19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"No sé cómo podrían esperar que después de todo este tiempo todavía nos íbamos a quedar en silencio", asegura la Duquesa de Sussex

Cisma en Buckingham: Harry y Meghan se comparan con Lady Di en la entrevista de Oprah Winfrey

Harry y Meghan con Oprah.
Harry y Meghan con Oprah.
Harry y Meghan Markle, los Duques de Sussex, siguen con su carrera mediática tras instalarse en Estados Unidos al decidir dejar de ser miembros de la Casa Real británica. En esta ocasión se han sentado frente a la periodista más popular de la televisión americana, Oprah Winfrey, para declarar lo libres que se sienten tras dejar la Corona y asegurar que comprenden lo duro que tuvo que ser para la madre de Harry, la fallecida Princesa Diana, su enfrentamiento con la monarquía.

Las entrevistas de miembros de la Casa Real inglesa suelen tener efectos escandalosos y provocar quebraderos de cabeza a la Reina Isabel II. La de Lady Di hablando de sus problemas matrimoniales en 1992 o la del Príncipe Andrés en 2019 para defenderse de sus vínculos con el delincuente sexual Jeffrey Epstein son ejemplos de ello. 

Ahora le toca el turno a los Duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, que se sentaron ante Oprah Winfrey en la cadena estadounidense CBS. Sucede justo un año después de que se anunciara la salida de Harry y Meghan de los deberes reales en marzo de 2020 tras una reunión con la Reina Isabel II. Un proceso conocido en Reino Unido como Megxit, contracción de las palabras Meghan y Brexit.

Meghan describe ante Oprah a la familia real como "la empresa", un apodo que a veces se usa con cariño y otras de manera crítica. En un momento, Winfrey le pregunta a Meghan cómo era su relación actual con la corona inglesa.  "No sé cómo podrían esperar que después de todo este tiempo todavía nos íbamos a quedar en silencio"", dijo. "No he perdido nada. Lo importante lo había perdido ya en Buckhimham", aseguró.

Harry y Meghan el día de su boda en mayo de 2018.

Por su parte, Harry invocó el recuerdo de su difunta madre, la princesa Diana, que tuvo que encontrar su camino sola después de su divorcio del Príncipe Carlos y consiguió que la imagen de la Reina Isabel II cambiase para gran parte de los británicos. 

“Estoy realmente aliviado y feliz de estar sentado aquí hablando contigo, con mi esposa a mi lado, porque no puedo ni empezar a imaginar cómo debió haber sido para ella [su madre Lady Di], pasar por este proceso sola hace tantos años", aseguró el Duque y agregó, "porque ha sido increíblemente difícil para nosotros dos y eso que nos teníamos".

En Gran Bretaña, la entrevista se considera inoportuna ya que su emisión se producirá el lunes por la noche mientras el abuelo de Harry, Felipe de Edimburgo continúa ingresado después de dos semanas hospitalizado y haberse sometido a un intervención cardíaca.

Meghan ya visitó a Winfrey en 2018, antes de casarse, y ahora ha confesado a la periodista que en ese momento no pudo expresarse con libertad ya que empezaba a estar tutelada por los trabajadores de la Casa Real. 

Oprah Winfrey acudió a la boda de los Sussex.

"Es duro ser un adulto que vivió una vida realmente independiente para luego entrar en esta institución que es diferente de lo que creo que la gente imagina. Es realmente liberador poder tener el derecho y el privilegio de ser capaz de decir que sí”, le dijo Meghan a Oprah.

La reacción de la corona

El pasado miércoles, el Palacio Real emitió un comunicado en el que dijo que estaba iniciando una investigación de recursos humanos después de que un periódico inglés informara de que un exasesor había acusado a Meghan de intimidar al personal en 2018.

Fuentes del entorno de la Duquesa de Sussex aseguraron que ella se mostró "entristecida por el último ataque a su personaje, particularmente como alguien que ha sido blanco de acoso a sí misma".

No es la primera vez que declaraciones de los Sussex molestan a la Casa Real inglesa y a la prensa del país. El pasado verano la publicación de un libro que contaba la experiencia del matrimonio principesco no gustó nada. 

En Encontrando la libertad: Harry y Meghan y la formación de una familia real moderna los periodistas Omid Scobie y Carolynd Durand dan la versión de los Sussex sobre su abrupta salida de la Casa Real  y su vida dentro de la institución.

Meghan con Isabel II.

En el libro se relata cómo empezó la relación entre Harry y Meghan. Según ellos, sus primeras citas tuvieron lugar en el Soho londinense. Según los amigos más cercanos, ambos quedaron deslumbrados.

Entre las curiosidades que se hicieron públicas en el libro, destaca el mote que el suegro de Meghan, el Príncipe Carlos de Inglaterra, le endosó. Se trata de Tungsteno, el nombre en inglés del wolframio, un metal muy escaso y resistente. Y así la define el hijo de la reina Isabel, como una mujer fuerte como el metal. 

COMPARTIR: