24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

"He colaborado con la Justicia", dijo el ex secretario general del Partido Popular valenciano tras prestar declaración

Ricardo Costa ratifica ante la Audiencia que fue Camps quien ordenó hacer contratos con empresas de Gürtel

Ricardo Costa y Francisco Camps.
Ricardo Costa y Francisco Camps.
Ha insistido en que "las decisiones más importantes" sobre las campañas las tomaba el expresidente Camps en su condición de líder del partido y candidato a la reelección. Según Costa, fue Camps y el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino los que ordenaron que el PPCV se financiase "con dinero negro" para poder sufragar los actos.

El ex secretario general del Partido Popular valenciano Ricardo Costa volvió a señalar este lunes ante el juez al expresidente valenciano Francisco Camps, del que dijo que fue quien ordenó emitir facturas falsas para contratar con Orange Market, empresa de la trama Gürtel por cuyos contratos con la Generalitat está siendo investigado en la Audiencia Nacional.

Según fuentes jurídicas, Costa ratificó todo lo que ya afirmó en el juicio por la financiación ilegal del PP valenciano, hace ahora un año. En dicho procedimiento, reveló por sorpresa que fue el expresidente quien ordenó contratar con la trama que dirigía Francisco Correa para organizar actos de su partido y que éstos se financiaron en parte con dinero negro.

Así lo confirmó el exdirigente popular en su declaración en calidad de testigo ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, quien investiga a Francisco Camps por el contrato adjudicado a Orange Market para la instalación del stand de la Comunitat en la edición de Fitur de 2009. Le imputa delitos de prevaricación administrativa y fraude a la administración.

Concretamente, Costa dijo que no sabía si la Generalitat también contrataba con la trama Gürtel, ya que él era dirigente del partido y no de la Administración pública, si bien fuentes jurídicas han confirmado que la comunidad autónoma que entonces dirigía Camps sí adjudicó a Orange Market.

También apunta a Víctor Campos

Además de Camps, del que señaló que habló de financiar los actos de partido a través de facturas falsas, el ex secretario general señaló al exvicepresidente valenciano Víctor Campos, con quien dice que también habló de contratar con las empresas del Grupo Correa, según las fuentes consultadas.

A su salida de la Audiencia Nacional tras más de dos horas declarando, Costa se limitó a declarar a los medios de comunicación que ha "colaborado con la Justicia" y que afirmó "todo" lo que ya señaló en el juicio del año pasado.

Ricardo Costa y Francisco Camps.

En el juicio por la financiación irregular del PP valenciano, por el que Costa fue condenado a cuatro años de prisión, el ex secretario general confesó que Orange Market fue contratada para los actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008 y que éstos se financiaron en parte con "dinero negro".

En concreto, explicó que dichas campañas se financiaron a través de dos vías: la primera, con las subvenciones públicas que tienen asignadas todos los partidos con representación parlamentaria; la segunda, "con aportaciones en efectivo de empresarios que tenían adjudicaciones con el Gobierno valenciano", de modo que "es cierto que el PP valenciano se financiaba con dinero negro".

También insistió en que "las decisiones más importantes" sobre las campañas las tomaba el expresidente Camps en su condición de líder del partido y candidato a la reelección. Según Costa, fue Camps, junto con el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino, los que ordenaron que el PPCV se financiase "con dinero negro" para poder sufragar los actos.

La exportavoz exime a Camps

Después de Ricardo Costa, este lunes compareció ante el juez De la Mata la exportavoz de la Generalitat y exconsejera Paula Sánchez de León también como testigo, pero su declaración fue en una línea completamente opuesta, según fuentes jurídicas consultadas.

De hecho, Sánchez de León se ratificó también en lo que ya declaró en el mismo juicio, en el que afirmó que en 2007 y 2008 que "todo pasaba por Ricardo Costa" en el Partido Popular valenciano, eximiendo una vez más a Camps de toda responsabilidad.

Tras la exportavoz le llegó el turno al número dos de la Gürtel, Pablo Crespo, a quien adelantaron la declaración, que inicialmente estaba prevista para el próximo miércoles. Crespo sí está investigado en esta causa y fue trasladado a la Audiencia Nacional en un furgón procedente de la cárcel donde cumple condena de 37 años y medio por la primera época de actividades de la trama.

COMPARTIR: