papel de la Unión Europea en la defensa del mundo, dando, al final del mismo, lo que sería un desagradable desenlace.

Puedo decir que si resumo el coloquio lo dejo en lo dicho en un momento determinado  por Inocencio Arias, Embajador de España:

“Vamos a ver quién tiene “pantalones” para que en la Comunidad Europea a sus votantes, les diga: Necesito un amplio presupuesto para la compra de armamento militar para la defensa de la Comunidad Europea”.

Las crisis bélicas, en Ucrania y en Oriente Próximo, han alterado la estabilidad europea y la geopolítica del mundo. El equilibrio de poder en Europa tras las elecciones se ha movido hacia la derecha, como demostró el triunfo en los comicios del Partido Popular Europeo (PPE). El giro ideológico quedó claro con los resultados que obtuvo la extrema derecha tanto en Francia, como en Alemania.

En este contexto histórico, a la espera de las elecciones en Estados Unidos, se plantean los retos urgentes a los que se enfrenta Europa, para favorecer un nuevo equilibrio geoestratégico y, sobre todo, hace necesario y urgente el aumento de los presupuestos militares. Los ponentes analizaron esta realidad coordinados por la periodista Ana Samboal, que actuó como moderadora del debate.

Inauguró el acto la presidente de la Fundación Wellington, Cristina Moratiel, que en su intervención destacó que el mundo “está viviendo la mayor tensión desde la finalización de la segunda guerra mundial o, cuando menos desde la guerra fría de los años 60”.

Matizando que, “la invasión de Rusia a Ucrania ha provocado una gran alarma, sobre todo, en algunos países europeos que tienen frontera con el invasor”; además señaló que el pasado mes de octubre comenzó la guerra de Gaza que “está fragmentando a la opinión pública mundial, empezando por la norteamericana, y provocando un peligroso posicionamiento por parte de Irán”. De igual forma, se ha producido un acercamiento preocupante entre Rusia, China y Corea del Norte, países que han incrementado su presupuesto militar.

También, ha asegurado que según las últimas noticias podría producirse una guerra entre Israel y el Líbano. Afirmó que cada vez es más necesario “prepararse para la guerra si se quiere garantizar la paz”. Por este motivo, la Unión Europea ha decido dedicar el 2% del PIB al gasto en defensa.

Durante su intervención, Inocencio Arias afirmó que tras las elecciones europeas “ha habido una inclinación del voto a la derecha, pero las fuerzas del centro siguen siendo mayoría”, por lo que el PPE se mantendrá fiel a sus aliados tradicionales en el centro derecha. Añadió que Francia y Alemania están en caída libre y que el presidente francés Emmanuel Macron no está en su mejor momento, después de que la extrema derecha derrotara a su partido en las elecciones al Parlamento Europeo.

Por su parte, Julián García Vargas matizó que hay razones que explican el fenómeno: “Muchos votantes están bastante desilusionados por cómo los partidos políticos convencionales trataron la pandemia”, han llegado a la conclusión de que la extrema derecha ha sido más habilidosa con las medidas para revertir las dificultades. Mientras que Ana Palacio subrayó que el mundo ya no es lo que era después de la pandemia y la guerra de Ucrania.

El populismo no es exclusivo de la derecha, es también de la izquierda. No obstante, quiso dejar patente que los extremos de la izquierda y la derecha han ganado apoyo y que “nunca hemos tenido un eje franco alemán tan debilitado en la UE por la guerra y las crisis”.  

Inocencio Arias estableció que los principales problemas de la UE son: la baja productividad, el envejecimiento de la población, la inmigración y el de la seguridad; en lo que respecta al último factor, los 75 años de la OTAN están marcados por la tensión con Rusia. Afirmó también que “la sociedad europea se ha acostumbrado al Estado del Bienestar, pero ha descuidado la Defensa”.

La reticencia a aumentar el gasto en defensa ha quedado en evidencia tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Donald Trump ha dicho que con los “gorrones” no puede, por lo que, si un país de la OTAN no paga, alentaría a Putin a hacer lo que quiera con ellos. Tampoco cree que el 2% del PIB en Defensa sea suficiente, y además es una promesa difícil de cumplir para España.

Por otro lado, ante la cuestión de ¿quién sustituiría a los 100.000 soldados de Estados Unidos en Europa, en el supuesto que Trump los retire? El exministro de defensa respondió que no tenemos capacidad para remplazarlos y que “Europa depende demasiado de EE.UU. para su protección”, lógicamente, no va  depender de Rusia, China, o  Corea del Norte, países con óptimos armamentos nucleares de orden superior.

Para la exministra de exteriores, Ana Palacio, es muy preocupante que la extrema derecha europea coquetea con Rusia por lo que planteó el siguiente dilema “¿queremos seguir siendo una Europa democrática o un protectorado de Rusia con Putin en el papel del zar Alejandro I?”.

Añadió, que Felipe VI lo ha entendido perfectamente y ha ido a visitar a las tropas de los países bálticos. Abandonado por el gobierno como es su obligación, que un ministro acompañe al Rey en sus salidas al extranjero, no es casualidad es la tercera vez que Felipe VI va solo a un acto, que según la constitución, el gobierno está obligado.

En el hipotético caso de que Rusia ganara la guerra con Ucrania y se quedase con el terreno ocupado, el próximo objetivo sería debilitarlos.

La guerra de Ucrania ha provocado en la UE una crisis energética sin precedentes, al ser Rusia el principal suministrador de gas, petróleo y carbón. ¿Cuál es la respuesta de la UE a la crisis energética?

Julián García Vargas puso el ejemplo de los alemanes, “han cedido su soberanía militar a Estados Unidos, la soberanía energética a Rusia y la industrial a China”. En el resto de los países de la UE encontramos dinámicas similares, aunque “en estos momentos estamos importando gas licuado sobre todo de Estados Unidos y seguimos importando gas de Rusia”.

Ana Palacio afirmó que entre las medidas para hacer frente a la crisis energética hay que impulsar el Pacto Verde Europeo, algo complicado al ser tantos los países en ponerse de acuerdo según sus necesidades.  

Todos los ponentes coincidieron en que la Unión Europea carece de un sector industrial potente, lo que nos han hecho muy dependientes de China; y que la energía es una inversión estratégica. Asimismo, Inocencio Arias habló del necesario triángulo estratégico entre China, EE.UU. y UE. También afirmó, que hay países que no han condenado la guerra y por el contrario, se han aprovechado de las restricciones a Rusia comprando gas más barato; y que occidente ha perdido la batalla del tercer mundo.

➡️ Internacional ➡️ Columnas

Más noticias: