09 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se cree que la hermana del Rey visitará a su marido en al cárcel de Brieva (Ávila) para celebrar su cumpleaños con su marido

La Infanta Cristina cumple 54 años a la espera de que llegue el primer permiso penitenciario de su marido, Iñaki Urdangarin

La Infanta Cristina.
La Infanta Cristina.
La Infanta Cristina cumple 54 años mientras espera que, finalmente, su marido Iñaki Urdangarin pueda disfrutar de su primer permiso penitenciario a finales de año. La Infanta mientras tanto vive entre Barcelona y Suiza y forma una piña con sus hijos lejos de la corte de su hermano Felipe VI. Los que la conocen bien aseguran que no se arrepiente de nada y que cree que la jubilación forzosa de su padre es un error cometido por el actual monarca.

La Infanta Cristina cumplió el 13 de junio 54 años. La hija mediana de don Juan Carlos no celebró de manera especial su efeméride, algo a lo que ya acostumbra desde hace años. La vida de la Infanta sigue sin sobresaltos y pendiente de su marido, Iñaki Urdanganrín.

Según fuentes consultadas por elcierredigital.com la vida del ex jugador de balonmano en la prisión de mujeres de Brieva (Ávila) sigue el curso habitual. La lectura y el deporte son las mejores herramientas que tiene el que fuera Duque de Palma para mantener el ánimo ya que la soledad del módulo en el que habita le está resultando un problema casi insalvable. De un tiempo e esta parte también se dedica a cuidar cinco macetas con tomates.

Se cree que Infanta acudirá a visar a su marido para celebrar con él su reciente cumpleaños. Muchos medios apuntan que el domingo no será el día elegido, ya que al estar demasiado cerca de la fecha a celebrar y tratarse del día habitual de visitas a los presos es previsible que varios medios estén apostados a la puerta de la prisión abulense para captar lo que hasta ahora no ha conseguido nadie. Ver cómo la Infanta entra en prisión para visitar a su esposo.

Iñaki Urdangarin. 

Aunque en los últimos tiempos ha habido un acercamiento con los actuales Reyes de España, la decisión de Felipe VI de ‘jubilar’ a su padre no ha gustado a doña Cristina que ha visto en este gesto una forma de alejar de la actual Casa Real todo lo que tiene que ver con el reinado anterior.

Por su parte, los que la conocen bien dicen que Cristina no siente remordimientos por lo ocurrido y que se siente una víctima colateral de todo lo sucedido. Alberga tanto rencor como su esposo. Algo que algún día puede ser, dicen, un peligro para la Corona.

Cristina sigue manteniendo sus mismas responsabilidades como directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. Reside en Ginebra y viaja con frecuencia a Barcelona para reunirse con sus colaboradores y asistir a las reuniones necesarias para el seguimiento de los mismos. Por lo general, se desplaza a Barcelona una o dos veces al mes.

Podría pasar las Navidades junto a su marido

El matrimonio parece cada vez más esperanzado porque, tal y como adelantó elcierredigital.com, podría disfrutar de su primer permiso a finales de años en base al artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario.

El proceso para solicitar este cumplimiento específico es el siguiente: primero el recluso lo ha de solicitar a la propia prisión, en este caso de Brieva, que lo pondrá en manos de Instituciones Penitenciarias a través de una Junta de Tratamiento, y si se deniega antes de informar al preso se pone en conocimiento del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria que ha de pronunciarse. Por último, si la petición es denegada, el preso o su defensa pueden apelar al Tribunal Sancionador por el cual el preso estaría en la cárcel, en el caso del cuñado del Rey Felipe VI, la Audiencia Provincial de Palma.

Cárcel de Brieva (Ávila). 

Esta es la fórmula legal que la defensa de Urdangarín planea, después de que el Tribunal Constitucional rechazó todas sus peticiones. El 100.2 es mucho más fácil ya que no es necesario para solicitarlo haber disfrutado de algún permiso previo a los que solo se acceden tras cumplir un cuarto de la condena y siempre que el comportamiento del preso sea ejemplar.

Para solicitar el 100.2 es necesario alegar unas circunstancias personales particulares. Una de ellas es tener trabajo. Así, rara vez en delitos de sangre, el tener un contrato laboral permite acceder a este cumplimiento específico. Mario Pascual Vives ha desmentido los rumores de que Urdangarín esté buscando trabajo, pero fuentes del entorno del exjugador de balonmano aseguran que si está contemplando está posibilidad y sí ha solicitado a amigos íntimos que le busquen un empleo.

También las circunstancias familiares pueden alegarse para solicitar el 100.2. En el caso de Urdangarín, su mujer la Infanta Cristina y sus cuatro hijos siguen fuera de España, aunque el rumor desde hace meses es que la hermana de Felipe VI estaría preparando su desembarco en el país de nuevo. Más allá de su esposa e hijos, Iñaki tiene a sus padres y hermanos viviendo en Vitoria y podría solicitar el 100.2 para cumplirlo en el Instituto Foral de Bienestar Social y Asociación Ayuda al Preso de Vitoria.

Este sería un buen regalo de cumpleaños para la Infanta, aunque llegue con seis meses de retraso. Poder estar con su marido, por el cual se ha alejado de la Corte de su hermano Felipe VI.

COMPARTIR: