03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Él es hijo del Marqués de Cubas y de Marta Chávarri y ella de Philipe Junot, primer marido de la Princesa Carolina de Mónaco

Isabelle Junot y Álvaro Falcó, una de las bodas del año: Así son los 'cachorros' de la Jet Set

Isabell Junto y Álvaro Falcó.
Isabell Junto y Álvaro Falcó. / Su boda este 2 de abril es uno de los enlaces más esperados de la Jet Set.
Este sábado 2 de abril Isabelle Junot y Álvaro Falcó se dan el sí quiero en el Palacio de Mirabel en Plasencia (Cáceres). Se trata de una de las bodas más esperadas de la Jet Set española. Él es hijo del recientemente fallecido Fernando Falcó Marqués de Cubas, título que hoy ostenta él, y de la socialité Marta Chávarri. Ella es hija de Philipe Junot, conocido a nivel internacional por su matrimonio con la Princesa Carolina de Mónaco. Marta y Philipe, hoy consuegros, fueron pareja en los años 90.

Este 2 de abril se celebra en el Palacio de Maribel en Plasencia (Cáceres) una de los enlaces más esperados de la Jet Set. Se casan Álvaro Falcó, actual Marqués de Cubas, con Isabell Junot, hija de Phlipe Junot y que fuera primer marido de la Princesa Carolina de Mónaco, entre 1977 y 1980.

Álvaro es hijo del fallecido Fernando Falcó y de la socialité Marta Chávarri. Precisamente, Marta y su futuro consuegro vivieron una historia de amor a finales de los años 90. 

A la boda acudirán algunos de los nombres más señeros de la aristocracia y la alta sociedad española. El lugar que acogerá a la ceremonia es una de las joyas de los Falcó y allí se casó su prima Xandra Falcó. 

Al enlace está previsto que asistan más de 250 invitados entre los que nos encontramos nombres como su prima Tamara Falcó, los hermano Felipe y Carlos Cortina, Alonso Aznar o Marta Ortega y Carlos Torretta. Además, de Natalia Figueroa, tía de su madre Marta Chávarri. Hay dudas sobre si lo hará su marido, el cantante Raphael. 

Álvaro el más discreto de los 'cachorros' de la Jet Set

La tormenta informativa que se desató tras la separación de sus padres y que convirtió a Marta Chávarri en una de las reinas de la prensa rosa de los 90, dejó una huella profunda en el futuro Marqués de Cubas que intenta pasar desapercibido en cualquier acto social que se precie.

Tamara y Álvaro Falcó. 

Cuando Marta inició el romance con Alberto Cortina en 1989, estando él también casado, en su caso con Alicia Koplowitz, el escándalo se mezcló con intereses económicos y político y se sobredimensionó cuando Interviú publicó las fotos de ella sin ropa interior. En mitad de todo esto, Fernando Falcó llegó a un divorcio sin problemas con Marta y se quedó la custodia de Álvaro que pudo así evitar gran parte del acoso de los fotógrafos.

Mientras los avatares de los clanes Falcó, Koplowiz y Chávarri llenaban revistas y horas de televisión, Álvaro creció con la firme intención de no ser famoso. Tanto ha perfeccionado la técnica de no ser visto que incluso consigue que nadie repare en él incluso cuando acompaña a algunos de sus amigos con apellidos de solera como Benjumea o Hermosilla. Entre sus íntimos se encuentran Alonso AznarAlberto Comenge (hijo de Mari Luz Barreiros y exnovio de la prima de Álvaro, Tamara Falcó) y Roberto Torreta, hoy casado con Marta Ortega, la heredera del imperio Inditex.

Álvaro, nacido en 1983, estudió Administración y Dirección de empresas en la Universidad Francisco de Vitoria y cursó un master en el IE en Comunicación Corporativa. Ha trabajado como creativo en la agencia MacGuffin y en la actualidad lo hace en una empresa de marketing. Su gran afición es la música e incluso ejerce como Dj en ocasiones.

Desde 2019 tiene una relación con Isabelle Junot hija de Philippe Junot, exmarido de Carolina de Mónaco, y Nina Wendelboe-Larsen. La joven de 29 años quiere ser actriz y ejerce como coach de nutrición.

Sus empresas

Álvaro Falcó Chávarri figura con cinco cargos en cuatro empresas. Es administrador único de Rockthetraveller S.L., dedicada a “prestar servicios relacionados con las tecnologías de la información y la informática”. Esta empresa tenía, en 2018, un balance de ventas de 61.232 euros, aunque presentaba un balance negativo de -1.910 euros y un activo total de 71.679 euros. La empresa está situada en el número 8 de la calle Barquillo de Madrid.

La situación financiera de la compañía es normal y su evolución de las ventas y resultados ha sido negativa. La empresa tiene fondos propios negativos. La capacidad para convertir en recursos líquidos las ventas generadas por el ejercicio de su actividad, se sitúa por debajo de las empresas de su sector y tamaño. La capacidad de generar recursos líquidos a partir de la utilización de sus activos, se sitúa por debajo de las empresas de similar tamaño en su sector.

La sociedad no posee deudas exigibles a largo plazo. La capacidad de la empresa para generar efectivo a partir de sus actividades ordinarias y hacer frente a sus deudas a corto plazo es nula. En función de su volumen de ventas, esta empresa puede ser catalogada como pequeña. El sector de actividad al que pertenece la sociedad tiene un riesgo de fallido más bajo que otros sectores.

Álvaro acudiendo al funeral de su padre.

La cifra de ventas de la empresa decreció un 27,25 por ciento entre 2017 y 2018. El resultado de estas variaciones es una reducción de la Rentabilidad de Explotación de la empresa del 166,03 por ciento en el periodo analizado, siendo dicha rentabilidad del -5,19 por ciento en el año 2018. El resultado neto de la empresa decreció un 162,92 por ciento entre 2017 y 2018. La aportación de las actividades de explotación a la evolución de la Rentabilidad Financiera ha sido mayor que la de las actividades financieras.

En cuanto a Zala Capital S.L., situada en la Calle Ayala, nº 3 de Madrid, también Álvaro es el administrador único y en 2019 tuvo un balance de venta de 532.340 euros, un balance de 84.079 y un activo total de 339.853 euros.

El activo total de la empresa creció en un 76,00 por ciento entre 2018 y 2019. Este crecimiento es consecuencia del aumento del activo no corriente, que se incrementó un 205,99 por ciento. Este crecimiento se ha financiado en mayor medida con un aumento del Patrimonio Neto del 239,30 por ciento y, en menor proporción, con un aumento del endeudamiento del 39,67 por ciento.

 

La cifra de ventas de la empresa creció un 150,51 por ciento entre 2018 y 2019. El resultado de estas variaciones es un aumento de la Rentabilidad de Explotación de la empresa del 62,42 por ciento en el periodo analizado, siendo igual al 37,26 por ciento en el año 2019. El Resultado Neto de la empresa creció un 152,14 por ciento entre 2018 y 2019. La aportación de las actividades de explotación a la evolución de la Rentabilidad Financiera ha sido mayor que la de las actividades financieras.

Álvaro Falcó es también el administrador de Valero Asesoria Extremeña S.L. que creó junto a su padre en 2009, inactiva desde 2014. En 2019 esta empresa presentaba un balance negativo de -14.096 euros y un activo total de 23.615 euros.

Por último, en Libeen Smart Hosins S. L. Álvaro aparece como consejero desde el cinco de octubre de 2020. Su presidente es José Manuel Cartes González y su secretario David Ricardo Pérez Bustamante Yabar y como empresa matriz Doca Real Estate S.L. Esta empresa se dedica a la gestión y administración de propiedades inmobiliarias. Situada en el número 23 de la Calle Piamonte de Madrid, presentó en 2019 un resultados negativos de -12.383 euros y un capital social de 6.960 euros.

COMPARTIR: